Tecnología | Noticias | 04 DIC 2002

Sólo el 4% de la formación empresarial se efectúa a través de Internet

A pesar de que la barrera tecnológica que pudiera suponer el e-learning para al empresa está totalmente superado, afirma Ignacio Bartech, director comercial del Grupo Doxa, “el problema radica ahora más bien en otro aspecto: la cultura empresarial”. A estas alturas, y en lo que se refiere a formación, la inversión de la empresa española en este aspecto dista mucho de nuestros vecinos europeos, que es de alrededor de 50 horas por empleado al año.
Fernando Muñoz

Este es sólo unos los datos más significativos que el Grupo Doxa ha recogido, por segundo año consecutivo, en el Panel e-learning en las grandes empresas, con el objetivo, según explica, Ignacio Bartech, “de obtener un mayor conocimiento sobre el grado de implantación en nuestro país de la formación vía Internet”.
Realizado entre 60 empresas españolas de diferentes sectores de actividad, el informe ha demostrado que el e-learning en España representa alrededor del 2,8% de la formación empresarial (2% en 2001), llegando al 4% en las grandes empresas. Asimismo, se ha podido apreciar la presencia cada vez mayor de modelos de formación on-line en las grandes empresas del panel: más del 95% está desarrollando o iniciando este año proyectos de e-learning, frente al 53% del año 2001. La expectativa de crecimiento de la formación a través de Internet en las grandes empresas “continuará parejo al ritmo europeo”, afirma Ignacio Bartech, ya se espera alcanzar un 20% en el año 2005.

Poco dinero destinado a la formación
Pero si se tuviera que resaltar un dato que explique la falta de implementación de la formación on-line en el segmento empresarial este el presupuesto que destina las empresas a este cometido. Según el informe, la media por empleado fue de 264 euros en 2001, cifra que se ha visto incrementado este año hasta los 272 euros. Las empresas que más invierten en la formación de sus empleados son las incluidas en el segmento de más de 2.000 trabajadores de sectores avanzados tecnológicamente (telecomunicaciones, financiero, entre otros).
Por su parte, la media de las horas de formación por empleado fue de 25 en 2001 y se prevé que en este año, al menos así lo recoge el informe de Doxa, alcance las 29 horas.
Asimismo, la gran mayoría de las empresas declara que sus procesos formativos se desarrollan plena o mayoritariamente en horario laboral. Tan sólo un 7% ha señalado, según el informe, que la formación se realiza indistintamente dentro y fuera del horario de trabajo. En cuanto los contenidos, en la actualidad estos sólo cubre el 25% delas necesidades de las empresas. No obstante, la satisfacción con los contenidos es prácticamente total cuando se tratan áreas como la ofimática e idiomas.

Prioridad por el modelo ASP
Si bien en un principio, las empresas utilizaban ls modelos de formación que ellos mismos desarrollaban, en la actualidad, y según el informe, la preferencia delas empresas del panel es desarrollar proyectos de e-learning usando las plataformas bajo el modelo ASP. Únicamente las empresas de más de 5.000 empleados están adquiriendo plataformas LMS (Learning Management Systems).
Si bien es cierto que la elección de una u otra modalidad formativa depende de las características de cada proyecto, los responsable de formación de las empresas tienden a considerar, según se recoge en el informe, que el modelo de futuro es una combinación de la modalidad presencial con el e-learning. De hecho, según señala Ignacio Bartech, “hemos podido constatar una importante caída de las formación a distancia a favor del e-learning”.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios