Cloud Computing
Networking
Cisco

Visibilidad ante la complejidad de la gestión de la nube híbrida

Con la finalidad de resolver los desafíos relacionados con la complejidad y la visibilidad que rodean a las infraestructuras de nube híbrida, Kyndryl y Cisco han celebrado un encuentro en Barcelona. Han enfatizado la importancia de realizar una gestión adecuada de la red a través del uso de herramientas que aporten más visibilidad y automatización.

Kyndryl Cisco

Moderando el evento, Nerea Bilbao, coordinadora de CIO España y responsable de branded content de Foundry, abría la jornada haciéndose eco cdel importante crecimiento que se prevé experimentará la inversión en TI por parte de las empresas. “El 51% de las compañías consultadas de todo el mundo y también de España nos han comentado, en una reciente encuesta, que incrementarán sus inversiones en TI este año, mientras que el 37% las va a mantener, lo cual deja en apenas un 12% las compañías que van a disminuir sus inversiones. A nivel nacional, Bilbao señala que los analistas del mercado apuntan a que la tendencia en este sentido se va a mantener a niveles similares al año 2022, que fue de un 3,4% y que ascendió hasta los 51.000 millones de euros.

Cloud acapara buena parte de esa inversión. En España, el aumento fue del 27% en infraestructura cloud, y sabemos también --a través de los líderes de TI-- que la modalidad de nube preferida es la híbrida, por los beneficios que plantea en cuanto a flexibilidad, la posibilidad de situar las cargas de trabajo allá donde queramos en función de las necesidades y también de los requerimientos regulatorios”, señala la periodista. No obstante, estas ventajas no están exentas de algún que otro obstáculo en el recorrido de las compañías hacia la nube híbrida como es la complejidad como principal hándicap que rodea a estos modelos de gestión. “La falta, muchas veces de visibilidad sobre la arquitectura y una sensación de falta de control sobre la misma constituyen los principales problemas de los CIO en España”.

 

Complejidad creciente, aplicaciones críticas ‘on-prem’ y arquitecturas más distribuidas

Para arrojar algo de luz que mitigue tales carencias en las infraestructuras de nube híbridas, además de las ya descritas por Nerea Bilbao, Jordi Carrasquilla, associate partner en Kyndryl Consult, Network & Edge, se centraba en el factor de la complejidad. “Cada vez tenemos arquitecturas más distribuidas en un contexto en el cual los desarrolladores tienen carta blanca para desplegar nuevas aplicaciones y nuevos sistemas en la nube, en tanto que la mayoría de ellos mantiene las aplicaciones críticas, y también son conscientes de la importancia de gobernar el dato de sus clientes o sus negocios en instalaciones on-prem.” Esto genera, según Carrasquilla, una serie de problemáticas que han pasado de situaciones mucho más controladas a través de los propios CPD con referencias mantenidas durante años, con visibilidad y entornos acotados, lo cual nos permitía seguir creciendo y escalando el negocio de una manera razonablemente progresiva a otra situación con mayor complejidad a la hora de gestionar el sistema. “La nube ha permitido que esa explosión de nuevas capacidades empiece a cambiar los entornos en los que nos movemos”. 

En el recorrido hacia la nube híbrida, Carrasquilla alude a la propuesta de valor de Kyndryl en el apartado de redes, mencionando los cinco pilares sobre los que sustentan los diseños y arquitecturas que despliegan a sus clientes. “En primer lugar, tenemos la parte de networking en los datacenters con soluciones más tradicionales como switching, routing y redes ópticas, pasando a soluciones basadas en software que nos van a permitir alcanzar flexibilidad y sobre todo -desde  el punto de vista conceptual- nos va a proporcionar una forma distinta de operar esas redes de una manera mucho más sencilla considerando que los CPD se comportan como uno solo, compartiendo recursos entre las distintas ubicaciones, y entre esas ubicaciones está el cloud”.  El siguiente paso sería la conexión de los usuarios del negocio que están repartidos por las oficinas, que van a tener que acceder a través de sus aplicaciones. “Tradicionalmente, las aplicaciones y soluciones estaban alojados en los datacenters, pero cada vez más estos sistemas se están consumiendo fuera de los CPD. El primer caso de uso que tienen todos ellos son soluciones SaaS Para ello, necesitamos diseñar redes y también nos apoyaremos en soluciones basadas en software, que nos van a permitir realizar una gestión unificada de esa red extendida”. Según señala Carrasquilla, esta operativa se apoya en tecnologías de seguridad SASE y Zero Trust para incorporar seguridad.

 

Del CPD tradicional al ‘edge’ para mantener los datos cerca de la nube

El tercer apartado en el que se fundamenta Kyndryl en su recorrido hacia el cloud híbrido sería la parte de cloud networking, de acuerdo con Jordi Carrasquilla, donde las soluciones tradicionales tienen que ser adaptadas. “En este caso, el objetivo base es que todo esté conectado entre si de manera agnóstica, independientemente de donde estén situadas las cargas, así como soluciones y aplicaciones con visibilidad en todos los flujos de comunicaciones, lo cual resulta un proceso complejo cuando hablamos de diseños de red”. Asimismo, Kyndryl dispone de dos ofertas orientadas a la industria como redes inalámbricas tanto para campus como para conectar a gran escala elementos y dispositivos IoT.

Por último, en el apartado correspondiente a la nube híbrida, Carrasquilla señala que cada vez más necesitamos mantener el cómputo y las aplicaciones más próximas al lugar en el que se generan los datos. “Aquí es donde entra en juego toda la parte de edge computing, para lo cual nos apoyamos en distintas tecnologías, una de las cuales es Cisco”. Carrasquilla señala que el vieje a la nube híbrida es muy cambiante y que resulta necesario conseguir un único punto de vista de la red”. Este experto afirma que se están encontrando en casa de sus clientes equipos de desarrollo ágiles que van a ser capaces de desarrollar, implementar y desplegar aplicaciones muy rápidamente.

Ofreciendo la visión de Cisco en clave de nube hibrida, José Casado, arquitecto de soluciones de Cisco, señala que se han producido movimientos muy rápidos a la nube pública al ser un sistema muy flexible, bajo demanda, muy rápido y ágil, y que ofrece una manera óptima de gestión. No obstante, apunta "el tiempo nos ha enseñado a tener cuidado con el atractivo de llevarse todo a la nube, y que es preferible buscar un formato híbrido para la realización de otro tipo de tareas más económicas o más ágiles. Además de ello, nos hemos dado cuenta de que cuando hemos desplegado en diferentes entornos vemos que híbrido no significa solo cloud pública y privada, sino que muchos clientes ya tienen varios centros de datos privados, lo que significa que si han de realizar una búsqueda entre varios centros no es tan fácil encontrar lo que se busca”, afirma Casado.

Casado señala que toman en cuenta un factor al que no se le había prestado mucha atención; la experiencia del usuario. “Para dar respuesta a esta experiencia del usuario que se mueve entre múltiples entornos, hemos de tener visión de lo que está pasando en cada uno de los dominios, donde las problemáticas pueden surgir por mermas en cómputo, por procesos virtuales, el uso de contenedores, almacenamiento, networking, seguridad, código de aplicación, código Java, etc. Todo ello, si está distribuido, aumenta la complejidad”. Casado señala que esta complejidad es mayor si no se ha llevado a cabo la modernización de la parte privada. “Si no hacemos la parte privada tan atractiva como la parte pública, por mucho que distribuyamos, vamos a fracasar”. 

Asimismo, Casado quiere hacer hincapié en una paradoja que puede emerger en los entornos híbridos y que tiene que ver con la seguridad. “Los responsables de seguridad tienen que estar observando si los entornos que protegen al sistema no están ralentizando un servicio. Las cargas de trabajo sobre máquinas virtuales o los administradores de contenedores virtuales como Kubernetes u otros, también podrían causar este tipo de inconveniencias”. Para el experto, mantener la experiencia del usuario no es tan simple y, aunque su propuesta de valor en formato híbrido tiene tres pilares fundamentales, se ha detenido en la parte de visibilidad, con la finalidad de poder entender, entre todos los entornos, dónde puede haber algún problema que haga que la experiencia del usuario no sea correcta.

 

Cobertura realizada en colaboración con Kyndryl



Contenido Patrocinado

Forma parte de nuestra comunidad

 

¿Te interesan nuestras conferencias?

 

Webinars

 
Cobertura de nuestros encuentros
 
 
 
 
Lee aquí nuestra revista de canal

DealerWorld Digital