Tecnología | Noticias | 19 JUL 2019

España acelera su camino hacia 5G con la liberalización de frecuencias para el segundo dividendo digital

Mallorca, Ibiza, Formentera y parte de las provincias de Cáceres y Huelva serán las primeras regiones de España en las que comience el cambio de las frecuencias actuales de la TDT, que arranca la próxima semana y tiene como objetivo permitir el despliegue de las futuras redes 5G.
Roberto Sánchez, director general de telecomunicaciones
Roberto Sánchez, director general de Telecomunicaciones y TI.
María Ramos

La liberación de la banda de 700 MHz de las frecuencias actuales de la Televisión Digital Terrestre comenzará la próxima semana en España. Será, en concreto, el 24 de julio el día que comiencen los encendidos de nuevas frecuencias en Mallorca, Ibiza, Formentera y parte de la provincia de Cáceres —en concreto, 94 municipios— en una primera fase a la que se sumará parte de la provincia de Huelva a partir del 26 de julio, como ha revelado esta misma mañana Roberto Sánchez, director general de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información, en rueda de prensa. 

Según estimaciones de la Secretaría de Estado de Avance Digital, 850.000 comunidades de vecinos dispondrán de varios meses para hacer ajustes en sus sistemas de recepción de la señal TDT. Estarán excluidas las viviendas individuales, que solo deberán resintonizar los televisores.

Con este proceso se garantiza que el espectro quede disponible para el posterior despliegue del 5G, el conocido como segundo dividendo digital. Tras esta primera tanda de cambios de frecuencia, en septiembre se producirá una nueva oleada de encendidos en zonas como Albacete, Almería, Badajoz y Santa Cruz de Tenerife. Según Sánchez, el país se ha dividido en 75 áreas geográficas distintas en las que el cambio de frecuencias se realizará de forma progresiva. Ocho de estas áreas quedarán exentas: Asturias, Barcelona, A Coruña, Menorca, Melilla y parte de las provincias de Toledo y Murcia. 

El pasado mes de junio, el Gobierno aprobaba dos reales decretos en los que se regulaba la adaptación de la banda de 700 MHz. En ellos se recoge una partida de ayudas de 150 millones de euros que las comunidades de propietarios que necesiten realizar cambios en las antenas de televisión podrán solicitar. 

Este es el primer paso para la futura subasta de esta banda, que según los plazos de la Unión Europea debe realizarse antes del 30 de junio de 2020. Las telecos están ya moviéndose de cara a esta puja, como se comprobaba en el reciente congreso de la patronal tecnológica DigitalES. Varios de los principales representantes de las grandes empresas de telecomunicaciones del país aprovechaban este foro para lanzar sus propias reclamaciones, con una polémica central para MÁSMÓVIL. Su CEO, Meinrad Spenger, pedía que se reservase una parte del espectro para "un operador atractivo que no dispone del mismo", ya que es el único cuarto operador en Europa que no tiene, de momento, presencia en las bandas bajas.

A esto respondía el CEO de Vodafone, Antònio Coimbra, al señalar que "las condiciones tienen que ser las mismas para todos". Coimbra aprovechaba para pedir que se huyese de intereses recaudatorios y de "proteccionismos" al establecer las condiciones de la puja, un mensaje que ha tenido amplio eco entre otros dirigentes del sector.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios