Estudios
Transformación Digital
Telefónica
Coronavirus

La digitalización toma el mando en España

La pandemia ha acelerado en cinco años la adopción de hábitos digitales en los hogares y en las empresas del país, apunta el informe ‘La Sociedad Digital en España 2020-2021: El año en que todo cambió’, editado por Fundación Telefónica.

pc digital

La normalización de la digitalización en la sociedad española y en todos los sectores productivos ha hecho que en 2020 se produjera un avance imparable del papel de la tecnología, según el informe La Sociedad Digital en España 2020-2021: El año en que todo cambió, editado por Fundación Telefónica y que recoge los indicadores sociales más relevantes que conforman el panorama de la sociedad digital en España.

“Vivimos en una sociedad en red y gracias a la digitalización los españoles pueden desarrollar la capacidad de resiliencia necesaria para seguir adelante en las situaciones más adversas”, reza el estudio, que afirma que, en solo unas semanas, la pandemia consiguió acelerar cinco años la adopción de hábitos digitales de los españoles en el hogar y las empresas

El estudio destaca cambios importantes producidos en los hábitos sociales, como el tiempo que dedican los españoles a actividades digitales, que ha aumentado significativamente. La pandemia ha contribuido a acelerar la digitalización en aspectos clave como la formación online, el teletrabajo, las compras electrónicas, el incremento de las videollamadas o el aumento del consumo de contenido multimedia. Ello ha sido posible, especifica el documento, por el buen comportamiento que las redes de comunicaciones han tenido en 2020 en nuestro país, que, estando entre los más castigados por la pandemia, no ha experimentado problemas en este sentido como sí lo han hecho otros países del entorno y ha encajado bien el aumento de la demanda de ancho de banda con un crecimiento enorme del tráfico móvil de datos y de la voz móvil.

 

La empresa se digitaliza

En el ámbito de la empresa se ha producido un crecimiento en tecnologías como la inteligencia artificial, el IoT, la robótica o los servicios en la nube. De hecho, el mundo empresarial es uno de los ámbitos donde más se ha notado la aceleración de los procesos de digitalización pues, durante el confinamiento, las empresas se vieron en la necesidad de seguir prestando servicio en un entorno en el que había que minimizar el contacto físico con empleados, proveedores y clientes. Casi el 70% de los gerentes españoles afirma haber acometido algún tipo de transformación digital en su negocio como respuesta a la COVID-19, según un informe de Salesforce.

El teletrabajo ha sido, sin duda, una de las prácticas estrella. Cuando se desató la crisis sanitaria, el porcentaje de trabajadores impulsado a teletrabajar pasó del 5% al 34% de forma repentina; a pesar de ello, solo un 23,8% de los usuarios del teletrabajo declaró haber experimentado alguna dificultad al realizar una labor desde casa. El 66% de las empresas españolas opina que el trabajo en remoto ha mejorado la productividad corporativa.

Los servicios cloud también se han incrementado con la pandemia. Casi una tercera parte del tejido productivo hace uso de algún tipo de servicios en la nube.

Este auge de los proyectos tecnológicos choca, no obstante, con la falta de talento especializado en el mundo TIC: en 2020 el mercado europeo sufrió la carencia de 756.000 expertos en esta materia, según la Comisión Europea, que cifra en un 4% el aumento de la demanda de trabajadores formados en informática y telecomunicaciones.

Además, el aumento de la digitalización ha hecho que los ciudadanos estén más expuestos a las ciberamenazas, ya que el teletrabajador no se encuentra protegido por los cortafuegos de las empresas y la formación relacionada con la ciberseguridad se ha vuelto indispensable. 

 

Hogares conectados

El auge del teletrabajo y la necesidad de estar más tiempo en casa durante esta crisis también ha hecho que cambien los hábitos de consumo y de ocio. En 2020, un 81% de personas utilizaban internet varias veces al día, frente al 74,9% de 2019.

La manera de relacionarnos también se ha vuelto más virtual. Las videollamadas pasaron del 55,1% en 2019 al 77,7% en 2020 convirtiéndose en un recurso fundamental para el teletrabajo, las clases online y la comunicación de las familias.  

También debido a la pandemia ha crecido el uso del comercio electrónico. Durante el estado de alarma, el 52,8% de la población española, con edades entre los 16 y los 74 años, había comprado a través de internet en los últimos tres meses, 6,9 puntos por encima respecto a 2019. 

Otro mundo que está mutando es el de los pagos, que camina hacia el contactless. De hecho, según Capgemini, los españoles son de los europeos más dados a usar métodos de pago con tarjeta contactless, un 66% de las transacciones se hacen sin insertar la tarjeta en un terminal.

Además, 2020 ha supuesto un cambio radical en la forma con la que los españoles disfrutan del tiempo libre, situando a los contenidos digitales en el centro de su actividad de ocio

 

Papel imprescindible de la tecnología

El documento subraya con énfasis el papel de la tecnología, sobre todo de la inteligencia artificial, que ha sido clave para controlar la pandemia. “Con la IA surgen nuevas perspectivas que conciben espacios de convivencia de trabajo entre humanos y máquinas para generar fortalezas y que requerirán de un nuevo tipo de habilidades denominadas fusion skills”, indica el estudio. No obstante, éste alerta de que la implantación de esta tecnología entre la empresa europea es todavía baja y España se encuentra por debajo de la media en este campo.

Blockchain es otra de las tecnologías destacadas en el informe y que también avanza lentamente, “pero con paso firme”. En España, solo una de cada diez empresas tiene proyectos en este campo, pero las perspectivas apuntan que entre 2020 y 2023 superará a la media europea. En 2030, el blockchain habrá producido un aumento del PIB español de 24.000 millones de dólares y habrá creado un total de 227.000 puestos de trabajo, según datos de PwC recogidos en el estudio. 

IoT y la robótica industrial son otras importantes tecnologías en liza que siguen creciendo en 2020. De acuerdo con el INE, IoT es la tecnología de vanguardia más utilizada por las empresas en España. Las compañías de mayor tamaño son las que hacen más uso de esta tecnología, en concreto, una tercera parte de las de más de 250 empleados, frente al 25% de las que tienen entre 50 y 250 trabajadores, y el 14% de las de menos de 50.

Respecto a la robótica industrial, se está produciendo una migración de la robótica desde los entornos controlados a los espacios libres, y desde los sectores especializados al resto del tejido productivo. España se encuentra entre los quince primeros países en términos de instalaciones anuales de robots industriales, reza el informe.

 

Hacia una recuperación económica que vendrá de mano de ‘lo digital’

La aportación de la actividad digital a la economía española se aproxima ya al 19% del PIB, por encima de la media de los países de las Naciones Unidas. La digitalización, reza el estudio, se presenta como “la palanca necesaria para llevar a cabo la recuperación de esta crisis económica sin parangón”. 

Eso sí, el documento concluye que es necesario que la sociedad alcance un acuerdo fundamental sobre los principios éticos y valores comunes para un mundo digital, que sitúe al ser humano en el centro de todas las cosas para no derivar en una sociedad a dos velocidades, con ganadores y perdedores.

 

 


Revista Digital

Revista Digital junio

Próximo Webinar

Contenido Destacado

Entrevistas

Accelerate Digital Now

Be Data Ready

Modern Data Experience

ciberseguridad Protección de Datos

Communications Platform for Business

Partnerzones IDG
Especiales IDG:
Registro IDG España:

Eventos IDG:

 

Revistas Digitales IDG

ComputerWorld Digital

CSO España Digital

DealerWorld Digital

IDG Research

 

Ya disponible en IDG Research: