Cloud Computing
Tecnología

"Las estrategias actuales de FinOps se fundamentan en un concepto un tanto vacío"

La española Orizon defiende un sistema de eficiencia que vaya más allá de la nube, que produce "sobrecostes incontrolados" y que cubra todos los sistemas de TI corporativos.

José Manuel Desco y Ángel Pineda, director general y CEO de Orizon, respectivamente.
José Manuel Desco y Ángel Pineda, director general y CEO de Orizon, respectivamente.

La española Orizon, especializada en rendimiento de sistemas TI y eficiencia de costes, ve con preocupación la actual tendencia de FinOps. Un concepto un tanto “vacío”, según ha comentado José Manuel Desco, director general de la compañía, en un encuentro con la prensa. Este fusiona los términos finanzas y DevOps para tratar de equilibrar inversiones, pero se detiene demasiado en la nube, una tecnología llena de sobrecostes para la empresa. Datos internos ponen de relieve que el 20% de las organizaciones han desarrollado alguna estrategia de este tipo, aunque ello no quiere decir que sean eficientes, “ni mucho menos”, tal y como ha apostillado Ángel Pineda, CEO de Orizon. “El 45% de las compañías que van a la nube tienen sobrecostes salvajes, más si cuentan con legacy”.

La tecnológica estima que este tipo de planes deben ir más allá de cloud y abarcar todos los entornos, pasando por el mainframe, los entornos distribuidos y los modelos onpremise, entre otros. Y, es que, aunque la adopción de la nube en España crecerá un 21,2% en 2023 con respecto a 2022, representa menos del 50% del gasto tecnológico de las empresas, según la consultora IDC. “Integrar lo financiero con lo tecnológico es correcto, pero no tiene sentido cuando se pretende atajar unos sobrecostes descontrolados e imprevisibles, al no conocerse sus posibles causas y el origen, tanto dentro como fuera de la nube”, dice Pineda. “Esto provoca que FinOps no sirva para planificar y optimizar las inversiones en tecnología según unos objetivos de negocio, que sería lo deseable, sino solo como una herramienta para negociar meros sobrecostes que, debido a un mal rendimiento de la tecnología en origen, provoca un bucle de déficit financiero recurrente y creciente”.

Además, la firma española, a pesar de no rehuir de la nube, cree que la complejidad de sus arquitecturas ha convertido a este entorno en un verdadero “quebradero de cabeza” de costes a numerosas empresas incapaces de gestionarlo, lo que provoca una progresiva pérdida de control sobre su propia tecnología en favor de los proveedores cloud, los propios hiperescalares y terceros que, “paradójicamente, empujan la implantación de FinOps”.

 

Apuesta en el mercado

Orizon, que durante 2022 tuvo en crecimiento plano, aunque con expectativas de repuntar fuertemente en el medio plazo, tiene su apuesta en su plataforma BOA, de detección, identificación y correlación de las ineficiencias y los problemas, así como su impacto en el negocio. De hecho, durante este año la ha actualizado con una inversión de 1,8 millones de euros.



TE PUEDE INTERESAR...

Contenidos Patrocinados

Webinars

 
Cobertura de nuestros encuentros
 
 
 
 
Lee aquí nuestra revista de canal

DealerWorld Digital

 

 



Servicios que marcan la diferencia

Forma parte de nuestra comunidad

 

¿Te interesan nuestras conferencias?