Twitter

Musk pone en entredicho la compra de Twitter, que se desploma en Bolsa

El magnate ha paralizado la operación hasta auditar el porcentaje de cuentas falsas de la red social, que se estimaba en menos de un 5%, lo que la ha llevado a perder un valor bursátil del 20% en unas pocas horas.

Elon Musk

Elon Musk ha puesto en entredicho la compra de Twitter y ha paralizado la operación hasta conocer, según ha comunicado, más detalles sobre las cuentas falsas de la red social y el spam que circula en ella. “Quiero comprobar que realmente menos del 5% de las cuentas pertenecen a usuarios falsos, tal y como se había estimado”, ha señalado el magnate. Estas declaraciones han sido lapidarias para la compañía, que ha visto cómo se desplomaba en el parqué y sus acciones caían un 20% en unas pocas horas.  

Asimismo, Musk trata de ganar tiempo para sacar adelante un nuevo plan de negocio, ya que el modelo de anunciantes está muy desgastado y ha supuesto, entre otras cosas, el cierre de un acuerdo que la junta directiva trató de negar durante varias semanas. Cabe destacar que desde el nacimiento de la multinacional en 2016, sus cifras de crecimiento, tasadas en un 77%, están muy por debajo de otros competidores directos como Facebook. De hecho, el directivo está explorando otras opciones, como afianzar el negocio de suscripción (Twitter Blue), con el objetivo de ingresar 10.000 millones de dólares para 2028.

El denominado como ‘hombre más rico del mundo’ tenía claro, antes de bloquear el acuerdo cifrado en unos 44.000 millones de dólares, que su estrategia principal debía basarse en “potenciar la libertad de expresión” con una lucha sin cuartel contra los bots y las cuentas falsas. Además, ha defendido en numerosas ocasiones la idea de trabajar con algoritmos en código abierto. Por otra parte, también quiere insertar un botón de edición de tuits.

 

A vueltas con la regulación y la financiación

Para ser el abanderado de la democracia y la libertad de expresión, tal y como ha hecho público en varias ocasiones, Musk debe enfrentarse también a los diferentes organismos reguladores. Concretamente, puede chocar con las autoridades europeas, que acaban de llegar a un acuerdo en torno a la Digital Market Act para luchar contra la desinformación. En declaraciones a ComputerWorld, el analista principal de IDG Research, Fernando Maldonado, ya puso de manifiesto que el CEO de Tesla iba a enfrentarse a un problema con la desinformación. “Un grupo significativo de usuarios –actualmente tiene más de 330 millones activos en todo el mundo– percibe que si la nueva política es no hacer nada al respecto, no está claro que vayan a seguir utilizando la plataforma”. Además, desde la consultora GlobalData también han marcado un aviso: “El legislador ya le ha enviado un mensaje diciendo que hay normas que tendrá que acatar. El incremento de las regulaciones a nivel mundial para tomar medidas enérgicas contra las redes sociales y hacerlas más responsables del contenido que aparece en sus tablones puede frenar las aspiraciones de Musk”.

El otro gran escollo del ínclito personaje es el de la financiación. Para no ver mermados sus activos personales, en un primer capítulo vendió acciones de Tesla por valor de 8.600 millones de dólares. Y, llegó a cerrar una ronda de financiación de unos 7.000 millones de dólares. En la misma participó el cofundador de Oracle, Larry Ellison, junto con el príncipe de Arabia Saudí, Alwaleed bin Talal, y otros fondos como Qatar Holding y VY Capital, son sede en Dubái, que también forma parte del grupo de inversores de una de las empresas de Musk, The Boring Company. Además, en las últimas semanas estaba negociando con el exCEO de Twitter, Jack Dorsey, para que renovara sus acciones y seguir ganando financiación.



TE PUEDE INTERESAR...

Especial Sanidad

Be Data Ready

Communications Platform for Business

transformación digital Tendencias

Partnerzones



Registro:

Eventos:

 

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research