Tecnología | Noticias | 17 OCT 2018

Año 2030, ¿son ya los coches autónomos?

Si hay una fecha marcada en rojo en el horizonte de las diferentes investigaciones en el sector automovilístico esa es 2030, pero las primeras pruebas piloto ya se están llevando a cabo.
coche
Cristina Cueto

El término 'vehículo autónomo' empieza a ser cada vez más familiar. La tecnología no deja de avanzar y poco a poco nos estamos acercando a un medio de transporte donde desaparecerá el papel del ser humano como conductor y donde todos los integrantes pasarán a ser pasajeros. Las primeras pruebas piloto ya se están llevando a cabo y quien sabe, quizás en unos años nos resulte totalmente normal cruzarnos con vehículos autónomos por las carreteras. 

Si hay una fecha marcada en rojo en el horizonte de las diferentes investigaciones, esa es 2030. Según Goldman Sachs en torno a ese año, el 60% de los coches vendidos en Estados Unidos serán autónomos; una cifra bastante alta si nos paramos a pensar que dicha fecha es en tan sólo 11 años. Por otro lado, en un estudio llevado a cabo por PwC explican que los primeros vehículos medianamente autónomos saldrán al mercado hacia 2022/2023, pero también sostienen que en 2030 entre el 85% y el 90% de los coches serán aún conducidos por personas.  Como vemos, no hace falta indagar mucho para ver como los datos varían. 

Según el último informe de Oliver Wyman y la Asociación Alemana de la Industria Automotriz (VDA): "La futura estructura de la industria del automóvil - FAST 2030”, hay siete tendencias que cambiarán drásticamente la industria del automóvil de aquí a la fecha señalada. Entre tanto cambio destaca de forma especial la mención que hacen a los vehículos conectados y los vehículos autónomos. Pese a que aún estamos en las primeras etapas de la conducción autónoma, este estudio también señala el 2030 como año clave. Según el informe un 25% de todas las ventas de vehículos nuevos en este año serán vehículos equipados con sistemas de automatización al menos de forma parcial y el 15% de las ventas será de vehículos completamente autónomos.

Las grandes casas del mundo del automovilismo ya se preparan para este futuro próximo. "La industria del automóvil se enfrenta a una tormenta perfecta entre la nueva tecnología transformadora y un cambio en el comportamiento del cliente. Existirán momentos complicados en el futuro, que no solo afectarán a los fabricantes sino también a los proveedores, muchos de los cuales deberán reevaluar sus estrategias de negocio actuales para seguir siendo competitivos en el futuro" explica Joern Buss, socio de Oliver Wyman. 

Según la NHTSA, que viene siendo el equivalente a la Dirección General de Tráfico de los Estados Unidos, los niveles de conducción se clasifican del cero al cinco, siendo cero la conducción manual y el cinco el coche plenamente autónomo, sin necesidad de ningún conductor.  El proceso de transformación de la industria para llegar al nivel cinco va a requerir su tiempo pero ya son varias las compañías que se han puesto a trabajar en ello. Tanto los fabricantes de automóviles como importantes tecnológicas han decidido unir sus fuerzas en este proceso.

Para continuar leyendo este reportaje, visita el último número de la revista ComputerWorld

 

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios