Tecnología | Noticias | 12 ABR 2019

Renovación de las redes empresariales, la última milla de la transformación digital

Las redes SD WAN se han destacado como un elemento de cambio para las anquilosadas redes corporativas que deben soportar una carga de tráfico para las que no fueron diseñadas.
Mesa redonda ntt
M. Moreno (Barcelona)

Como si de un semáforo se tratara, los distintos elementos de la transformación digital van instaurando su propio ritmo y experimentando sus propias mutaciones. En verde, por ejemplo, encontramos al almacenamiento, que con la tecnología flash ya ha hecho su propia revolución y se ha adaptado completamente a este nuevo paradigma. En ámbar, la computación, todavía con camino por recorrer. Y, en rojo, las comunicaciones. “Las redes corporativas no han sufrido apenas cambios en apenas 20 años y no fueron diseñadas, precisamente, para estos momentos”, aseguró Fernando Maldonado, analista principal de IDG Research durante la mesa redonda que NTT Communications y ComputerWorld celebraron ayer en Barcelona y que puso de relieve la reinvención de las redes empresariales como clave del éxito en el mundo digital. En ésta participaron responsables IT de compañías como Areas, Copcisa, Damm, Schenker Logistics, Ferrer Internacional, Laboratorios del Dr. Esteve, Mecalux, Sanofi Aventis, Suez y Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB).

Sobre la mesa, la pregunta: ¿está la red preparada para un ecosistema en el que cada vez hay más dispositivos conectados, más tráfico de datos, mayor movilidad y ubicuidad en las empresas y una adopción masiva de soluciones en la nube? Desde luego, expuso Maldonado, un elemento tan importante como este no puede convertirse en un cuello de botella sino en un tractor de competitividad.

Como resultado a esta rémora, surgen las redes SD WAN que consisten, a grandes rasgos, en superponer capas de software sobre el hardware para dar prioridad al tráfico de datos de las aplicaciones clave. Éstas, dijo Maldonado, permiten asegurar el rendimiento de las aplicaciones, otorgan mayor visibilidad, dan gestión centralizada y se mueven en un entorno seguro, escalable y flexible.

Para María Díaz, network solution consultant de NTT Communications, las redes piden a gritos mejoras para soportar las demandas actuales de los negocios. Las SD WAN, expuso, permiten analizar las aplicaciones, categorizarlas y darlas prioridad para, después, poner el foco en las aplicaciones core y segmentar el tráfico de datos.

 

Una cuestión de cómo y cuándo

Según diversos estudios, el 30% de las compañías habrán adoptado SD WAN a finales de este año. El dato pone de relieve que, poco a poco, y según la velocidad de cada negocio, se irá adoptando esta tecnología. A pesar de que aún hay ciertas reticencias, el proceso guarda similitudes con la nube; hoy en día nadie rehúye de las capacidades de la nube.

Por tanto, la cuestión parte de cómo y cuándo cada empresa emprenderá este viaje. “En cierto punto, esta estrategia se alinea con la de la nube”, expresó Díaz. “Si ya tengo procesos en cloud ya tengo que empezar a cambiar los demás elementos que me hacen perder velocidad”. “Estamos ante la última milla de la digitalización”.

 

Podrá leer el reportaje completo en el próximo número de ComputerWorld Digital.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios