Tecnología | Noticias | 20 NOV 2019

Redefiniendo la nueva complejidad que plantean los entornos híbridos y multicloud

La mesa redonda: "Entornos híbridos y multicloud: gestionar una nueva complejidad", convocó a directivos de compañías de transporte, farmacéuticas, aseguradoras, laboratorios y entidades deportivas, con la finalidad de saber cuáles son los retos y cómo encaran las empresas esta nueva realidad.
mr logicalis carcelona
Marga Verdú (Barcelona)

Las empresas utilizan cada vez más cloud en sus diferentes modalidades, y empiezan aplicar procedimientos de innovación como metodologías ágiles y accesibilidad a servicios de aprendizaje automático. Sin embargo, parece existir una cierta inquietud relacionada con la gobernanza y la seguridad de los datos, los costes de migrar, el desplazamiento de cargas de un entorno a otro y la provisión de un servicio homogéneo independientemente de la plataforma en que se encuentren los datos. El debate organizado por Computerworld, IDG Research y Logicalis profundizó en esta nueva realidad TI.

Tras exponer cómo ven y hacen uso del cloud, los participantes han coincidido al afirmar que el futuro de la nube pasa por entornos híbridos dinámicos. Fernando Muñoz, director de IDG Research y VP de CIO Executive Council España, daba comienzo a la mesa de debate exponiendo un escenario en el que las plataformas híbridas y multicloud, lejos de eliminar la complejidad, aportan otro escenario que plantea distintas dificultades. Asimismo, Muñoz cuestionaba cómo se han de adaptar los departamentos TI para que sean capaces de dar respuesta a los retos y beneficiarse de la agilidad que aportan las nubes. 

Moderando el coloquio, Fernando Maldonado, Principal Analist de IDG Research, manifestaba que los usos de cloud han cambiado. “Ahora hablamos de cloud a escala, convirtiéndose en una tecnología que está pasando de la periferia al centro del negocio, lo cual tiene una serie de implicaciones”. Para Maldonado, lo que hace cloud con la complejidad no es eliminarla, sino que la cambia y la sitúa en otro sitio.

“Estamos pasando de los usos tácticos, y nos estamos moviendo hacia el centro del negocio abarcando también procesos críticos de la empresa en un cloud a escala”. Este experto puntualiza que las empresas acuden a cloud a través de dos vías: a través de elementos de innovación como la inteligencia artificial, la computación cuántica, blockchain, etc., “y la peculiaridad que consiste en generar innovación por combinación de tecnologías como podría ser integrar IA a través del cloud, que también requiere un proceso de prueba y error con la finalidad de encontrar la fórmula que cada empresa necesita”.  

La segunda forma de acceder a la nube por parte de las organizaciones pasa, de acuerdo con Maldonado, por un proceso de modernización de las plataformas para mejorar en agilidad, incrementar la eficiencia, o porque se hace necesario incorporar esa innovación que puede ser monetizada o explotada con rapidez.

“La realidad es que los estándares de competitividad de las empresas han cambiado para pasar a competir, no en un solo terreno sino en los tres, porque ya no tengo solo que ser rápido sino también eficiente. La competitividad no consiste únicamente en ganar cuota de mercado, sino que también se mide en función del nivel de progreso en innovación”. 

Maldonado aduce que, a medida en que las empresas incrementan el empleo de cloud a escala, también se modifica el entorno y cambia la forma en la que se gestionan y protegen los activos tecnológicos. Ya no nos sirven las prácticas que empleábamos en las plataformas TI anteriores porque ya no nos son útiles en el mundo cloud. La complejidad de la nube hace emerger la figura del arquitecto cloud, un tipo de profesional muy especializado, difícil de conseguir y costoso.

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios