Negocio | Noticias | 11 SEP 2019

El plan de bajas incentivadas de Telefónica recortará cerca de 5.000 puestos

La empresa española ha anunciado este plan de retiro voluntario con el fin de reducir costes y aumentar el precio de sus acciones. Teléfonica lleva recortando su plantilla desde el año 96.
telefónica
Redacción

La compañía y los sindicatos llevan un tiempo discutiendo sobre el llamado "Plan de jubilación incentivada" para trabajadores mayores de 53 años conservando el 68% de su salario bruto. No es la primera vez que Telefónica ha utilizado ofertas de jubilación anticipada para reducir el tamaño de la empresa en la última década, el más reciente fue en el año 2016.

"En primer lugar hay que entender la caída que ha tenido la acción de Telefónica; y en segundo lugar, el propio sector, las operadoras no están en un momento boyante, ya lo hemos visto con Vodafone. Además Telefónica tiene riesgo país, po run lado con el Brexit y el operador 02, y por otro lado en latinoeamérica no está funcionando bien en Argentina y en Brasil no está creciendo al ritmo esperado", menciona Fernando Maldonado, analista de IDG Research.

El presidente de Telefónica España, Emilio Gayo, explicó: “El convenio colectivo firmado hace cuatro años nos ha permitido grandes avances y nos ha dotado de estabilidad sociolaboral en este periodo. Pero ahora tenemos que ser más ambiciosos y evolucionar hacia una compañía más digital y preparada para los desafíos futuros”.

Por este motivo, la compañía desea simplificar el actual marco laboral, un amplio programa de reskilling y upskilling para dotar de nuevas habilidades a los trabajadores y continuar en los avances para la digitalización y robotización de procesos.

"Telefónica necesita mostrar a sus inversores su senda de crecimiento, la parte de contenidos es una gran apuesta, de hecho en este mercado crecen más que en el negocio tradicional. En el caso de las bajas incentivadas a la que esperan que se acoja algo más de la mitad de los 5.000 puestos tiene como objetivo demostrar que la compañía va a hacer un cambio de rumbo con el fin de orientarse a nuevos mercados", explica Maldonado. Ante ese entorno, el objetivo es adaptar a la plantilla a las necesidades de los desafíos futuros. 

La compañía prevé que en los próximos años más de la mitad de sus ventas se produzcan a través de canales digitales y que cada vez más usuarios se relacionen con Telefónica a través de la aplicación digital MiMovistar. En paralelo, continuará la modernización de la compañía con nuevos despliegues de fibra y el apagado progresivo de la red de cobre y de las primitivas redes de telefonía móvil.

 

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios