ChipGate | Noticias | 25 ENE 2017

El almacenamiento de energía crecerá más de un 40% en los países en desarrollo

Un grupo de investigadores estima que se añadirán 378,1 GW de nueva capacidad de energía solar y eólica en los próximos cinco años, lo que requerirá una cantidad masiva de almacenamiento de energía.
Techos solares
Lucas Mearian

Durante los próximos ocho o nueve años, se estima que la capacidad de almacenamiento de energía en los países en desarrollo se dispare de los 2 GW actuales a más de 80 GW, según un nuevo informe realizado por la organización Banco Mundial, una fuente de asistencia financiera y técnica para los países en desarrollo dependiente de las Naciones Unidas.

Según el informe Tendencias y oportunidades del almacenamiento de energía en los mercados emergentes, se espera que "los despliegues de almacenamiento de energía en los mercados emergentes de todo el mundo crezcan más del 40% anualmente en la próxima década".

El estudio, encargado por la Corporación Financiera Internacional (IFC) y el Programa de Asistencia para la Gestión del Sector de la Energía (ESMAP) indica que los mayores mercados de almacenamiento de energía serán China e India.

Los investigadores apuntan que en 2016 se instalaron alrededor de 78 GW de capacidad a escala mundial de energía solar y eólica, y estiman que durante los próximos cinco años se añadirán un total de 378,1 GW.

“El almacenamiento de energía jugará un papel crucial en ayudar a satisfacer la demanda de electricidad baja en carbono en los países en desarrollo”, relata el informe. “Para 2020, estos países tendrán que duplicar su generación de electricidad, según la Agencia Internacional de la Energía (AIE)”.

Si bien el coste del despliegue de sistemas de energía renovable sigue cayendo, la integración de tecnologías como los sistemas de techo fotovoltaico y las granjas solares requerirá el almacenamiento de energía en forma de baterías y otras tecnologías para la continuidad de la carga.

Estas tecnologías de almacenamiento incluyen sistemas mecánicos como volantes, aire comprimido o bombeado hidráulico; almacenamiento electroquímico, como la tecnología de iones de litio y de baterías de flujo; y sistemas térmicos como la tecnología de materiales de cambio de fase.

El CEO de Tesla, Elon Musk, anunció a principios de este mes que la compañía está produciendo en masa baterías de Li-Ion para uso comercial y residencial. Su primera “GigaFactoría”, ubicada en Reno, Nevada, tiene una extensión de 550.000 metros cuadrados.

Aunque las baterías de iones de litio dominan el mercado en la actualidad, una mezcla variada de tecnologías de baterías está comenzando a ser desplegada.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios