Cloud | Noticias | 12 AGO 2020

La nube de Oracle en la computación de alto rendimiento para automoción

Nissan planea mover a la nube la dinámica fluida de computación de Oracle la simulación de mecánica estructural y la visualización 3D, con la finalidad de agilizar el lanzamiento de nuevos vehículos.
Cloud road
Redacción

Oracle anuncia que Nissan Motor está estudiando migrar sus cargas de trabajo de computación de alto rendimiento (HPC) desde sus instalaciones a Oracle Cloud Infrastructure. Con el fin de mejorar la eficiencia del combustible, la fiabilidad y seguridad de sus coches, la firma automovilística se fundamenta en un proceso de diseño de productos digitales para tomar decisiones de diseño rápidas y críticas.

Al trasladar sus cargas de trabajo de simulación de ingeniería sensibles al rendimiento y a la latencia a la nube de Oracle, Nissan podrá agilizar el diseño y las pruebas de los nuevos coches. Nissan emplea específicamente la Dinámica de Fluidos Computacional (CFD) basada en software y técnicas de simulación estructural para diseñar y probar los coches en términos de aerodinámica externa y fallos estructurales.

Los servicios de computación, redes y almacenamiento de Oracle Cloud Infrastructure, optimizados para aplicaciones HPC, permitirán a Nissan beneficiarse de la primera y única solución HPC “bare metal” del sector con conexión RDMA, a medida que vaya realizando innovaciones en sus coches. Nissan prevé obtener un mayor rendimiento y reducir los costes con la capacidad de ejecutar fácilmente sus cargas de trabajo de simulación de ingeniería en la nube.

Con la finalidad de llevar a cabo grandes simulaciones CFD y estructurales se necesita una importante cantidad de potencia de computación. Nissan ha adoptado una estrategia cloud para su plataforma HPC con el fin de que sus ingenieros siempre tengan la capacidad de computación que necesitan para realizar simulaciones complejas. Mientras el mercado HPC ha estado tradicionalmente desatendido por los proveedores de nube pública, Oracle Cloud Infrastructure proporciona la primera infraestructura de computación “bare metal” basada en Intel Xeon y con conexión RDMA del mercado, que ofrece latencias de menos de dos microsegundos y un ancho de banda de 100 Gbps, permitiendo migrar a la nube cargas HPC a gran escala.

Además de las cargas de trabajo HPC, Oracle Cloud Infrastructure es compatible con un ecosistema de aplicaciones ISV maduro y diverso en diferentes dominios, como CFD y simulación estructural. Esto ayuda a ofrecer una relación entre el precio y el rendimiento más convincente que la ejecución on-premises o en comparación con otros proveedores de nubes públicas.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios