Virtualización | Artículos | 15 DIC 2010

Flexibilidad y facilidad en la gestión de aplicaciones, los impulsores de la virtualización en el CPD

David Sánchez.
La virtualización se ha convertido en un elemento imprescindible dentro del Centro de Proceso de Datos (CPD). Según un reciente estudio de Gartner, puede suponer un ahorro de 6.000 euros anuales por aplicación en cada servidor, pero los usuarios ya no apuestan sólo por la virtualización por motivos de ahorro, sino por la flexibilidad y facilidad en la gestión de las aplicaciones que proporciona. Así lo destacaron los responsables de sistemas de diferentes empresas a los que ComputerWorld reunió con el fin de conocer en qué nivel de virtualización se encuentran sus organizaciones y si esta tecnología es aplicable igualmente al puesto de trabajo.
Félix Sendino, responsable de Sistemas del Ayuntamiento de Zaragoza, explicó que su organización inició hace dos años un proyecto piloto de virtualización. “Tras analizar las ventajas que suponía –aseveró– decidimos abordar un plan mucho más amplio que pusimos en marcha el pasado año y que se basó en tecnología blade sobre la que implantamos un sistema de VMWare con seis nodos de doce procesadores. Esto ha supuesto un cambio radical pasando de 30 servidores físicos a 45 servidores virtualizados y sólo estamos utilizando el 20% de nuestros recursos. Además de los ahorros en equipos y del ahorro de costes, utilizamos de forma mucho más eficiente los equipos. Hay un aspecto que ha supuesto en algunos casos un freno y es el tema de la certificación de software, ya que algunos proveedores nos piden tener un soporte físico para certificar sus soluciones”.
Por su parte, Luis Antón, director de servicios cloud computing de BT, explicó que en su caso han tenido una doble experiencia, “como usuarios internos y como proveedor de soluciones. En el primer caso conseguimos ahorros de costes tanto en la gestión de nuestros sistemas como en hardware y como proveedores esta experiencia nos ha servido como base para los servicios de cloud computing que ofertamos en toda Europa. La virtualización ya es un estándar de facto pero donde todavía tenemos que trabajar es el la solución de gestión integral que debe montarse por encima de la plataforma de virtualización, aún con lo que nos queda por avanzar la virtualización es la palanca para optimizarnos tanto internamente como en nuestro catálogo de servicios al cliente”.
Ferrovial tiene, como explicó Enrique Laso, director técnico de Tecnologías de la Información, “una estructura heterogénea y la virtualización es una solución muy consolidada. Es la única forma de trabajar en entornos como, por ejemplo, en el data center donde la hemos extendido a todos los niveles. El futuro estará marcado por varios factores: un profundo proceso de transformación de todas nuestras estructuras TI en el ámbito internacional, la evolución hacia la industrialización de la gestión, la consolidación de los entornos distribuidos para poder ofrecerles servicio desde el CPD y, finalmente, trabajar en la virtualización del puesto de trabajo”.
Sadesi es una organización que gestiona toda la red de telecomunicaciones y servicios telemáticos de la Junta de Andalucía y que, según Fernando Cárdenas, su jefe del área de Tecnologías e Ingeniería de Informática, “aporta valor”. Por tanto, “a partir de este cometido la virtualización nos ha ayudado no sólo a ahorrar costes, sino sobre todo a conseguir una mayor rapidez en la puesta en marcha de nuevos servicios. Hemos reducido el tiempo de provisión de un servicio de un mes a una semana, lo que supone una ventaja enorme y nos permite aportar ese valor añadido que es uno de nuestros cometidos. Pero hay algo más y es que a medida que hemos ido creciendo la previsión que teníamos de desarrollo de nuestro CPD se ha visto desbordada y comenzamos a tener problemas de espacio, de suministro eléctrico, etc. por lo que la virtualización es la solución. Ha cambiado también la forma en la que nuestros usuarios, las diferentes consejerías y organismos de la Junta nos perciben, ahora para ellos somos una empresa de calidad y eficiente”.
Por su parte François Mestre, director de Tecnologías de la Información de la Universidad Autónoma de Madrid, señalaba que “en la universidad nos encontramos con dos entornos de trabajo, por un lado un 60% de sistemas Solaris y un 30% de equipos x86 y la realidad es que la gran mayoría de los problemas a los que teníamos que hacer frente provenían de ese 30%, esto nos llevó a pensar en la virtualización. Estamos en una primera fase, acabamos de implantar un entorno basado en servidores blade consolidando máquinas virtuales y lograr un entorno mucho estable y de alta disponibilidad. Nuestro objetivo es ir virtualizando los equipos que están en las aulas pues allí es donde tenemos más problemas para dar respuesta a las necesidades de los profesores, que necesitan entornos específicos con aplicaciones determinadas. Tenemos virtualizado un 30% de los equipos de aula lo que facilita también que los alumnos lleguen con sus propios equipos y se conecten a estos servidores virtuales para descargar las aplicaciones necesarias para sus clases”.
Juan Carlos Herraiz, subdirector de Sistemas de la Universidad Complutense de Madrid, fue un paso más al señalar que “partíamos en 2005 de un CPD desbordado, lo que nos obligaba a acometer una reforma profunda de nuestro centro. La solución fue aplicar la virtualización, que ya estábamos utilizando en temas de desarrollo en el CPD. Pusimos en marcha un proyecto piloto con cuatro máquinas y sobre ellas montamos una serie de servicios. La experiencia fue muy satisfactoria y ya en 2007 acometimos un proyecto mayor, virtualizando servidores de producción y de correo y aplicaciones y avanzando sin tener que hacer nuevas inversiones en hardware, pasando de 40 servidores físicos a 244 virtuales, incrementando la productividad de las personas que trabajan en la gestión de esos equipos. El futuro pasa también por la virtualización del puesto de trabajo ya que tenemos más de 4.000 PC”.
“La virtualización ha sido la clave para el desarrollo del negocio de servidores en el último año –aseguraba Noel Goicoechea, director de la División de Servidores Estándar de HP Iberia–.En 2010 este mercado ha experimentado un crecimiento del 52% y eso es debido sin duda alguna a que son los equipos por excelencia para las aplicaciones de virtualización. La carga de trabajo que soportan los servidores virtualizados es ya superior a la que registran los equipos físicos. Sin embargo, la virtualización no acaba aquí, sino que va a evolucionar hacia las soluciones y los entornos de gestión, donde se desarrollarán soluciones más sencillas de gestionar y rápidas de implantar con sistemas más complejos con alta disponibilidad y todo ello sin olvidar el importante ahorro de coste que se consigue”.
Alfonso Ramírez, country manager de VMWare en España, señaló en cuanto a la virtualización, que “el ahorro de costes que propicia es algo que ya todos tenemos asumido. El debate está ahora en convencer a los usuarios de que supone una mejora en la disponibilidad y un incremento de la fiabilidad, así como de los tiempos de respuesta. Es en esas áreas donde estamos trabajando en estos momentos”. Y añadió que el futuro de la virtualización pasa por cons

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios