Especial CW Turismo 2022

El turismo, un ave fénix en permanente reinvención digital

Es evidente que la oportunidad para que el sector turístico remonte tras los duros años de pandemia es cada vez más tangible gracias, entre otros factores, a las ventajas, capacidades y eficiencia que las tecnologías de la información traen consigo.

viñeta turismo

A pocos sectores económicos les ha impactado tan directamente la pandemia como al mundo del turismo, a su vez, uno de los ámbitos de mayor peso en el PIB de España, hasta un 12%. En un escenario de parálisis que, afortunadamente, ya se está desbloqueando con una aceleradísima vuelta a la ‘vieja normalidad’, muchas compañías del sector han aprovechado —con buen tino— para reinventarse de nuevo de mano de una fuerte apuesta por las tecnologías de la información, como hemos podido comprobar en el Especial Turismo que publica este mes de julio ComputerWorld.

En realidad, la digitalización del turismo es todo menos nueva; no hay que olvidar que este sector fue en su momento un pionero digital, al tener que adaptarse, a marchas forzadas, eso sí, a los cambios que propició la expansión de internet en los años 90 y la posterior llegada de los smartphones y el despliegue de las redes móviles. No obstante, la tendencia hacia la digitalización no solo no ha parado en estas décadas sino que se ha incrementado, sobre todo en los dos últimos años con la pandemia de covid como telón de fondo.

El de ahora es un tiempo en el que los viajeros, siempre conectados, exigen otro tipo de experiencia y una atención hiperpersonalizada. Un escenario en el que, cómo no, los datos son el nuevo motor del sector y en el que adaptar los procesos, la gestión, los productos, el marketing y, en definitiva, la estrategia del ecosistema turístico en su conjunto a la era digital es clave para garantizar la supervivencia y crecimiento de sus actores en un futuro. 

Tecnologías como la inteligencia artificial, la realidad aumentada y virtual, el internet de las cosas, 5G y el modelo de suministro de TI cloud se perfilan como esenciales para la modernización de este segmento. Un mundo al que también están llegando ya tendencias de nueva ola como el famoso metaverso, que también puede impactar en la forma en la que el viajero selecciona los sitios a los que quiere ir y en las estrategias de marketing de las empresas del sector. Pero cuidado. Todos los actores de este negocio deben tener claro que hay que respetar a aquellos viajeros que lo que desean, precisamente, es desconectar de lo digital. La tecnología, como recordaron muchos CIO de compañías turísticas que participaron en un debate organizado por este medio con motivo del especial,  siempre es un medio y no un fin en sí mismo, y lo deseable es que sea transparente para el usuario.

Por otro lado, de cara a la modernización del mundo del turismo en España, cabe resaltar también las iniciativas públicas que se están ejecutando, como es el caso del programa Destino Turístico Inteligente, promovido hace cuatro años por la Secretaría de Estado de Turismo y cuya gestión recae en manos de Segittur. Un plan con el que el Gobierno pretende poner en valor los distintos destinos del país a través de la innovación y la tecnología, mejorando la gestión del turismo y de la ciudad, dinamizando su economía y generando una mejor experiencia para el turista y una mejor calidad de vida para sus residentes. Una óptima iniciativa que, sin embargo, no parece estar dando frutos con la rapidez que se esperaba. De hecho, de los 370 destinos que actualmente forman parte de la red, solo cinco han sido certificados como destinos turísticos inteligentes a nivel nacional: Benidorm, Gijón, Málaga, Isla de Tenerife y Santander.

Finalmente, hay que destacar el potencial que puede tener para el sector en un futuro la creación de un espacio nacional de datos de turismo (enmarcado en otro más amplio a nivel europeo) que están impulsado la Secretaría de Estado de Turismo y la Secretaría de Estado de Inteligencia Artificial. Un proyecto que se está materializando a través del hub español de GAIA-X, la iniciativa privada de cloud, y que persigue la compartición de datos entre actores de este sector para crear productos o servicios turísticos innovadores y personalizables y que tendrá, eso sí, que solventar los desafíos y dudas que les surgen a los jugadores y posibles participantes de este proyecto en lo que respecta a la gobernanza de datos (es decir, quién agrega y anonimiza los datos, quién vigila que el proceso de privacidad se realiza correctamente y quién depura los datos y les aplica una semántica común), el modelo de negocio va a sustentar la plataforma cuando se agoten los esperados fondos europeos Next Generation, la forma de trasladar esa ‘inteligencia’ a los ingresos o la eficiencia de los negocios turísticos, etc. Sin olvidar los retos más técnicos (relativos a la integración de datos, interoperabilidad, etc.) y los relacionados con los casos de uso.

En definitiva, es evidente que la oportunidad para que el sector turístico remonte tras los duros años de pandemia es cada vez más tangible gracias a las ventajas que las tecnologías de la información traen consigo. 'Solo' hace falta que los peores augurios que muchos expertos económicos vaticinan para la vuelta del verano (con una inflación descontrolada y una situación geopolítica muy complicada) no se cumplan. Pero eso ya es otro capítulo. 

 


TE PUEDE INTERESAR...

Especial Sanidad

Be Data Ready

Communications Platform for Business

transformación digital Tendencias

Partnerzones



Registro:

Eventos:

 

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research