Consultoría | Artículos | 13 JUN 1997

El Insalud apuesta por el outsourcing

La Fundación Hospital Alcorcón, a pocos meses vista de la inauguración del centro hospitalario en las proximidades de Madrid, está despertando interés y atrayendo la atención porque se concitan en él fórmulas innovadoras de contratación y de gestión. Haciendo abstracción de todo lo concerniente a las peculiaridades en torno a la asistencia sanitaria, hay que destacar, por los moldes que puede romper en nuestro sector, las singularidades que introduce para conseguir una informatización global en el centro. En elocuente demostración de su decantación por el outsourcing como alternativa magistral para optimizar el rendimiento de su sistema de información, pretende seleccionar un solo integrador de sistemas, que asumirá la responsabilidad de fijar los niveles de subcontratación y de elegir los proveedores que considere convenientes. Será, en definitiva, el único interlocutor de la Fundación Hospital Alcorcón (FHA), para todo lo relacionado con el sistema de información hospitalario.

La introducción del outsourcing en la FHA, puede ser el hito que marque el inicio de la adopción de este tipo de servicios para todos los centros hospitalarios del Insalud. Pero, junto a esta decidida apuesta, destaca también el procedimiento utilizado para seleccionar la oferta ganadora, que pone a prueba la capacidad imaginativa, de gestión, y de conocimientos de los aspirantes a integradores únicos, para configurar la opción más ventajosa según el juicio del equipo de evaluación y decisión.

Ya que, además de pergeñar la relación de posibles empresas candidatas a ser subcontratadas, el pretendiente a adjudicatario debe negociar uno a uno con los candidatos a ser elegidos, y contar con la suerte de que los mejores acepten las reglas del juego y las condiciones que se les pidan, para acertar en la composición del mejor equipo de colaboradores posible. Parece que las empresas candidatas a la consecución del contrato han sido habilidosas en la redacción de las ofertas, y han estimado el coste de su aportación en más de 1.600 millones de pesetas, sin IVA. La fase de intriga e inquietud por los resultados de la evaluación ya ha comenzado, y se incrementa por el desconocimiento de los pesos que se aplicarán. Otra incógnita preocupante.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios