Opinión
Inteligencia artificial
IA
Microsoft
IA generativa

Microsoft renuncia a la búsqueda en Internet para construir una mejor marca de IA

La empresa apuesta fuerte por la inteligencia artificial generativa, aunque eso signifique abandonar su lucha con Google por las búsquedas en Internet.

Bing

Hace dos semanas, en su evento Ignite, Microsoft hizo un anuncio un poco flojo: la compañía cambiaba el nombre de su chat Bing basado en IA generativa y lo llamaba Copilot.

Vaya. Otro día, otro cambio en la estrategia de marca de la empresa. Lo normal, ¿no?

Pero el anuncio ha tenido más consecuencias de las que crees. Significa que Microsoft ha tirado la toalla en la guerra de las búsquedas en Internet con Google y está centrando toda su atención en la IA.

 

Copilotos por todas partes

Para entender por qué, echemos un vistazo al supuestamente inocuo anuncio de Microsoft. La empresa va a cambiar el nombre de Bing Chat y Bing Chat Enterprise, que pasarán a llamarse Copilot. Desde el punto de vista de la marca, tiene mucho sentido porque unifica todos los esfuerzos de IA generativa de la empresa bajo un mismo nombre. Microsoft ya cuenta con varias herramientas de IA bajo el nombre de Copilot, como Copilot en Windows, Copilot para Microsoft 365 (actualmente solo disponible para clientes empresariales) y Microsoft Security Copilot, además de otras que se lanzarán próximamente.

Microsoft también está poniendo a disposición de forma gratuita la versión de chat de Copilot en la web. Ya no es necesario utilizar Bing para acceder a ella. Sin embargo, se necesita un Microsoft ID o un Entra ID, que emiten las empresas como parte de la solución de gestión de acceso e identidad en la nube de la empresa. El sitio Copilot funciona con Edge y Chrome tanto en Windows como en macOS.

Microsoft también anunció que su línea Copilot será compatible con los GPT de OpenAI, lo que permitirá a empresas y particulares crear sus propias versiones personalizadas de Copilot.

 

Entonces, ¿por qué tanto alboroto?

Fue un anuncio poco sorprendente que tenía mucho sentido, dado que Microsoft está apostando por la IA. Pero si profundizamos un poco más, descubriremos que es una señal de que Microsoft está cediendo el mercado de las búsquedas a Google, creyendo que las búsquedas son el pasado y la IA el futuro.

Microsoft lanzó en febrero Bing Chat, impulsado por ChatGPT de OpenAI, en el que Microsoft ha invertido 13.000 millones de dólares. Enterrar la IA generativa más potente del planeta dentro de un motor de búsqueda y un navegador, Edge, parecía una decisión extraña. ¿Por qué esconderla dentro de productos que la gran mayoría de los propietarios de ordenadores nunca utilizan?

Microsoft lo hizo porque, al parecer, esperaba arrebatarle cuota de mercado a Google. La empresa creía que la gente acudiría en masa a Bing por su herramienta de IA generativa, y así reduciría el dominio de Google.

Microsoft tenía que hacer algo para apoyar a Bing. En el primer trimestre de 2023, cuando se lanzó Bing Chat, Google tenía el 85% del mercado mundial de búsquedas, con Bing muy por detrás con sólo el 9%. Incluso si Microsoft no dominaba inmediatamente las búsquedas en Internet con Bing Chat, el simple hecho de arrebatar unos puntos de cuota de mercado a Google podría haber sumado miles de millones en nuevos ingresos.

Satya Nadella, CEO de Microsoft, sabía que era necesario tomar medidas drásticas si su empresa quería comerse el monopolio de las búsquedas de Google. Como explicó recientemente en un testimonio en la demanda antimonopolio del Departamento de Justicia de Estados Unidos contra Google: "Te levantas por la mañana, te lavas los dientes y buscas en Google".

Google era tan dominante, dijo, que Internet debería llamarse ahora la "web de Google".

Y prácticamente admitió que Bing no podía alcanzar a Google porque Google tiene un motor de búsqueda mejor. Es mejor, dijo, porque se hacen muchas más búsquedas en Google que en Bing, por lo que Google dispone de más datos que Microsoft para mejorar sus búsquedas.

Por todo ello, integrar un chatbot de IA generativa en Bing y dar la campanada era la única esperanza que tenía Microsoft para recuperar terreno.

 

Gran publicidad, pequeña recompensa

A pesar de la publicidad y todo el bombo que se le dio a Bing Chat, la decisión no movió la aguja en el mercado de las búsquedas. Entre mayo y julio de 2023, las últimas cifras disponibles, la cuota de Google en las búsquedas en Internet osciló entre el 83% y el 87% y la de Bing entre el 7% y el 9%. Google seguía siendo tan dominante como siempre. La gran apuesta de Nadella no salió bien.

Eso nos lleva a hoy. Nadella reconoció que intentar comerse la cuota de mercado de las búsquedas de Google era una causa perdida, aunque fuera a cuestas de uno de los productos más publicitados que ha visto el mundo. Así que optó por reducir sus pérdidas y centrarse en un juego más grande. Según una estimación, la IA generará casi 2 billones de dólares en 2030, eclipsando las búsquedas en Internet.

Unificar los esfuerzos de Microsoft en IA bajo una sola marca le ayudará a mantener su ventaja sobre Google y otros rivales. Hacer que su producto de IA generativa esté disponible de forma gratuita para cualquier persona con una identificación relacionada con Microsoft que utilice Chrome o Edge podría incluso ayudarle a ampliar esa ventaja.

Nadella apuesta a que, algún día, la gente se levantará, se lavará los dientes y charlará con Copilot.



Contenido Patrocinado

Webinars

 
Cobertura de nuestros encuentros
 
 
 
 
Lee aquí nuestra revista de canal

DealerWorld Digital

 

 



Forma parte de nuestra comunidad

 

¿Te interesan nuestras conferencias?