Tecnología | Noticias | 09 JUL 2020

Health IT 2020 pulsa el impacto de la pandemia en la digitalización de la sanidad

El mundo sanitario, en primera línea en la lucha contra la pandemia de COVID-19, ha acelerado, al igual que otros sectores, su transformación digital, como han subrayado los expertos participantes en el encuentro virtual Health IT 2020, organizado por IDG Research con la colaboración del Hospital General Universitario Gregorio Marañón.
Sanidad movilidad
Esther Macías

La pandemia ha impactado en todos y cada uno de los sectores productivos pero no cabe duda de que el sanitario, en primera línea de batalla contra el coronavirus, ha estado en el ojo del huracán de esta crisis. Y sigue estando. Afortunadamente, la respuesta digital ha sido acertada, como se ha constatado en el evento (este año virtual) Health IT 2020, celebrado hoy y organizado por la firma de análisis IDG Research con la colaboración del Hospital General Universitario Gregorio Marañón y el apoyo de las compañías Pure Storage, Uniway y Sothis.

En muy poco tiempo este sector ha dado un salto al futuro y éste ha funcionado”, según Alberto Bellé, analista de IDG Research. “La atención remota, que antes apenas se consideraba, ha pasado a ser vista como un elemento necesario; la colaboración digital cada vez es más importante y los procesos están más orientados al paciente. Se ha abierto la caja de Pandora hacia la transformación digital en el sector salud”.

“El confinamiento ha forzado a hacer un gran experimento y en este periodo se han derrumbado las barreras de uso de la tecnología por parte de los pacientes y los profesionales sanitarios”, añadía Fernando Maldonado, también analista de IDG Research. La pregunta, según el experto, es “¿por qué se ha necesitado una pandemia para que esta transformación digital se empiece a implantar a gran escala?”.

 

Barreras y desafíos de la digitalización de la sanidad

Maldonado cree que un factor que hasta ahora frenaba el proceso de digitalización era la falta de motivación de los profesionales médicos. “Las videoconferencias, por ejemplo, no se contemplaban como parte de su actividad laboral”. Entre muchos pacientes, sobre todo entre los de mayor edad, ocurría lo mismo, una cierta reticencia a la tecnología. “Por otro lado, aún existen retos que superar en lo que respecta a los procesos, muy rígidos y aún no orientados en su totalidad al paciente”. No obstante, las presiones que ahora existen para que todo esto cambie son grandes, según Maldonado. “El paciente se está transformando, quiere una experiencia diferente, más personalizada y controlar toda su actividad asistencial”.

Desafíos como el clásico de la falta de interoperabilidad entre sistemas de múltiples centros y comunidades (que se complica con el manejo de unos datos tan sensibles como los de salud) y las propias perspectivas de los centros hospitalarios, hasta ahora nada centradas en la teleasistencia, completan el complicado marco en el que se mueve el sector sanitario en lo que se refiere a la digitalización, según los expertos de IDG Research. Aun así, el cambio, acelerado por esta crisis, se empieza a ver. “Al final el modelo al que los centros sanitarios irán será a uno híbrido, que combine la atención presencial con la digital, como ha ocurrido en banca”.

Para el analista, la asistencia sanitaria del futuro se apoyará en la telemedicina (ojo, no en la mera teleconsulta) bajo un ecosistema integrado de servicios constituidos por procesos diferentes, pensados desde el principio para integrar ‘lo digital’. “Habrá que encontrar, además, un equilibrio entre el triángulo segmentación del paciente/servicio/canal, un aspecto en el que ayudará la analítica. En todo caso, los cambios son ya irreversibles”.

 

La experiencia del Marañón

Joseba Barroeta, director gerente del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, y Manuel Pérez Vallina, subdirector de Sistemas de Información del complejo hospitalario, han radiografiado con precisión el escenario cada vez más digital en el que se mueve este centro de referencia en España y cómo la emergencia provocada por la COVID-19 ha sido una clara palanca de transformación. 

Trabajamos a diario en el reto digital”, ha reconocido Barroeta, explicando que tienen incorporada la historia clínica electrónica desde 2017 y emplean tecnologías como la realidad aumentada aplicada a las cirugías, la impresión 3D en diversos servicios, la analítica en el área de genómica y la telemedicina y la movilidad. “Además, el hospital se ha reinventado para hacer frente a la pandemia”. 

El director gerente del Gregorio Marañón es un convencido de que la transformación digital es inherente a la sociedad y de que “la sanidad no puede quedarse atrás”. Por ello, ha asegurado, “la estrategia digital abarca todas las áreas del hospital: de la logística de precisión al guiado de pacientes, de la cirugía de vanguardia al análisis avanzado de datos”. La tecnología, según el directivo, “acompaña al profesional y nos acerca al paciente”. La visión que el equipo del Marañón tiene del concepto de hospital en el mundo digital es la de “un centro tecnológico avanzado, que aprende del intercambio con otros”.

Por su parte, Pérez Vallina ha incidido en los “costosos cambios” que implica la transformación digital de la sanidad. Cambios necesarios y que exigen repensar los procesos para el mundo digital. “El mantra habitual siempre era que IT seguía al proceso de negocio. Esto es verdad pero en el proceso hay que integrar lo digital desde el principio”. 

El CIO del hospital ha destacado además que “en este nuevo mundo en el que vivimos el talento y el gobierno de éste son esenciales. En la sanidad debemos tener los mejores profesionales de gobierno de TI, de gestión de procesos y de gestión de servicios; profesionales certificados y expertos”.

Asimismo, ha recalcado que la tecnología ha escalado posiciones y ha pasado “de tener una mera función de soporte de los centros a formar parte de la estrategia”; algo que implica subir también el nivel de los pilares de las TI, sustentados en la actualidad en los ejes de la movilidad, el big data, la impresión 3D, cloud y la digitalización, la integración y la estandarización. Al final, según palabras del máximo responsable de TI de este centro de referencia, el objetivo de las TI en el mundo sanitario no es muy diferente al que se tiene en otros sectores y no es otro que impulsar el negocio. “Un negocio que en el caso de la sanidad pública está centrado en la asistencia en temas de salud, la docencia y la investigación”.

 


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios