Entrevistas | Noticias | 30 MAR 2020

“El 'big data' es una asignatura pendiente en el sistema español de salud”

También te puede interesar:
Luciano Sáez Ayerra, presidente de la SEIS, asegura a ComputerWorld que la situación en la que está España por culpa de la expansión de COVID-19 sería muy diferente si el sistema sanitario nacional exprimiera todo el potencial que brinda la tecnología.
Luciano Sáez Ayerra, presidente de la SEIS
Luciano Sáez Ayerra, presidente de la SEIS.
Esther Macías

La inversión realizada en TIC por el sistema nacional de salud cayó en 2019 casi un 6% respecto al gasto sanitario, según los datos del último índice que elabora anualmente la Sociedad Española de Informática de la Salud (SEIS), el llamado Índice SEIS, con la colaboración de los responsables TIC de los Servicios de Salud de las Comunidades Autónomas, de los profesionales del Ministerio de Sanidad, de Servicios Sociales e Igualdad y de la entidad pública empresarial Red.es con el fin de conocer el estado real de la implantación de las TIC en el sector sanitario público español. El informe —cuyos resultados preliminares ya publicó ComputerWorld, que también lanzará esta semana un Especial Sanidad con el estudio al completo— arroja unos datos preocupantes, con el empeoramiento de la inversión en TIC por parte del sistema nacional de salud en 2019: mientras que en 2018 el porcentaje de gasto aumentó en torno al 5% el pasado año cayó casi un 3%.

Para Luciano Sáez Ayerra, presidente de la Sociedad Española de Informática de la Salud (SEIS), estas cifras constituyen una “muy mala noticia”. El experto plantea en una entrevista que el escenario ocasionado por COVID-19 habría sido, de hecho, muy diferente si se exprimiera el potencial que brinda la tecnología. “Tenemos que analizar, y así lo haremos, el papel desempeñado por los recursos TIC del sistema de salud ante esta crisis sanitaria de COVID-19. ¿Cómo hubiera sido el escenario si se dispusiera y se utilizaran unos sistemas de información nacionales donde las fuentes de información estuvieran integradas en la parte operativa de la atención sanitaria? Tendrían la información en tiempo real de todo lo que estuviera pasando en el sistema de salud y serían capaces de tomar las medidas necesarias. Sabemos que existen muchos sistemas de información implantados, quizás no todo lo integrados que se precisaría, pero ¿se están utilizando...?”.

 

'Big data', ¿un gran ausente? 

En la Seis han trabajado en los últimos años en propuestas para optimizar la explotación de los datos del sistema nacional de salud, un proyecto de big data que redundaría en avances en investigación, calidad de la asistencia, planificación, gestión y salud pública… "Esta es una asignatura pendiente en nuestro sistema de salud y para la que es necesario impulsar un gran proyecto colaborativo y solidario de todos los servicios de salud, de forma que se pueda aprovechar toda esta información generada en las diversas entidades prestadoras de servicios de salud en beneficio de todo el sistema y por ello para la mejora de la calidad, la eficiencia y la seguridad de la atención a todos los ciudadanos", apunta Sáez. 

El presidente de la SEIS desvela, además, que la entidad ha estado colaborando con el Ministerio de Sanidad para el lanzamiento de este gran proyecto nacional. "Sabemos que ha sido presentado en el Consejo Interterritorial y que puede ser proyecto estrella de la nueva legislatura… Será momento de ver la realidad de este Gobierno; si apuesta por la digitalización aportando los fondos y recursos humanos suficientes para abordarlo".

 

Urge una "transformación digital profunda"

Sáez Ayerra es un convencido de que una gran parte de los problemas de los servicios de salud admiten soluciones eficaces e innovadoras si se abordan desde una transformación digital profunda. “Valgan como ejemplo la gestión de listas de espera, el abordaje de la cronicidad, la vigilancia epidemiológica, el uso inadecuado de antibióticos, la seguridad alimentaria, la sobrecarga de servicios asistenciales, la conexión entre servicios sanitarios y sociales, la gestión del conocimiento basado en evidencias, la medicina personalizada y de precisión, la inequidad o financiación ligada a resultados…”. Por ello, afirma, “se precisa una adaptación continua a una realidad compleja y cambiante que solo se puede enfrentar desde soluciones digitales”. 

El portavoz cree que es necesario que aprendamos de esta crisis sanitaria. “Confiemos en que los decisores, una vez superada la situación, no se olviden de lo que pasó... Si estuvieran implantadas las soluciones asistenciales y de control sanitario que las TIC pueden aportar tendríamos un escenario muy distinto”, apostilla. 

 

En España no se priorizan los proyectos de innovación

Que en 2019 se invirtiera la tendencia de los años anteriores en cuanto al crecimiento del gasto TIC en el sistema nacional de salud indica, según Sáez Ayerra, “un retroceso en la priorización de los proyectos de innovación mediante la inversión en TIC”. 

El experto asegura que lo que más le preocupa no es ya que se haya reducido el porcentaje de gasto TIC respecto al gasto sanitario (gasto que, por otro lado, creció un 3,18% en 2019) sino que el recorte que ha experimentado en términos absolutos de 21 millones de euros. “Estamos en el 1,16% de inversión en TIC. Esto puede obedecer a diferentes causas, por una parte ha sido un año de elecciones generalizadas, lo que siempre provoca una paralización de nuevos proyectos, pero también habría que hacer la reflexión de si el sector salud dispone de los recursos de profesionales necesarios para abordar más proyectos de los que están en marcha. Esto se podría deducir analizando todos los indicadores del Índice SEIS 2019”. 

Para el presindente de la SEIS, la consecuencia más importante de esta caída en el gasto TIC en sanidad —al margen de lo ya comentado en relación a COVID-19— es la “pérdida de oportunidad para avanzar en su transformación digital”.

En la SEIS, añade, llevan tiempo planteando además que difícilmente se conseguirá avanzar sin disponer de profesionales sanitarios formados en la nueva cultura digital y sin los suficientes profesionales TIC que lideren los proyectos de innovación. “Los profesionales sanitarios y los ciudadanos no entienden que en un sector como el de la salud, cuya materia prima es la información y el conocimiento, no se avance de forma decidida para aprovechar los recursos tecnológicos que hoy la industria ofrece”. 


Entrevista completa con Luciano Sáez en el Especial Sanidad de ComputerWorld

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios