Tendencias | Artículos | 05 MAR 1999

Dónde, cuándo, cómo y con quien quiera

Miro-Web permite a los hospitales el acceso íntegro a sus datos
Fco. Javier Pachá.

Poco a poco, los derechos de los pacientes se han ido consolidando . Esta trayectoria, lógica para todos, puede llegar a sorprender a alguien si se detiene a pensar en las posibilidades que se derivan de la relación entre la aplicación de estos avances y la tecnología, cada día más necesaria ante el volumen de población con acceso a la sanidad pública . Actualmente, cualquier persona tiene derecho a ser atendido en el hospital que desee ( dentro del sistema sanitario autonómico o nacional que le corresponda ) y por el doctor que más le convenga . Pues bien: ello deriva en una dispersión de datos hospitalarios que a veces dificulta el trabajo del sistema interno del centro sanitario y provoca esperas en los propios pacientes . Para solucionarlo, la compañía Ibermática puso en marcha en diciembre de 1997 el sistema Miro-Web, en cooperación con otras empresas europeas, y dentro de Osakidetza, el complejo hospitalario de Donostia .

Con él, se pretende desarrollar un acceso integrado a fuentes de datos heterogéneas a través de protocolos Internet/intranet posibilitando la lectura de datos independientemente de la base utilizada para su archivo . Javier López, gerente de proyectos europeos de Ibermática España, es la persona encargada de explicar este sistema, las previsiones de futuro de su desarrollo y sus actuales implicaciones en lo que a la sanidad se refiere .

Flujo multidireccional

Miro-Web se agrupa dentro del proyecto Esprit, en el cual colaboran distintas empresas europeas, relatadas por López: “Aunque Ibermática lo coordina, hay otras compañías, tales como Bull por parte de Francia, el instituto de investigación de desarrollo de software CMD por parte de Alemania o TIS, una empresa pública del Tirol, que se encarga de hacer una aplicación sobre información de turismo” .

El proyecto, adaptado al complejo hospitalario de Donostia, cuenta con diversos centros que proporcionan atención médica tanto primaria como especializada . Estos centros se componen de tres hospitales, dos clínicas y dos centros de salud . A partir de aquí, el flujo de atención a pacientes pasa de uno a otro centro, dependiendo de las necesidades de cada caso concreto . El resultado derivado de esto hace que la información generada y relativa al paciente se almacene en diversas bases de datos, físicamente dispersas pero tecnológicamente ( y esto es lo que hace que el concepto de telemedicina tenga sentido en este proyecto ) heterogéneas, como, por ejemplo, Oracle, AS/400 SQL o ficheros semiestructurados . “Estos ficheros son pedazos de información que están archivados, pero no de manera estructurada, como puede ser una base de datos, en donde se definen unos registros con unos campos y la información se obtiene correctamente estructurada”, explica López . “Sin embargo, hay información derivada de ficheros semiestructurados, como pueden ser páginas HTML, donde realizar una búsqueda de la información dentro del documento que se está adquiriendo” . Estas páginas relacionadas con Internet derivan del propio objetivo de este piloto: desarrollar una aplicación Internet/intranet que permita a los profesionales sanitarios acceder de forma homogénea y transparente, utilizando una interfaz Web, a esa información dispersa .

“La medicina es perfecta para validar esta plataforma, que va a permitir muy distintos tipos de aplicaciones, sobre todo aquellas que necesiten integrar datos procedentes de distintas fuentes . Pero dentro de lo sanitario hay un problema con la información de los pacientes, pues éstos son libres de ir al hospital o al médico que quieran, y los historiales médicos están dispersados . Incluso en el interior de cualquier hospital, la información generada por un paciente se agrupa en distintas bases de datos, bien dirigidas a imágenes, como las radiografías, o bien dirigidas a los datos, como cualquier análisis”, comenta López . Por ello, la sanidad es uno de los mejores segmentos para llevar a cabo el desarrollo de Miro-Web . Pero la técnica, evidentemente, también tiene un lugar destacado .

Herramientas técnicas

El proyecto puede estructurarse de diversas formas . Quizá la más sencilla y eficaz para entenderlo sea dividirlo en tres partes . Por un lado, incluye una herramienta para la definición de una base de datos virtual a partir de las distintas bases de datos físicas . “Son virtuales, entre otras razones, porque son sólo de lectura, pues, por motivos legales, esas informaciones no pueden copiarse en una base de datos central”, comenta López . Dicha base de datos virtual, que posee tecnología objeto-relacional, permite que las aplicaciones “vean” las distintas bases de datos físicas como si fueran una sola .

Por otro lado, existe una herramienta para la construcción de adaptadores de datos . Estos adaptadores de datos admiten consultas de tipo objeto-relacional y “traducen” dichas consultas a algo que pueda ser entendido por una determinada base de datos física o fuente de información . Y, por fin, se encuentra el módulo middleware, que para López es la piedra de toque del proyecto . Este middleware se encarga de procesar, en tiempo de ejecución, las consultas realizadas contra la base de datos virtual, transformarlas en una serie de subconsultas contra cada una de las bases de datos componentes y dirigir esas subconsultas al adaptador de datos respectivo . Una vez que todos los adaptadores de datos devuelven los resultados, el middleware se encarga de “construir” la respuesta a la consulta realizada . Todo ello deriva en que las aplicaciones pueden consultar de forma transparente e integrada todas las bases de datos, reduciéndose el esfuerzo de desarrollo de las aplicaciones . “El middleware es un software que utilizamos para desarrollar aplicaciones . La del hospital la desarrollamos en Java, y utilizamos unos servicios que proceden de ese middleware, que se sitúa entre las fuentes de información . En cada una de ellas instalamos un adaptador, que sirve directamente para saber la información que se está tratando en la base de datos . Después, en el integrador, se fusionan todas esas informaciones de una forma virtual y la presenta al usuario”, remata este directivo de Ibermática en España .

Ventajas para el usuario sanitario

Con Miro-Web, las bases de datos de esos hospitales continuarán siendo autónomas, pero los datos serán compartidos de manera transparente . Y el usuario se beneficiará directamente, evitando visitas innecesarias, mejorando el tiempo medio de las visitas, la información disponible de su historial y los protocolos de derivación . Por su parte, el centro sanitario ahorrará dinero, evitando redundancias de pruebas clínicas .

¿ Y su éxito ? “Para Ibermática, es evidente”, señala López . Para este gerente de proyectos europeos de la compañía, la sanidad necesita de soluciones de este tipo, añadiendo el hecho de que “el proyecto no está dirigido sólo al mercado español, sino que ese mercado hay que considerarlo con una perspectiva global . De hecho, hay otros clientes que están demandando este servicio, en terrenos como la administración pública, para extraer valor tanto real como añadido de la integración de estas aplicaciones” .

Historial médico, citaciones y peticiones de pruebas médicas, agendas, altas, bajas, información de enfermería . . . Incluso los datos demográficos del paciente se unen en un entorno intranet destinado a una organización concisa, clara y rápida . La telemedicina comienza a imponerse, y Miro-Web, al menos, establece unos parámetros claros para su futuro éxito .



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios