Tendencias | Noticias | 28 OCT 2011

Check Point pone sus miras en la mediana empresa y busca crecer un 14%

Check Point quiere reforzar su presencia en el mercado de la mediana empresa y para ello ha desarrollado una estrategia que le permita introducirse en este segmento de mercado. Sus previsiones para este año se centran en alcanzar un crecimiento del 14%.
Computerworld

Check Point ha aprovechado la celebración su evento anual, que ha tenido lugar en Madrid, y en el que reúne a partners y clientes, Check Point Security Tour, para dar a conocer los últimos desarrollos de la compañía. De esta forma, ha introducido una nueva familia de appliances “que cubren todo tipo de necesidades y que incorpora desde un super firewall que alcanza los 100 GB de ancho de banda en la parte más alta de gama, hasta una solución, en la parte más baja, que multiplica por tres el rendimiento”, comenta Mario García, recientemente nombrado country manager de la filial española. Esta familia está compuesta por siete productos preparados para conseguir el máximo rendimiento de la arquitectura Software Blade. El siguiente anuncio está pensado para detectar redes de botnets. Anti-Bot Software Blade ayuda a hacer frente a las bots y prevenir los daños bloqueando la comunicación entre los equipos infectados y los operadores remotos. 

Check PointCon esta oferta, Check Point espera consolidar su negocio en la gran cuenta y crecer en el mercado de la pyme, “sobre todo el mercado de la mediana empresa”. Y para reforzar su estrategia en este segmento del mercado la compañía ha decidido poner en marcha una nueva estrategia. Estrategia que fue explicada por Ammon Bar-Lev, presidente de la compañía, que ha visitado España con motivo de la celebración del Check Point Security Tour. Así, comentaba que su compañía se basa en una comercialización cien por cien canal. “Queremos continuar creciendo de la mano de nuestra red de partners y apostar por que ésta sea la que aporte valor a nuestros clientes. Nuestra estrategia se basa en el conocimiento”. El nuevo programa que va a lanzar se fundamenta en un nuevo paquete básico que cubre todas las necesidades de seguridad de una empresa de tamaño medio. A grandes rasgos, consiste en un modelo basado en los servicios en el que la pyme pagará una cuota mensual por disponer de las soluciones y el mantenimiento. “El servicio correrá tanto a cargo de Check Point como de nuestros partners. Se trata de un modelo mixto”, afirma Mario García.

Toda esta estrategia tiene como último fin, conseguir una facturación de 1.240 millones de dólares, “que representaría un crecimiento del 14 por ciento”, afirma Ammon Bar-Lev.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios