Legislación
Inteligencia artificial
IA
Estados Unidos

Biden firma la primera ley federal para regular la IA

La orden ejecutiva busca prevenir que los avances en torno a esta tecnología supongan un “riesgo grave para la seguridad nacional, económica o para la salud y seguridad públicas”.

biden ciberseguridad y tecnología cuántica

A pesar de ser uno de los países más reticentes a la limitación del desarrollo de la inteligencia artificial (IA), Estados Unidos ha aprobado la primera legislación para regular esta tecnología. En una orden ejecutiva firmada por el presidente Joe Biden, se obliga a los desarrolladores de sistemas de IA a compartir los datos de las pruebas internas con el Gobierno, con el objetivo de prevenir que estos avances supongan un “riesgo grave para la seguridad nacional, económica o para la salud y seguridad públicas”.

“La tecnología debe ser gobernada, no puede haber discusión”, comentó Biden tras la firma del decreto. Con el fin de llevar a cabo las nuevas medidas, se creará la Junta de Seguridad de IA, un nuevo organismo dependiente del Departamento de Seguridad Nacional.

“Vamos a asistir a cambios tecnológicos más profundos en los próximos cinco años que en los últimos 50. Y en esa revolución la tecnología más importante de nuestro tiempo es la inteligencia artificial, que está acelerando los cambios. En gran parte, está mejorando nuestras vidas, nos ayudará a explorar el universo, a predecir el tiempo, a acabar con el cáncer, pero también las está empeorando: por ejemplo, permite emplear los datos personales de los adolescentes para descubrir qué los mantendrá pegados a sus teléfonos, o cómo hacer que las redes sociales sean más adictivas. Todo lo cual tiene el potencial de provocar un profundo daño a su salud mental y a su bienestar”, dijo el presidente estadounidense.

Biden insistió en que, más allá de la orden ejecutiva, “todavía necesitamos que el Congreso que actúe. Estamos en un punto de inflexión. Necesitamos un acuerdo bipartidista para impedir que las grandes tecnológicas recopilen datos personales de nuestros niños y adolescentes en línea. O para prohibir la publicidad dirigida a la infancia o limitar la información que sobre nosotros recogen y almacenan”.

El nuevo decreto busca proteger a los ciudadanos del fraude y del engaño que pueden producirse con la IA, por ejemplo, con los deep fakes y las fake news. También apunta a cuidar la privacidad, igualdad y los derechos civiles en el uso de estas tecnologías. “Los usos irresponsables de la IA pueden provocar y profundizar la discriminación, los prejuicios y otros abusos en la administración de la justicia, así como en la atención sanitaria y la vivienda”, dice el documento firmado.

Asimismo, el decreto incluye el refuerzo de medidas que protejan el futuro del trabajo en esta nueva era de la IA, aunque también busca garantizar que Estados Unidos continúe liderando la innovación e investigación en esta materia. 

Para Bruce Reed, subjefe de gabinete de La Casa Blanca, las medidas suponen “el conjunto de acciones más sólidas que cualquier gobierno del mundo haya tomado jamás en materia de seguridad y confianza en la IA. Es el siguiente paso en una estrategia agresiva para hacer todo lo posible en todos los frentes para aprovechar los beneficios de la IA y mitigar los riesgos”.

La firma del decreto llega en medio de diversas acciones a nivel mundial para debatir en torno a legislaciones de IA: el G7 acordará esta semana un código de conducta para las empresas que desarrollan sistemas avanzados de IA, el Reino Unido prepara una cumbre sobre el futuro de la IA y la Unión Europea prepara su próxima Ley de IA.



Webinar ondemand

Otros especiales

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 



Registro:

Eventos: