IDC
Foundry

La automatización, palanca de transformación

En un mundo cada vez más digitalizado, la gestión de datos, la automatización inteligente y la modernización de aplicaciones representan un importante reto para las empresas. Los responsables tecnológicos de un ramillete de organizaciones debatieron sobre estos temas en un almuerzo ejecutivo organizado por Foundry (grupo editor de ComputerWorld), IDC e IBM.

Almuerzo IBM III

El encuentro arrancó con la intervención de Ignacio Cobisa, consulting manager de IDC Spain, que habló acerca de la importancia de la hiperautomatización. Explicó que el aumento de la productividad es un desafío común para las empresas, algo que se puede conseguir eliminando labores repetitivas y procesos ineficientes que se realizan manualmente a través de sistemas anticuados.

Al hilo de ello, indicó que una de las tendencias más relevantes dentro del proceso generalizado de modernización de aplicaciones es el desarrollo a través de plataformas low code, que permiten crear aplicaciones de forma muy intuitiva y facilitan la automatización de procesos. “La principal ventaja en el uso de este tipo de plataformas es la capacidad de acelerar la entrega de software y aplicaciones con un desarrollo de código mínimo”, apuntaba.

Además, hizo hincapié en que la tecnología está transformando los negocios, dando cada vez más peso a los responsables de TI en el seno de sus organizaciones y transformando su rol. Así pues, expuso los CIO han asumido un papel de liderazgo tecnológico y en la innovación de la empresa.

También se detuvo en la importancia que han adquirido los datos, que son críticos para la resiliencia, impulsan la innovación y facilitan las experiencias de los clientes. “Los datos no son sustituibles y tienen mucho valor”, apostillaba. Remarcó que afrontar el viaje hacia el digital-first implica superar los retos que supone la gestión de datos, como el volumen de datos recopilados, los problemas de integración, el uso de herramientas adecuadas, las preocupaciones en torno a la privacidad o los problemas de integridad.

En este sentido, detalló que los principales casos de uso de las soluciones de inteligencia artificial y automatización inteligente se centran en la optimización de operaciones, la medición y reporting de los compromisos ESG y la detección y prevención de ciberamenazas. Sin embargo, adelantó que en los próximos cinco años se reorientarán hacia la inteligencia y automatización de ventas y marketing, finanzas y contabilidad y experiencia del cliente. Además, señaló que los principales motivos que aducen las empresas para invertir en automatización inteligente se concretan en el aumento de la productividad y de la eficiencia operativa, así como la mejora de la experiencia del empleado y la retención de talento.

Finalmente, indicó que algunos de los retos que las empresas refieren a la hora de adoptar la automatización inteligente son los problemas de gestión y calidad del dato, la falta de recursos para dar soporte a los usuarios finales y mantener los sistemas y el déficit de formación de los empleados en el uso de tecnología.

Los asistentes al almuerzo ejecutivo, en un momento de la reunión

 

De la mano de los partners tecnológicos

Enrique Tevar, Automation Sales manager para España, Portugal, Grecia e Israel de IBM, destacó el papel que tienen los proveedores de tecnología a la hora de ayudar a las organizaciones a superar dichos desafíos. “Nos dedicamos a poner en valor la inteligencia artificial de nuestros clientes en las capacidades de la nube híbrida”, comentaba. Especificó que su compañía se centra en tres áreas de automatización: procesos de negocio, procesos de TI e integración entre datos y aplicaciones.

Al hilo de ello, Franclim Bento, Automation Tech Sales manager España, Portugal, Grecia e Israel de IBM, habló acerca de las posibilidades que ofrece IBM Watson, la inteligencia artificial de la compañía. “Ofrece capacidades de observabilidad, automatización de procesos, captura inteligente OCR, minería de procesos, desarrollo de callbots, etc.”, enumeraba. Además, hizo hincapié en que “no hay automatización sin integración.

 

Ventajas de la automatización

A continuación, se desarrolló un coloquio en el que intervinieron Israel García, director de Aplicaciones y Operaciones de Aliseda Inmobiliaria; Ángel Luis Sánchez, CTO y jefe del Servicio de apoyo a la planificación tecnológicas del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS); Nuria Fuentes, CIO de OHLA Ingesan; Lina Robles, vocal de la junta directiva de WomenCEO; Manuel Rodríguez, director de Organización e Informática de Agroseguro; David Bultà, IT Strategy Innovation & Vendor operations manager de Fluidra; Luis de la Fuente, responsable de Gestión servicios IT de RedAbogacía; Rafael Ojeda, CIO de Fortage Funds; Ana del Hoyo, inspector de servicio de la Administración General del Estado; David Moral, CIO de Compañía del Trópico; Roberto López, CTO Corporativo de Familia Martínez; Jesús Garrido, CIO del INTA; Fernando Perales, CIO de JOT Internet Media; Javier Lázaro, Digital hub director de Ferrovial; Unai Obieta, Data Strategy & Analytics director de Adecco Group; Victoriano Trujillo, cofundador y CIO de Fresh Health; y Guillermo de Haro, Academic director de IE University.

Los participantes en el debate compartieron su experiencia en la transformación digital de sus organizaciones. Por ejemplo, Del Hoyo explicó que tecnología ha permitido agilizar drásticamente algunos de los procesos de la Administración General del Estado, resolviendo en apenas 24-48 horas procesos que anteriormente llevaban 30-40 días.

El representante del SERMAS también destacó la importancia de la tecnología en la atención médica. “Si algo puede ayudar a que la asistencia sanitaria sea sostenible, son las tecnologías. Y al sanitario no le importa dónde esté la tecnología. Quiere que todo vaya rápido y no se caiga”, declaraba.

El CIO del INTA remarcó que hay muchas tareas susceptibles de ser automatizadas. “Cuando alguien se queja de que ha hecho 20 veces la misma cosa a lo largo del día, es un indicativo claro de que su tarea puede ser robotizada. Hay muchas tareas de poco valor añadido. Hay que automatizar estas tareas repetitivas de las personas; y después, automatizar los procesos”, comentaba. Por ejemplo, señaló que en la Administración Pública hay potencial para la robotización, “para aprovechar el talento del funcionario en algo más que para poner un sello”.

 

Resistencia en el seno de la organización

El CIO de Fresh Health se mostró de acuerdo en que “la automatización libera a las personas para hacer otras cosas”. Sin embargo, puso sobre la mesa una de las inquietudes que despierta dicha automatización. “Las personas que hacen tareas sencillas no tienen formación para hacer otras cosas. ¿Qué van a hacer?”, planteaba.

Asimismo, Bento reseñó que “uno de los mayores retos de la automatización es la transformación cultural”, ya que las personas pueden tener dudas acerca de lo que puede pasar con ellas cuando se aborda un proceso de transformación. “A veces, tenemos que luchar contra nuestra propia organización para demostrar que lo que estamos haciendo es bueno para todos”, apuntaba.

Igualmente, la CIO de OHLA Ingesan reconoció que “la colaboración no siempre es la que necesitamos”. Por ejemplo, explicó que cuesta que los empleados pongan su conocimiento a disposición de la empresa para avanzar en la automatización.

 

La automatización como apoyo

“Hay que hacer entender a los empleados que sus trabajos no corren peligro”, apuntaba el responsable de Ferrovial. Los integrantes de la mesa redonda coincidieron en que la mejor manera de superar estas resistencias es transmitir a la plantilla que la tecnología va a servir para facilitarles las cosas, aprovechando su potencial para aumentar sus capacidades y mejorar su trabajo.

“La automatización tiene un gran recorrido como apoyo en muchas profesiones: jueces, médicos, investigadores, etc.”, anotaba Cano. Por ejemplo, Sánchez reseñaba que la automatización inteligente “permite utilizar toda la información y ofrecer a los sanitarios justo aquella que precisan en ese momento”.

Además, el CTO del Sermas recordó que “todo lo que está automatizado, está dentro del sistema”, por lo que se eliminan problemas como la pérdida de información o la creación de silos. “La automatización da independencia”, anotaba. En esa misma línea, Garrido recalcaba que la automatización aporta seguridad a la empresa, al reducir errores, evitar pérdidas, etc.



TE PUEDE INTERESAR...

Especial Sanidad

Communications Platform for Business

Acelera tu Transformación Digital

Be Data Ready

Metallic

Partnerzones



Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Registro:

Eventos: