Estudios
Transformación Digital
IA
IoT
ONTSI

Las empresas españolas avanzan en IA, 'cloud computing', IoT y análisis de datos

La transformación digital de las compañías avanza en la implantación de nuevas tecnologías pero de manera desigual por tamaños y sectores. Información y comunicaciones, el sector TIC, y las de actividades profesionales, científicas y técnicas son las más digitalizadas.

digitalización, transformación digital

El avance de las empresas españolas en la implantación de las tecnologías emergentes es palpable en las áreas más novedosas, como la inteligencia artificial, el análisis de datos, el cloud computing o el Internet de las cosas, aunque todavía son la firma electrónica, los medios sociales y los sistemas de intercambio electrónico de datos herramientas TI más utilizadas por nuestros negocios, y su uso se mantiene al alza.

Estas son algunas de las primeras conclusiones publicadas por el informe Brújula, una publicación creada por el Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad (ONTSI), dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, y titulado “Uso de tecnologías digitales por empresas en España.2022”. La iniciativa Brújula pretende “detectar el impacto de la tecnología en las personas y orientarnos en los indicadores de la sociedad digital”.

Y lo que detecta es que nuestras empresas avanzan adecuadamente en su transformación digital pero de manera desigual por tamaños y sectores. Las más avanzadas son las empresas de información y comunicaciones, el sector TIC, y las de actividades profesionales, científicas y técnicas son las más digitalizadas, frente a las empresas de actividades administrativas y servicios auxiliares, las de sectores de metalúrgica y la construcción, que presentan niveles más bajos de transformación digital.

IA, big data e IoT, las reinas del baile digital

Es todavía muy incipiente, pero la inversión y la inmersión en la IA (Inteligencia Artificial) en España, y en general en la Unión Europea, ya muestra que esta va a ser un camino que muchas empresas van a recorrer. Son un 8% de las empresas españolas las que utilizan esta tecnología y como dato a destacar, lógico en función de la demografía empresarial ibérica, Madrid es la comunidad donde más empresas han adoptado tecnologías de IA: un 11% del total.

La tecnología big data supera en porcentaje a la anterior. Aunque su implantación es muy incipiente, el informe Brújula lo deja meridianamente claro; un 11% de las empresas analiza grandes cantidades de datos; una cifra que aumenta en el caso de las grandes empresas, donde lo hace el 29%. Su uso lo ha facilitado y hecho más asequible la existencia de herramientas analíticas más sencillas y el cloud computing.

También es emergente, atractiva y con muchas posibilidades de desarrollo de negocio la tecnología IoT (Internet de las cosas). Es la disciplina tecnológica que más ha crecido, porque ha pasado de estar en un 17% de las compañías en 2020 hasta un 28% en 2021. El informe, publicado por el ministerio encargado de la transformación digital, prevé un crecimiento exponencial en lo que se refiere a la creación de ecosistemas en los que, partiendo de los datos recopilados de los dispositivos que actúan como sensores, y que todos utilizamos, el mundo virtual va a poder interactuar con objetos físicos. Aunque esta máxima sigue produciendo cierto vértigo, sus aplicaciones positivas tranquilizan el espíritu humanista de quien recela de las capacidades de la tecnología, ante la posibilidad de que los seres humanos no veamos dominados por los cables y los bites; nos pueden ayudar a optimizar y universalizar la gestión de la sanidad, educación, agricultura, transporte, fabricación, energía… De momento en España se emplea, sobre todo, en el sector de las TIC, información y comunicaciones y energía y agua. Pero es solo el comienzo.

Los datos del camino recorrido

Además del crecimiento de la IoT (Internet de las cosas) un 11% más en 2021 que en el año anterior, la IA (inteligencia artificial) ocupa un puesto de honor como motor de desarrollo económico en nuestro país, aunque su uso apenas crece solo un1%. Pero crecerá más, según todos los indicadores. 

El empleo de los análisis Bid Data, que ya utilizan el 11% de las empresas, tiene que ver con la necesidad de reducir coste digitales, y además es uno de los campos que mayor cuota de empleo nuevo genera en España. Y los servicios en la nube no se quedan atrás; con un crecimiento del 4% respecto del año anterior, ya está presente en una de cada tres empresas españolas.

Sin embargo, son las tecnologías que más le suenan a la sociedad en general, porque llevan más tiempo instaladas en nuestra vida cotidiana, aquellas que más se han utilizado entre el tejido empresarial patrio. La firma electrónica, los medios sociales y los sistemas de intercambio electrónico de datos, están ya asimiladas como imprescindibles y su uso no hace más que crecer en todos los sectores.

Como datos, hay que tener en cuenta que ocho de cada 10 empresas (82%) ya usan la firma digital en sus gestiones. El empleo de los medios sociales (RRSS, Blogs, Web, etc) se ha generalizado entre las empresas: dos de cada tres compañías (67%) los usaron en 2021, lo que supone una subida del 4% respecto de 2020. 

La utilización de sistemas de intercambio electrónico de datos dentro de la compañía (ERP) se ha incrementado un 12% desde 2019, y en 2021 está presente en el 52% de las empresas. Por su parte, en el intercambio de datos con proveedores y clientes (CRM), se ha producido una evolución positiva, y ha pasado del 36% en 2019 al 42% en 2021, por lo que el crecimiento ha sido del 6%.

Tecnológicamente, el comercio electrónico ya es el abuelito de la tecnología empresarial, pero no deja de ser imperativo para uno de cada cuatro empresas, que realizó ventas mediante este medio en 2020, quizá muy sobredimensionado por el efecto de la pandemia y las necesidades del obtener bienes y servicios online desde los confinamientos domiciliarios; por algo creció en nuestro país dos puntos porcentuales más en 2020.  

El informe sentencia una verdad tangible; “aunque ya pocas compañías operan sin utilizar tecnología digital. La manera en la que las herramientas tecnológicas se integran en los procesos de negocio varía mucho en función del tamaño de la empresa y su actividad económica, "y muestra que todavía existen cismas diferenciales en el grado de transformación digital de las pymes respecto de las grandes compañías, como grandes diferencias entre sectores relacionados con la tecnología y aquellos dedicados a la fabricación y la construcción, necesarios, pero poco optimizados tecnológicamente.



TE PUEDE INTERESAR...

Contenidos patrocinados

Especial Sanidad

Be Data Ready

Eulalia Flo Cloud

Communications Platform for Business

Partnerzones



Registro:

Eventos:

 

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research