Empresa
Indra

Indra prescinde de su consejero delegado Ignacio Mataix

Mataix seguirá vinculado con la compañía como asesor estratégico durante los próximos dos años; mientras, la multinacional española encarga a una consultora especializada la búsqueda de su sucesor en el cargo.

ignacio mataix Indra
La multinacional española Indra prescinde de su consejero delegado Ignacio Mataix.

El Consejo de Administración de Indra ha anunciado la salida del que hasta ahora era su consejero delegado, Ignacio Mataix. Una maniobra que instaura una época de transición en el seno de la compañía y que ha sido tomada “por unanimidad y de común acuerdo" con el actual primer ejecutivo, según indica la tecnológica a través de un hecho relevante distribuido mediante la CNMV.

La operación, una vez se materialice tras encontrar a su sucesor, allana los planes del actual presidente no ejecutivo, Marc Murtra, y del principal accionista, la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). El Gobierno, que controla la SEPI, aspira a convertir a Indra en uno de los actores protagonistas en el sector de la defensa en Europa. Entre sus planes está entrar en ITP Aero, el fabricante vasco de motores y turbinas de avión, y completar la escisión de las dos unidades de negocio: tecnología, por un lado, y transportes y defensa, por otro.

 

Continuará en el grupo

A pesar del anuncio de su salida, lo cierto es que Mataix continuará formando parte del grupo tal y como ha concluido el consejo de Indra: “Una vez tome posesión el nuevo CEO, Mataix permanecerá prestando sus servicios a la compañía como asesor estratégico del Consejo de Administración por un periodo de dos años". Una decisión en consonancia con la muestra de agradecimiento pronunciada por la Administración al valorar positivamente a Mataix por su “excelente aportación al negocio de Transporte y Defensa y por su gran desempeño como consejero delegado al frente de la firma”. La compañía ya ha iniciado un proceso de selección para encontrar un nuevo consejero delegado, dejando esta responsabilidad a una consultora especializada en estos casos.

El relevo de Mataix era un secreto a voces, esperado, según representantes y expertos del sector, desde hace meses. Y es que Murtra y la SEPI aspiraban a acelerar los planes para que Indra capitaneé el proceso de concentración en el negocio de la defensa en España. Esta estrategia requiere atreverse a dar el salto en un momento en el que los presupuestos públicos de defensa se van a multiplicar tras el estallido de la guerra en Ucrania y los acuerdos con la OTAN. Además, Murtra considera que Indra debe añadir otros procesos industriales, no solo los software de control electrónico, los programas de navegación avanzada y los sistemas de inteligencia para ganar en competitividad. En este sentido cabe destacar que la salida de Mataix refuerza el poder de Murtra y pasa la página hacia un nuevo capítulo.



Contenido Patrocinado

Webinars

 
Cobertura de nuestros encuentros
 
 
 
 
Lee aquí nuestra revista de canal

DealerWorld Digital

 

 



Forma parte de nuestra comunidad

 

¿Te interesan nuestras conferencias?