Consultoría | Artículos | 26 MAR 2004

La capacidad interna prevalece sobre el outsourcing en Roche

España, sede del primer centro de excelencia informático
Fernando Muñoz.
Contrariamente a la tendencia de muchas empresas por externalizar sus Sistemas de Información, la multinacional farmacéutica Roche, segura de su capacidad tecnológica, ha emprendido un proceso de consolidación de sus data centers, repartidos en diferentes países, con la creación de un Centro de Excelencia. La organización, después de sopesar las propuestas de varias filiales, ha elegido a nuestro país como la mejor sede para la ubicación de su Centro, en donde trabajarán más de 70 profesionales.

“Este proyecto forma parte de una estrategia de globalización de la informática llevado a cabo por Roche”, indica Guillermo Martínez, director Informático de Roche en España. La multinacional farmacéutica proviene de una estructura donde cada filial cuenta con su departamento de informática, en donde se gozaba de “mucha autonomía a la hora de acometer los proyectos”, dice. Hace dos años se pone en marcha una estrategia de consolidación informática, donde si bien se mantiene la plantilla que hasta ahora existía en cada filial, todo aquello relacionado con el reporting, prioridades de negocio y financiación se decide modificar con el objetivo de ahorrar el mayor número de costes en la explotación de los sistemas y así poder destinarlo a nuevos proyectos. “Roche buscaba ser más eficiente en la explotación de sistemas”, señala Martínez.
Una de las decisiones que se adopta es crear un Centro de Excelencia que se encargará de ofrecer servicio a los casi 14 data centers que Roche tiene repartidos por el mundo. De esta forma, “la multinacional farmacéutica tendrá una única organización, un único proceso y una única forma de trabajar”, dice. La apertura del Centro contribuirá a que la farmacéutica alcance los objetivos de competitividad fijados y que incluyen la gestión de los recursos de manera eficiente e inteligente. Para estar en línea con la media del sector, la compañía pretende reducir el gasto informático, que actualmente se sitúa en un 5,8% de las ventas, hasta un 5% en 2007. “Intentamos reducir principalmente gastos operacionales –especifica Martínez–, en lugar de inversiones en proyectos, pasando la parte operacional de un 75% de los gastos a un 70% durante el mismo periodo.
Con las premisas de ahorro de costes y cualificación, Roche emprende la búsqueda de una filial capaz de albergar con garantías el primer Centro de Excelencia para Data Centers Services. Si bien son varios los países que solicitan albergar este Centro, finalmente, Roche elige a la filial española, “no sólo por lo reducido de sus costes”, sino más bien por la cualificación de los profesionales y experiencia en el sector, así como el nivel de inglés de los mismos u otros aspectos como la infraestructura de comunicaciones de banda ancha de nuestro país en el entorno doméstico, “ante la eventualidad de que el trabajador tenga que trabajar desde su casa”. Otra de las razones de la elección de España radica en “la buena reputación de nuestra filial en el desarrollo de proyectos informáticos, ya que anualmente contaba con algún proyecto piloto de TI como fue la conversión del euro o el desarrollo de aplicativo de SAP”, indica Martínez. Actualmente, Roche España ha contratado a 34 profesionales, que darán servicio a Europa y que se espera duplicar en el mes de septiembre, ya que será el grupo encargado de prestar servicio a Estados Unidos. Así, Roche espera que los servicios de administración e ingeniería estén centralizados en España en el primer trimestre de 2005 y dos años más tarde, “llevar a cabo la consolidación de 14 a 4 data centers, que estarán ubicados en cada una de las regiones en las que opera la compañía: Estados Unidos, Europa, Latinoamérica y Asia Pacífico”.
El centro contará con dos grupos de expertos, uno especializado en ingeniería de sistemas, que se encargará de la definición de los nuevos estándares, arquitectura y procedimientos de trabajo en el área de gestión de servidores y otro, en servicios técnicos, el cual será responsable de la administración de los más de dos mil servidores ubicados en Europa y Norteamérica.
La infraestructura tecnológica del Centro se apoya en HP Open View para la gestión de procesos, en back up cuenta con dos herramientas de Legato y Onmiback, en entornos Unix “trabajamos con HP-UX aunque existe una base amplía en Sun Solaris”. Finalmente, si bien “ya hemos migrado varios servidores a Windows 2000 estamos barajando la posibilidad de hacerlo ahora a Windows 2003 Server”.

Más ahorro y compromiso que en outsourcing
Uno de los primeros objetivos de la creación de este Centro de Excelencia radica, según Guillermo Martínez, “en el ahorro de costes y en una mejora de la calidad del servicio ofrecido”. Inicialmente, la estrategia de la compañía se ha apoyado en un desarrollo del centro con recursos internos. “El simple hecho de poner orden al conjunto de Data Centers Services repartidos por las filiales es ya un ahorro”, indica. Además, la compañía comprobó que este ahorro se incrementa “si el proceso se realiza internamente frente a un modelo de outsourcing”, aunque no ha precisado cuantía alguna En Roche creen firmemente que una solución de insourcing a nivel mundial de los servicios de data center constituirá un ahorro frente un enfoque de outsourcing. Tal es así que se muestran rotundos al afirmar que no existen planes de implantar una solución de outsourcing una vez que el Centro esté operativo. “La experiencia nos ha demostrado que la vinculación y el compromiso de los informáticos aumenta cuando son parte de su compañía”, apunta.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios