Ucrania

¿Rusia puede encontrar otras rutas para su dinero tras la prohibición de SWIFT?

El país está explorando todo un conjunto de vías para redirigir su moneda después de las sanciones que han ejercido Estados Unidos y los países europeos por la invasión de Ucrania; unas sanciones que incluyen la prohibición de la red de mensajería financiera SWIFT.

bitcoin
Créditos: Jievani Weerasinghe (Unsplash).

La prohibición por parte de muchos países de Europa y también de Estados Unidos de que Rusia use SWIFT, la mayor red de mensajería financiera del mundo, parece estar teniendo esta semana consecuencias económicas casi inmediatas y de gran alcance. Las sanciones han impedido al Banco Central de Rusia utilizar dólares, euros y otras divisas extranjeras de reserva para estabilizar el rublo durante las recesiones económicas. Y el pasado sábado, EE.UU. y sus principales aliados adoptaron la que muchos consideran la sanción más dura hasta la fecha: bloquear el acceso de muchos bancos rusos a SWIFT.

La amplia gama de sanciones económicas hizo que las acciones rusas se desplomaran y que el rublo perdiera el lunes un 30% de su valor frente al dólar. El Banco Central de Rusia ha podido ayudar a que el valor del rublo se recupere en cierta medida, pero al final de la jornada seguía perdiendo un 20%. Al mismo tiempo, el banco central duplicó con creces los tipos de interés hasta el 20%, y la bolsa de Moscú permaneció cerrada. (Hoy seguirá cerrada).

Incluso Suiza, que tiene una larga historia de neutralidad, anunció ayer lunes que impondrá sanciones financieras a los dirigentes rusos y a otras personas, así como a determinadas empresas.

"Hemos entrado realmente en aguas turbias y agitadas", en palabras de Aseem Prakash, cofundador y futurista global del Center for Innovating the Future, una empresa de asesoramiento con sede en Toronto. "Lo que parecía una apuesta segura está ahora lleno de riesgos. Ya hay muchas piezas en movimiento. Al mismo tiempo, Occidente tampoco ha terminado con las sanciones. Lo que sigue dependerá sobre todo de lo que ocurra sobre el terreno en Ucrania".

El lunes, el Departamento del Tesoro de EE.UU. anunció nuevas sanciones para inmovilizar cualquier activo del Banco Central ruso en EE.UU. o en manos de estadounidenses. El Gobierno de Biden estimó que la medida podría congelar "cientos de miles de millones de dólares" de fondos rusos. "El banco central ruso ya ha anunciado que no puede intervenir y estabilizar el rublo porque ya no tiene acceso a euros o dólares estadounidenses", según Prakash.

Alemania, Francia, el Reino Unido, Italia, Japón y la Unión Europea, entre otros, también se unirán a Estados Unidos para atacar al Banco Central ruso, según la Casa Blanca. De hecho, la presidenta de la UE, Ursula von der Leyen, ha anunciado que la entidad planea ofrecer "sanciones masivas y específicas" a los líderes europeos para que las aprueben con el objetivo de dañar la capacidad de modernización de Rusia. "Apuntaremos a sectores estratégicos de la economía rusa bloqueando su acceso a tecnologías y mercados que son clave para Rusia".

 

Aumento de las sanciones económicas

A medida que aumenten las sanciones económicas (incluido el bloqueo de las importaciones de productos de alta tecnología) es probable que Rusia maniobre para desviar las transacciones financieras a otras redes de mensajería; esas opciones serían mucho más pequeñas y menos maduras que SWIFT. Una posible táctica sería convertir los rublos en criptodivisas y utilizar las redes de blockchain, que tienen menos supervisión regulatoria y suelen estar abiertas a todos los que quieran utilizarlas.

Como recuerda Ronak Doshi, socio de la firma de investigación Everest Group, Rusia podría explorar métodos emergentes como las criptodivisas y otros activos digitales como las monedas privadas para tratar de evitar cualquier conversión a dólares estadounidenses. "Rusia también está experimentando con el lanzamiento de su propia moneda digital del banco central que podría utilizar con los países que estén dispuestos a aceptarla", añade.

El domingo, el ministro ucraniano de Transformación Digital, Mykailo Federov, pidió a las principales bolsas de criptomonedas que bloquearan las direcciones de los usuarios rusos. "Es crucial congelar no sólo las direcciones vinculadas a los políticos rusos y bielorrusos, sino también sabotear a los usuarios comunes", tuiteó.

Las entidades sancionadas que utilizan las redes de criptomonedas pueden ser bloqueadas a través de una simple lista de denegación de direcciones, lo que les impedirá mover sus criptofondos fuera de las redes de criptomonedas a cuentas en servicios centralizados e instituciones financieras (por ejemplo, bolsas de criptomonedas o bancos), según Avivah Litan, vicepresidente y analista de Gartner.

"Al contrario de lo que se cree, las criptomonedas no son un refugio para los delincuentes anónimos. De hecho, gracias al análisis inteligente de blockchain es más fácil seguir el rastro del dinero en estas cadenas de bloques que en las redes de pago tradicionales, por muy tortuosa que sea la ruta que sigan", asegura Litan.

Las principales criptomonedas, como Bitcoin y Ethereum, vieron cómo su valor se disparaba tras la retirada de los bancos rusos del sistema SWIFT y la caída en picado del sistema monetario ucraniano.

Después de una venta masiva de Bitcoin la semana pasada, el precio se disparó más de un 9% hasta alcanzar los 41.300 dólares. Las especulaciones sobre el incremento de los precios se centraron en la suposición de que los operadores estaban respondiendo a la actual crisis entre Rusia y Ucrania. 

La adopción de las redes de blockchain y de las monedas digitales que permiten está ganando apoyo a medida que las transacciones se vuelven más seguras y el valor financiero se dispara, según la empresa de análisis Gartner.

Las criptomonedas representan algo menos del 11% de los 19,4 billones de dólares en circulación en todo el mundo, pero el efectivo digital está aumentando su valor rápidamente. Las grandes empresas, los inversores y las instituciones financieras están comprando cada vez más.

Coca-Cola, Stella Artois, Visa y muchas otras empresas de productos de consumo ya tienen tokens digitales no fungibles (NFT) y están aprovechando el valor intangible de su marca para el marketing y para impulsar nuevas fuentes de ingresos, según Litan. Y la cantidad de stablecoins, o criptodivisas respaldadas por dinero en efectivo, se ha quintuplicado con creces, pasando de 20.000 millones de dólares a 110.000 millones en el último año, porque tienen un valor estable y permiten transferencias de valor más transparentes y eficientes que las redes de pago tradicionales.

Las principales redes de pago tradicionales, como SWIFT, admiten ahora las criptomonedas para evitar la desintermediación de las nuevas redes de criptopago.

En cuanto a Rusia, ha estado cubriendo sus apuestas contra el dólar estadounidense desde hace algún tiempo, asegura Prakash. "En 2018, redujo la tenencia de los bonos del Tesoro estadounidense en un 84%. También anunció que retiraba por completo los dólares estadounidenses de su fondo soberano". Así, aunque Rusia puede recurrir a su alternativa al SWIFT, llamada SPFS (Sistema de Transferencia de Mensajes Financieros), el alcance actual del SPFS es muy limitado.

A finales de 2020, el número de bancos extranjeros conectados a él era sólo de 23, y el sistema se utiliza principalmente para las transferencias nacionales, dijo Prakash. Eso se compara con las más de 11.000 instituciones financieras de 209 países que utilizan el sistema de mensajería de SWIFT.

Uno de los pilares más importantes de una economía estable es el valor de su moneda. Cuanto más fluctúa o se vuelve volátil una moneda, menos atractiva resulta, tanto en el país como en el extranjero. Según Prakash, incluso si el banco central decide imprimir rublos, no permitirá una conversión en bitcoins, "porque destrozará toda la confianza en la moneda, especialmente porque el banco central ha perdido la herramienta más importante para estabilizar la moneda". "Sin embargo, es posible comprar oro y replantearse cómo impulsar la moneda", dijo Prakash.

 

La invasión rusa interrumpe los servicios informáticos clave

Anurag Srivistava, socio de Everest Group, indica que el ataque ruso a Ucrania también ha interrumpido los servicios informáticos clave, que han crecido en los últimos años. Ucrania, dice, es un lugar de entrega global clave para los servicios de TI y de I+D de ingeniería, "lo que conlleva una incertidumbre generalizada y preocupaciones significativas para las muchas empresas que operan allí".

"Empresas como Wix, Vistaprint, Ciklum y Cimpress ya habían comenzado a reubicar a su personal del este de Ucrania a partes relativamente más seguras del país como Lviv, Ternopil e Ivano-Frankivsk, en un esfuerzo por continuar con los procesos de negocio sin interrupción y mantener a los empleados fuera de peligro", escribe Srivistava en un comunicado. "Algunos incluso se están trasladando a otros países, como Polonia, Turquía e Israel".

EE.UU. ya ha aplicado sanciones de alta tecnología contra Rusia que incluyen amplias restricciones a las tecnologías estratégicas producidas en países extranjeros que utilizan software, tecnología o equipos de origen estadounidense. Las restricciones afectan a los semiconductores, las telecomunicaciones, la seguridad de la encriptación, los láseres, los sensores, la navegación, la aviónica y las tecnologías marítimas, y están diseñadas para detener el acceso de Rusia a la tecnología de vanguardia.

Prakash señala que las sanciones estadounidenses sobre artículos de alta tecnología no se limitan a los productos fabricados por empresas estadounidenses. Las sanciones también prohíben cualquier producto fabricado en cualquier lugar que utilice cualquier tipo de tecnología estadounidense.

 

Las redes sociales se movilizan contra la desinformación

Facebook identificó y desactivó el pasado fin de semana dos campañas en su red social destinadas a difundir información errónea sobre el asalto ruso a Ucrania, según la empresa matriz de la red social, Meta. "Hemos eliminado esta operación, hemos bloqueado sus dominios para que no se compartan en nuestra plataforma y hemos compartido información sobre las operaciones con otras plataformas tecnológicas con investigadores y con gobiernos", como señaló David Agranovich, director de desactivación de amenazas de Meta, en un comunicado.

Una de las campañas consiguió eludir al equipo de seguridad de Meta y creó 40 cuentas que se sospecha han sido generadas artificialmente, según Agranovich.

Las entidades falsas dirigían sitios web que se hacían pasar por sitios de noticias independientes y creaban personajes falsos en muchas plataformas de medios sociales, como Facebook, Instagram, Twitter, YouTube, Telegram, Odnoklassniki y VK, dijo Meta. La campaña también se dirigía a militares y personalidades ucranianas.

"Hemos estado en contacto con el Gobierno de Ucrania. A petición suya, hemos restringido el acceso a varias cuentas en Ucrania, incluidas las de algunos medios de comunicación estatales rusos", según Agranovich. "También estamos revisando otras solicitudes del gobierno para restringir los medios de comunicación rusos controlados por el Estado".

 


Especial Sanidad

Be Data Ready

Communications Platform for Business

transformación digital Tendencias

Partnerzones



Registro:

Eventos:

 

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research