Tecnología | Noticias | 29 MAY 2006

La gestión documental y workflow asume su destacado protagonismo en IECISA

Más de 300 millones de documentos gestionados al año y 3.000 usuarios son algunas cifras del volumen que Informática El Corte Inglés tiene en el mercado de worflow. Un negocio que Emilio Gil, director de Consultoría y Servicios de Informática El Corte Inglés, calificó de estrella dentro de la compañía, durante su intervención en la apertura de la tercera edición del Foro de Tecnología Documental y Workflow organizado por la consultora en Madrid.
Fernando Muñoz
Más de 250 asistentes se dieron cita en la tercera edición del Foro de Tecnología Documental y Workflow y que en este año tuvo como principal objetivo intercambiar ideas sobre cómo mejorar los procesos de negocio mediante la aplicación de las tecnologías documentales y de workflow. De hecho, en el encuentro participaron clientes de Informática El Corte Inglés como Caja Navarra, Principado de Asturias, Grupo DAMM que han expuesto sus experiencias en cuanto a la implantación de las soluciones de Informática El Corte Inglés en sus organizaciones.

Un largo compromiso
La presencia de Informática El Corte Inglés en el mercado de la tecnología documental y workflow se remonta a 1990 cuando obtuvo el encargo de informatizar el Archivo de Indias. Hoy, la consultora cuenta con un equipos de 150 profesionales y una estrategia apoyada en dos pilares: la construcción de soluciones propias y por otra parte, la integración de soluciones de terceros como EMC, Sun, Tibco o Vigente, entre otros. “Nuestra oferta de servicios nos permite cubrir el ciclo completo de la gestión documental y workflow”, apunta Emilio Gil, director de Consultoría y Servicios de Informática El Corte Inglés.
Según el directivo, el mercado de la tecnología documental y workflow ha presentado en los últimos años “una línea de crecimiento exponencial, ya que son numerosos los proyectos que se han desarrollado para mejorar los procesos administrativos que pretenden reducir la documentación utilizada”.
Otra de las ideas claves derivadas de este encuentro es que la tecnología documental es una tecnología madura. Los diferentes participantes en este foro han insistido en que las líneas de trabajo que se están siguiendo se centran en desarrollar proyectos en los que el contenido se convierte en información digital gestionada que permite su conservación y acceso en función de la necesidad de los usuarios.
En cuanto a los procesos, también se han extraído algunas ideas interesantes tales como que la tecnología documental debe hacer que el flujo de trabajo pueda ser gestionado y que el acceso a la información digital desde esos procesos sea eficiente y eficaz. Modelizar los procesos con herramientas que permitan gestionarlos y controlarlos automatizar, agilizar las necesidades de los usuarios y analizar lo que sucede en todo el desarrollo son tareas que completan el listado de mejoras.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios