Tecnología | Noticias | 16 ENE 1998

Intel potenciará su presencia en España

Antonio Caloto, nuevo Director General de la filial española de Intel, asegura en una entrevista con Computerworld que la empresa pretende potenciar su presencia en nuestro país y mantener e incrementar el ritmo de crecimiento de los próximos años.
Beatriz Sánchez

La filial española de Intel ha estado durante los últimos meses carente de una cabeza visible. Desde la marcha de Christian Morales y hasta el reciente nombramiento de Antonio Caloto ha transcurrido un período de tiempo en el que sin embargo, la compañía ha seguido manteniendo su nivel de ingresos y ha cubierto las expectativas de crecimiento previstas a principios del pasado 1997.

Tras su nombramiento como nuevo Director General, ¿cuál es la situación real de Intel Iberia?. ¿La falta de una cabeza visible ha producido algún tipo de inquietud entre los usuarios? ¿Cuál es el objetivo que se ha marcado en su nuevo puesto?.

Tras la marcha de Juan Larragueta, asumió la dirección Christian Morales que llevó a cabo una doble tarea, por un lado, la dirección de Intel Iberia y por otro, era el responsable de ventas directas a clientes en el sur de Europa. La ausencia de un máximo responsable en los últimos meses se ha debido simplemente a que durante este período los responsables de la compañía han estado buscando a la persona que mejor respondiera a sus necesidades. Han estado inmersos en un proceso de selección. Con mi nombramiento como Director General, Intel quiere potenciar su actividad en nuestro país, y ello pasa por una ampliación de la plantilla con la que contamos en estos momentos, y que va a suponer el reforzamiento de áreas como la de soporte técnico, comercial o asistencia, todo ello para lograr una atención mejor y más cercana a nuestros clientes.

¿Cómo ha evolucionado la compañía, en el ámbito económico, durante estos últimos meses?

La situación que a nivel organizativo ha vivido Intel en España en los últimos meses, no ha influido de forma negativa en su situación económica. Somos una compañía claramente establecida, tanto en Europa como en España, y la falta de un Director General no ha significado una reducción en el volumen de negocio, sino al contrario. Las ventas del año 1997 han superado a las de 1996. Para 1998, esperamos que la facturación sea superior a la prevista por la propia Corporación.

Hace unos meses Andrew Grove aseguró que Europa vivía un cierto retraso tecnológico con respecto a Estados Unidos, sobre todo por la reducción de compras que han llevado a cabo las Administraciones Públicas de los diferentes países. ¿Se mantiene en España esta situación? ¿Tenemos realmente un retraso tecnológico, no ya con respecto a Estados Unidos, sino a otros países del entorno europeo?

Por los datos que tenemos, se puede afirmar que todavía Europa sufre un o retraso tecnológico con respecto a Estados Unidos, y esto es un aspecto negativo, pero también hay una parte positiva y es que Europa está teniendo una evolución, un crecimiento, en la instalación de PCs, mayor del que se está produciendo en Estados Unidos. El objetivo es coger ese tren, que la diferencia que hay entre Europa y EE.UU cada vez sea menor. En el caso de España ocurre lo mismo, existe un desfase con respecto al resto de los países europeos. Determinados datos, como por ejemplo el número de unidades vendidas, o la utilización de tecnologías como Internet o intranets, reflejan un nivel mucho más bajo. Pero también, como consecuencia de este retraso, esperamos conseguir, durante 1998, un mayor crecimiento que en Europa y que puede rondar el 15% en número de unidades vendidas. En cuanto a las razones para esta situación, la primera puede ser, la reducción de las compras de la Administración, pero también, que en nuestro país, el número de PYMES es muy grande, y éstas todavía no tiene un alto nivel informático. El crecimiento que esperamos en España pasa necesariamente por la implantación de equipos en estas empresas.

En cuanto a los procesadores. Intel está tendiendo a una estrategia de unificación entre el usuario profesional y el mercado de consumo. ¿Cómo va a conseguir que el mismo procesador cubra las necesidades de los dos mercados, que en apariencia tienen requerimientos diferentes?

El procesador que estamos ofreciendo en este momento para el año 1998 es el Pentium II, sin embargo, seguiremos entregando, durante la primera parte del año, procesadores Pentium con tecnología MMX, pero hay una tendencia clara a rTema



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios