Consultoría | Noticias | 16 JUL 2002

La globalización y su repercusión en las políticas de empleo de las compañías

En los dos últimos años, el sector tecnológico ha experimentando, por un lado, una situación de bonanza económica con el auge de Internet y, por otra parte, una recesión a raíz de los hechos ocurridos el 11 de septiembre, que se tradujo en cierre de empresas y despidos masivos. Anuncios como los de Lucent, Alcatel y Ericsson con reducciones de plantilla que oscilan entre los 10.000 y 20.000 empleados, han llevado a los analistas ha señalar a la globalización financiera, entre otras causas, como responsable de esta situación. Para paliar el impacto negativo de estas medidas, empresas como UniConsult, proporcionan programas de ayuda a la recolocación de los trabajadores despedidos.
Fernando Muñoz

Fuertes pérdidas de masa laboral, un aumento significativo del desempleo, un fuerte impacto social y un deterioro de tejido empresarial resumen en gran medida la preocupante situación a la que se está enfrentando Europa, en su mayor medida debido al sector tecnológico.
El traslado de los centros de decisión, marcas pan-europeas o mundiales y la configuración de centros de producción y de logística constituyen algunos de los fenómenos surgidos de la globalización financiera empresarial. Esta situación presenta a un perfil de inversor que demanda una mayor seguridad y retorno de sus inversiones, de manera que cuando los analistas financieros anuncian que una empresa no va a cumplir sus objetivos, ésta, para tranquilizar a los accionistas, ante un más que probable venta masiva de acciones, anuncia medidas que en muchos casos afectan a sus plantillas, pensando que con un aligeramiento de estructuras provocará un descenso en las pérdidas. Para Fernando de Salas, presidente de UniConsult, “en muchas ocasiones la aplicación a nivel local de estas medidas vienen impuesta por la política general de la empresa. Estas imposiciones se producen en consonancia con la marcha de la empresa a nivel global con independencia de los resultados de la división o planta afectada”. Es por ello, que una de las causas de esta situación venga determinado por el impacto de la globalización financiera.

Unificación de criterios
Si bien el Consejo de la Unión Europa lleva varios años tratando de unificar criterios en materia de empleo, la realidad sigue siendo bien distinta. De cara a este año, la UE ha pedido a los estados miembros el desarrollo de políticas fuertes en materia de incremento de las tasas de empleo, aumento dela competitividad y la productividad, reducción de la desigualdad, mejora dela calidad de los puestos de trabajo, modernización de los mercados de trabajo, inversión en formación e inmigración como fuerza de trabajo.
Si circunscribimos la situación a nuestro país, las mejoras deben dirigirse hacia aspectos tan puntuales como el abaratamiento del despido, prolongación de la vida laboral y la movilidad de mano de obra. Es precisamente en este punto donde España se encuentra muy lejos en relación al resto de países de Europa. Si bien en EE.UU llega a ser excesiva (1/3 de los norteamericanos cambia de domicilio una vez al año), en nuestro país, afirma Fernando de Salas, “movido porque un 70% de la población es propietaria de su vivienda y un 30% la alquila, contrariamente al resto de Europa, donde el 30% es propietario y el resto es arrendatario, provoca que la inmovilidad alcance cuotas muy altas”.

Alternativas a los despidos
Para reducir el impacto negativo de medidas como reducciones de plantilla, traslados, prejubilaciones y expedientes de regulación, las empresas, afirma Fernando de Salas, “deben proporcionar programas de recolocación de los trabajadores despedidos, permitiendo que estos se reincorporen a la vida laboral lo antes posible”.
Bajo esta intención, nace en 1985 UniConsult Integrated Business Services, un grupo empresarial que ofrece soluciones integradas para el ciclo completo del empleo en sus distintas fases: selección, desarrollo, retención y separación. A través de sus programas DBM de recolocación, colocación y gestión del cambio, UniCosult presta apoyo a profesionales, empresas y empleados en procesos de reestructuración, fusiones, adquisiciones y otros procesos de cambio.
Si bien sus servicios se extienden a todos sectores como la banca, consumo, farmacéutico, el sector tecnológico ha sido el más dramático y evidente, afirma Fernando Salas. A diferencia de otros sectores donde la inversión hubiera sido más paulatina, en el caso del mercado tecnológico, y en parte debido a la explosión de Internet, las empresas se lanzaron en una carrera de inversiones abusivas sin tener en cuenta los hábitos propios del mercado. Dentro del campo tecnológico varias empresas han solicitado los servios de UniConsult, casos como Unisys, Uni2, Retevision, Xfera y Lucent. En este caso, afirma Fernando de Salas, “en seis meses hemos colocado al 75% del personal de Lucent, una cifra bastante buena habida cuenta de la escasez de puestos que hay en el mercado”. Si bien el tiempo de recolocación puede parecer largo, el objetivo de la empresa no es una pronta recolocación sino una de calidad. Según señala Fernando de Salas, ante la globalización, “las empresas europeas han de dirigirse hacia el empleo de calidad como paso ulterior al pleno empleo”.

Externalizar el proceso de recolocación
“Es una practica cada vez más frecuente entre las empresas tecnológicas”, afirma Fernando de Salas. Cerca del 80% de las empresas que tienen un departamento de recursos humanos así como más de 100 empleados ponen en manos de terceras compañías todo el proceso de recolocación de su plantilla.
Pero, qué pasos lleva una empresa como UniCosult, desde el momento que recibe la llamada de una empresa que quiere llevar cabo una regulación de empleo. “Trabajamos junto con la empresa en todo el plan de comunicación, informando a los agentes sociales, sindicatos y empleados. Posteriormente, se pasa a presentar el servicio, que no es otra cosa que un programa completo que les ayuda a visualizar a cada uno de los trabajadores, los activos que pueden aportar a un futuro empleador”. Cada uno de los casos se sitúa en el Banco de Profesionales, un publicación propia de UniCosult, y que tiene un periodicidad trimestral aunque también puede darse el caso de publicaciones puntuales. Ésta se envía a los directores de recursos humanos quienes elegirán según los perfiles que más les interesen. “El cobro del servicio se hace directamente a la empresa que despide y en ningún momento al empleado”, afirma Fernando de Salas. UniCosult, que facturó en 2001 8 millones de euros, espera alcanzar este año los 11.500 millones de euros En el 2003, “creo que llegaremos cerca de los 15 millones”, señala Fernando de Salas.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios