Legislación
Unión Europea
Microsoft

Europa inicia una investigación antimonopolio contra Microsoft Teams

Dos semanas después de que Microsoft anunciara que comenzaría a separar Teams de Microsoft y Office 365 en un intento por evitar una investigación antimonopolio de la UE, la propuesta no ha hecho lo suficiente para satisfacer a los reguladores.

Unión Europea soberanía semiconductores
Europa impulsa la fabricación de chips. Créditos: Alexandre Lallemand. Unsplash.

Según distintos informes, la Unión Europea (UE) planea seguir adelante con una queja formal contra la forma en que Microsoft oferta Teams, a pesar de que la compañía anunció públicamente durante este verano que comenzaría a separar la aplicación de colaboración de los paquetes Office y Microsoft 365 en todo el continente.

“Estos cambios están diseñados para abordar dos preocupaciones que son fundamentales para la investigación de la Comisión Europea (CE)”, asegura la tecnológica en un comunicado. “En primer lugar, que los clientes deberían poder elegir una suite empresarial sin Teams a un precio inferior al de aquellas que lo incluyen. Y, en segundo lugar, que deberíamos hacer más para facilitar la interoperabilidad entre las soluciones de comunicación y colaboración rivales con nuestros servicios”.

Sin embargo, estos cambios no parecen suficientes para satisfacer a los reguladores, que ahora está preparando una declaración de objeciones para enviar a la firma, según un informe de Bloomberg.

La queja original fue presentada por el rival de software Slack en julio de 2020, alegando que Microsoft estaba participando en la “práctica ilegal y anticompetitiva de abusar de su dominio de mercado para extinguir a los rivales” al vincular Teams a su porfolio de productividad de Office, “forzar su instalación por millones, bloqueando su eliminación y ocultando el verdadero coste para los clientes corporativos”.

 

Múltiples investigaciones por parte de la UE

Esta no es la única investigación de la UE con la que Microsoft está batallando actualmente. El punto de discordia regulatorio más reciente surgió a principios de septiembre, cuando la compañía argumentó que su motor de búsqueda Bing no debería estar regulado por la Ley de Mercados Digitales (DMA).

La DMA se dirige a las grandes empresas, llamadas "guardianes", que brindan "servicios de plataforma central" y tienen más probabilidades de promulgar prácticas comerciales desleales. Esto incluye empresas con una capitalización de mercado de al menos 75.000 millones de euros o ventas en Europa de más de 7.500 millones, al menos 45 millones de usuarios mensuales en la UE, y que proporcionan ciertas aplicaciones como navegadores web, asistentes virtuales y servicios de mensajería o redes sociales.

Microsoft sostuvo que Bing no debería estar sujeto a las mismas obligaciones regulatorias que su rival Google, ya que solo tiene una cuota de mercado de alrededor del 3%. La compañía también expresó su preocupación de que bajo las obligaciones impuestas a las plataformas por la DMA, Microsoft estaría obligada a dar a los usuarios la opción de otros motores de búsqueda, lo que la compañía argumenta que podría ofrecer un mayor impulso en la cuota de mercado para Google.

Desde entonces, la Comisión ha publicado su lista de guardianes, de los cuales Microsoft ha sido designado uno debido a que el sistema operativo Windows PC cumple con los criterios. Sin embargo, Bing no fue incluido en la lista.

"La Comisión ha abierto cuatro investigaciones de mercado para evaluar más a fondo las presentaciones argumentando que, a pesar de cumplir con los umbrales, algunos de sus servicios de plataforma central no califican como puertas de enlace", dijo la Comisión en un comunicado, y agregó que la investigación debería completarse en un plazo máximo de cinco meses.

Los reguladores de todo el mundo parecen estar prestando atención a las preocupaciones sobre lo que se percibe como el creciente poder de las compañías tecnológicas más grandes del mundo para usar sus posiciones dominantes en el mercado para sofocar la competencia. Un ejemplo de la tendencia que acaparó los titulares ocurrió esta semana, cuando el mayor caso antimonopolio de Estados Unidos del siglo hasta ahora se dirigió a juicio, ya que el gobierno federal y un grupo de fiscales generales estatales desafían el dominio de Google en la búsqueda.



Webinar ondemand

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 



Registro:

Eventos: