Editorial
Opinión
Editorial
Especial CW Pulso al escenario digital pospandémico

Dos años que cambiaron el mundo

En un momento en el que nuestras vidas empiezan a ser casi las que eran (el adiós a la mascarilla en interiores es el último ejemplo más paradigmático) toca reflexionar sobre qué ha supuesto la pandemia en términos de transformación tecnológica, materia sobre la que profundiza el último especial de ComputerWorld: ‘Pulso al escenario digital pospandémico’.

viñeta edito abril 2022

En efecto, dos años después de la parálisis que trajo la covid, nos hallamos en un escenario socioeconómico muy diferente, marcado aún por la crisis derivada de la pandemia pero también por el auge de los procesos digitales, cuya aceleración los analistas cifran en 10 años; es decir, la famosa transformación digital se ha adelantado en muchas empresas y organismos hasta una década gracias a la pandemia.

Los cambios más evidentes son los relativos a la forma de trabajar. Tras la apuesta inicial (por necesidad y en aquellos sectores y actividades donde, por su casuística, se podía llevar a cabo) por un modelo de teletrabajo total, ahora las empresas y algunas administraciones han abrazado el modelo híbrido como el nuevo paradigma laboral. La comodidad, ahorros de costes y desplazamientos y mayor productividad que el modelo de teletrabajo permiten unida a la creatividad y mayor proximidad en las relaciones entre empleados del modelo presencial conforman, parece, el estado ideal de las plantillas del futuro. Directivos y empleados están ahora aprendiendo a gestionar y operar en este nuevo modelo, impensable hace dos años, y que ha llegado, sin duda, para quedarse.

La intensificación en los procesos de digitalización ha propiciado además que las compañías se abran más al mundo y que afronten más proyectos para atender a sus clientes allá donde estén y cuando lo necesiten. Las iniciativas para mejorar la experiencia al cliente y al empleado han proliferado en este sentido. Las organizaciones, además, prosiguen su camino hacia la estrategia ‘data driven’ para convertirse en empresas y entidades lideradas por los datos, de modo que las tecnologías de analítica, automatización e inteligencia artificial cada vez irán tomando más fuerza.

En la parte de infraestructura, cloud es, sin lugar a dudas, el modelo protagonista. Una opción que dota de una agilidad y flexibilidad sin precedentes a la gestión de las TI aunque conlleva también cierta complejidad a la hora de conjugarlo con las infraestructuras tradicionales (on premise) que siguen pesando en muchos jugadores. Pero los datos son claros: en 2021 el gasto en infraestructura cloud alcanzó los 73.900 millones de dólares, casi un 9% más que en 2020, frente a los 17.200 millones de dólares (y 1,5% de crecimiento) invertidos en infraestructura no relacionada con la nube. De hecho, este año IDC espera de nuevo una fuerte demanda de infraestructura de nube compartida, una partida que superará al gasto que se realice en la infraestructura tradicional.

Las opciones para tomar este nuevo tren están, desde luego, al alcance de la mano. Como país, España tiene, por su parte, una oportunidad única para dar un salto cualitativo en modernización tecnológica, gracias a los fondos europeos Next Generation, de cuyo montante el Gobierno destinará 23.670 millones de euros a la transformación digital de múltiples sectores, entre ellos el público.

Y, por último, respecto al papel del máximo responsable de la estrategia tecnológica y digital de las empresas, el CIO, este se ha fortalecido como no podía ser de otra manera en estos dos años en los que se ha puesto de manifiesto, una vez más, que sin tecnología todo se para.

 


Especial Sanidad

Be Data Ready

Eulalia Flo Cloud

Communications Platform for Business

Partnerzones



Registro:

Eventos:

 

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research