Windows
Microsoft

Microsoft anuncia la "nueva era" de Windows

La tecnológica presenta oficialmente Windows 11, aunque aún no está claro si el nuevo software solo es una actualización importante de Windows 10 o si realmente supone el comienzo de una nueva etapa para el sistema operativo.

Windows 11

Tras un largo paréntesis, con Windows 11 Microsoft ha vuelto a presentar una nueva generación de su sistema operativo, que ya tiene 36 años. La sorpresa ha sido grande, pues hace unas semanas se desconocía que se iba a lanzar tan pronto. Fue el propio CEO de Microsoft, Satya Nadella, quien avanzó en el evento de desarrolladores de la compañía: “Estamos a punto de desvelar una de las actualizaciones más importantes de Windows en la última década. Lo he estado probando yo mismo durante los últimos meses y estoy increíblemente entusiasmado con la próxima generación de Windows”. Unas declaraciones con las que alimentó toda una oleada de especulaciones en torno al nuevo sistema operativo.

Ayer, 24 de junio, se resolvieron todos los misterios y Microsoft presentó oficialmente Windows 11, la nueva generación de su icónico sistema operativo. “Esta es la primera versión de una nueva era de Windows”, en palabras del consejero delegado y nuevo presidente de Microsoft, Satya Nadella, durante la presentación del software. “Estamos desarrollando de cara a la próxima década y más allá”.

Panos Panay, jefe de producto de Windows y Dispositivos de Microsoft, afirmó con entusiasmo que Windows es “mucho más que un sistema operativo” y describió la nueva versión como una plataforma para trabajar, aprender, jugar y comunicarse.

La idea de construir un nuevo Windows probablemente surgió durante la pandemia de coronavirus. Los últimos 18 meses han cambiado por completo la forma en que la gente utiliza el PC, según subrayó Panay. “El PC ha desempeñado un papel importante en la configuración de la vida durante la crisis”.

 

Windows 11: moderno, fresco y ordenado

En la nueva versión, Microsoft ha simplificado especialmente el diseño y la interfaz de usuario. “Moderno, fresco, ordenado y bonito”. Así es como Panay describió al último retoño de Windows. Un mantra que se puede observar en el nuevo botón de inicio y el menú ubicado en el centro hasta en los sonidos y fuentes alternativas y los iconos de nuevo diseño que integra.

Con la ayuda de nuevas herramientas como Snap Layouts, Snap Groups y Desktops, los usuarios deberían poder organizar mejor su espacio de trabajo, según promete el fabricante de software. Por ejemplo, se pueden configurar varios espacios separados y equipados con aplicaciones y herramientas para el trabajo, el hogar, la escuela o los juegos, por ejemplo. Además, el nuevo software tiene una mayor integración con Teams, la herramienta de comunicación y colaboración que tanto éxito ha tenido en la pandemia.

 

Un sistema para sentirse “como en casa”

“En el nuevo Windows 11 los usuarios deben sentirse como en casa”, aseveró Panay. Los chats se mostrarán directamente en la barra de tareas en la parte inferior de la pantalla. Los usuarios podrán ponerse en contacto con otros usuarios directamente (mediante texto, voz o vídeo) sin tener que iniciar Teams por separado. Además, en Windows 11 vuelven los widgets conocidos desde la versión 7, lo que permite a los usuarios configurar feeds personalizados con noticias o información meteorológica, por ejemplo.

“Windows 11 está diseñado para mejorar el trabajo distribuido a través de la integración con Microsoft Teams, facilitando la conexión con otros directamente desde el menú de Inicio”, subrayó J.P. Gownder, vicepresidente y analista principal de Forrester. Esta innovación, indicó el experto, llega en el momento justo para el mundo covid, que está volviendo a situar el PC en el centro del futuro del trabajo y de la vida digital. “Está por ver si los empleados acogen bien las nuevas prestaciones, pero esto señala el camino a seguir en el nuevo mundo del trabajo híbrido”.

Marc Alvarado Bruns, portavoz de la junta directiva del Microsoft Business User Forum (Mbuf), y Karl Gerd "Charly" Zimmermann, director general de Mbuf, aseguran estar tranquilos ante el anuncio de la nueva generación de Windows. Indican que los cambios siempre son de esperar, por lo que el anuncio de Windows 11 no encaja realmente con las declaraciones realizadas en el pasado, según las cuales Windows 10 iba a ser la última versión de Windows.

Los portavoces de Mbuf sí se muestran molestos por los cambios de diseño en la interfaz de usuario. El hecho de que el botón de inicio se sitúe ahora en el centro no es un problema para el usuario experto en informática, dice Zimmermann. Sin embargo, para muchos usuarios estos cambios son abrumadores. Los responsables de Mbuf esperan, por este motivo, que haya mayor formación y soporte.

Gownder, de Forrester, lo ve de otra manera: “Los ingenieros de Microsoft han creado una interfaz de usuario más fresca y elegante para simplificarla”. La experiencia del usuario, dice, se está convirtiendo cada vez más en el centro de atención de la empresa de software. Esto está en línea con la famosa declaración de Nadella de que Microsoft quiere construir productos que las personas “amen”, no solo que los “toleren”.

 

 

Nueva tienda de aplicaciones

Microsoft también ha revisado la Windows App Store, que se ha vuelto más simple y fácil de usar, según Panay. Además, la empresa de software quiere ampliar su tienda de aplicaciones. En este sentido, las aplicaciones de Android también podrán descargarse a través de la Amazon Appstore en Windows. En los próximos meses se darán más detalles sobre la cooperación con Amazon e Intel.

Para los desarrolladores de aplicaciones, Panay prometió más libertad y mayor apertura. Pueden utilizar cualquier marco de aplicación para sus desarrollos. Las aplicaciones pueden, por ejemplo, colocarse en la tienda como Win32, Progressive Web App (PWA) o Universal Windows App (UWA). Para atraer a más desarrolladores a su plataforma Windows, Microsoft ha ajustado sus métodos de facturación. Si un desarrollador lleva su propio motor de facturación a la Windows Store, la empresa no quiere cobrar. Si se utiliza el servicio de comercio que ofrece Microsoft en la Windows Store, se deberá abonar el 15% de la facturación en concepto de tasa.

 

¿Será la migración a Windows 11 un reto para las empresas? 

Desde Microsoft inciden en que Windows 11 no tiene que ser otro gran proyecto de migración para los usuarios empresariales del sistema operativo. El nuevo Windows contiene la misma base técnica que Windows 10, según la compañía de software. Por tanto, la actualización a Windows 11 debe compararse con una actualización dentro de Windows 10. Las herramientas de gestión Endpoint Manager, la Configuración en la nube, el Windows Update for Business y el Autopilot funcionarán como siempre en el nuevo sistema.

Las empresas usuarias tampoco deben preocuparse por la compatibilidad, según los responsables de la compañía. “Mantenemos nuestra promesa de que sus aplicaciones funcionarán en Windows 11”, señaló Panay a los clientes empresariales. Con su servicio AppAssure, la empresa quiere ayudar gratuitamente a las empresas con 150 o más usuarios si surgen problemas con las aplicaciones durante el cambio. Sin embargo, las primeras pruebas son prometedoras. Se ha comprobado la compatibilidad de casi 800.000 aplicaciones con Windows 11, según la empresa. El 99,7% pasó el control.

Las preguntas más acuciantes de los usuarios empresariales sobre el nuevo Windows giran en torno a la compatibilidad. ¿En qué hardware funcionará el nuevo sistema de Microsoft y qué software soportará? A estas alturas, ya ha habido una o dos sorpresas desagradables en el pasado, según Alvarado. Con la introducción de la generación de procesadores Kaby Lake de Intel, la retrocompatibilidad de los ordenadores con Win OS dejó de darse. Como resultado, cuando los procesadores SkyLake, predecesores de Kaby Lake, dejaron de estar disponibles, los usuarios habrían tenido que cambiar de Windows 7 a Windows 10. “Eso fue molesto”, dice Alvarado, mirando hacia atrás.

Otra de las cuestiones que se plantean los usuarios de las empresas gira en torno a la migración. “¿Habrá un camino de Windows 7 a Windows 11?”, se preguntan Alvarado y Zimmermann. El hecho es que muchas empresas siguen utilizando Windows 7 o incluso el aún más antiguo XP y a menudo todavía hay aplicaciones que solo funcionan con versiones antiguas.

“Windows 11 se basa en el mismo núcleo de código base que Windows 10”, recordó Gownder, de Forrester, calificando este hecho como una buena noticia y añadiendo que esto significa que es improbable que se produzcan interrupciones en las aplicaciones y los controladores, algo recurrente en sistemas operativos como Windows Vista. “Las aplicaciones Win32 se podrán seguir ejecutando de forma nativa en Windows 11”, según el analista.

Desde Microsoft aseguran que las empresas que ejecuten Windows 10 podrán migrar todos los sistemas a Windows 11 de forma gratuita. Esto se aplica a Windows 10 Enterprise a partir de la versión 1909 y a Windows 10 Pro a partir de la versión 20H1. 

Más allá de eso, Microsoft planea seguir dando soporte a Windows 10. Según lo previsto, la versión 21H2 saldrá a la luz en el segundo semestre del año. Las empresas usuarias también podrían gestionar flotas de dispositivos mixtos con sistemas Windows 10 y Windows 11 a través del Endpoint Manager. Sin embargo, Microsoft quiere cambiar la frecuencia de las actualizaciones. En lugar de dos, solo habrá una actualización al año para Windows 11. Este ciclo más largo era una demanda de muchos clientes, según dejó entrever la empresa.

 

La seguridad de Windows 11

Los responsables de Microsoft incidieron también durante la presentación del software en la seguridad del mismo. La arquitectura está diseñada bajo las premisas de ‘zero trust’ y el sistema también es seguro por diseño. Las funciones de seguridad importantes, como el cifrado, están activadas por defecto. Desde Microsoft recuerdan la estrecha colaboración que mantiene la compañía con los fabricantes de PC y CPU, en marcha desde 2019, para hacer que los sistemas Windows sean más seguros a nivel de hardware.

“Hemos trabajado estrechamente con nuestros socios de hardware y software para garantizar una integración fluida con Windows 11”, en palabras de Panay, que destacó la amplitud del ecosistema de hardware soportado. El ejecutivo mencionó colaboraciones con los principales fabricantes de semiconductores (AMD, Intel y Qualcomm, entre otros), así como con fabricantes de PC (como Dell, HP, Lenovo y Samsung).

Windows 11, resaltó el directivo, ha sido diseñado para funcionar en diferentes tipos de dispositivos y para soportar diferentes modos de funcionamiento. Por ejemplo, se ha aumentado la distancia entre los iconos de la barra de tareas para facilitar el manejo táctil en las tabletas. También se ha mejorado el reconocimiento de las entradas de voz. Todos los ordenadores y portátiles que se venden actualmente en las tiendas deberían estar preparados para Windows 11, apuntó Panay. Al igual que con el paso a Windows 10, Microsoft planea ofrecer la app PC Health Check, una herramienta que ayudaría a los usuarios a comprobar si su ordenador está preparado para el nuevo sistema Windows.

 

35 años de Windows 

Windows 1.0 se desarrolló bajo el nombre clave Interface Manager y se lanzó el 20 de noviembre de 1985. El primer sistema operativo gráfico para PC costó 99 dólares en su momento, pero tuvo un éxito moderado debido a la falta de aplicaciones. Para el analista Gownder, la cuestión que se plantea es qué debería representar Windows 11. “Después de todo, ¿es más una actualización de Windows 10 con características reconocibles que una nueva versión completa?. En última instancia, Windows 11 tendrá que pasar algún tiempo en el terreno, con los usuarios, antes de que se eviencien su verdadero propósito e identidad”.

“Sin embargo, la interfaz de usuario renovada y muchas de sus características bien diseñadas traen la oportunidad de que el sistema destaque frente a su predecesor”, según Gownder. Y eso es así porque Windows 11 se lanza en un momento en que el trabajo híbrido es un hecho. “Todos estos cambios incrementales tomados en conjunto pueden a veces sumar más que el sistema en su conjunto. La prueba de ello vendrá en los meses posteriores al lanzamiento, dependiendo de cómo lo juzguen los usuarios”, concluye.

 


Revista Digital

Revista Digital CW julio/agosto

Webinars Ondemand

Webinars

Modern Data Experience

Communications Platform for Business

Marketing digital Tendencias
Partnerzones IDG
Especiales IDG:


Revistas Digitales IDG

ComputerWorld Digital

CSO España Digital

DealerWorld Digital

IDG Research

 

Registro IDG España:

Eventos IDG:

 

Ya disponible en IDG Research: