Legislación
Google

Google adapta Workspace a las normativas sobre datos de la UE

El objetivo de la compañía es permitir que tanto administraciones públicas como empresas privadas controlen, limiten y supervisen mejor las transferencias de datos hacia y desde la UE.

Google Cloud

En su búsqueda particular por alcanzar un estatus de madurez en cuanto a soberanía tecnológica y de datos, la Unión Europea (UE) está acelerando sus marcos legislativos y el alcance de acuerdos con otras geografías. Así, durante el pasado mes de marzo llegó a un entendimiento con Estados Unidos sobre transferencia y almacenamiento de información hacia el continente americano. Y, más recientemente, aprobó la Ley de Mercados Digitales (DMA, de sus siglas inglesas) que podría limitar mucho la actividad de los llamados GAFAM (Google, Amazon, Facebook –ahora Meta–, Apple y Microsoft) e incluso cambiar su modelo de negocio ya que frenará su control sobre los datos de los ciudadanos europeos, establecerá marcos de competencia para evitar los monopolios y diseñará normas de acceso a sus plataformas.

En respuesta a este escenario, Google Cloud ha anunciado un nuevo conjunto de controles soberanos para los usuarios de su software de productividad, Workspace, con el objetivo de permitir que tanto administraciones públicas como empresas privadas controlen, limiten y supervisen mejor las transferencias de datos hacia y desde la UE.

Entre los cambios destaca una gama más ampliada de los controles de acceso, así como la capacidad de generar informes de registro completos sobre el acceso a las informaciones. A su vez, los europeos podrán aplicar un cifrado más fuerte desde el punto de vista del cliente. Este ya está disponible en general para Google Drive, Documentos, Hojas de Cálculo y Presentaciones; y hay planes para extender la funcionalidad a Gmail, Google Calendar y Meet para finales de 2022.

Por su parte, los usuarios de Workspace también podrán restringir o aprobar el acceso a la asistencia de Google y limitar la asistencia al cliente al personal de la UE. Y, las regiones de datos, que permiten a los clientes controlar la ubicación de almacenamiento de su información en reposo, también estarán disponibles a partir de 2023. Esto aportará cobertura tanto del almacenamiento como del procesamiento de datos en la región, junto con una copia en el país.

“A menudo escuchamos de los legisladores y líderes empresariales de la UE que garantizar la soberanía de sus datos en la nube, a través de la regionalización y controles adicionales sobre el acceso administrativo, es crucial en este panorama de evolución”, asegura Javier Soltero, vicepresidente y gerente general de Google Workspace. “La soberanía digital es fundamental para nuestra misión en curso en Europa y en otras geografías, y un principio rector en el que los clientes pueden confiar ahora y en el futuro”.



Especial Sanidad

Be Data Ready

Eulalia Flo Cloud

Communications Platform for Business

Partnerzones



Registro:

Eventos:

 

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research