Negocio | Noticias | 10 DIC 2019

La estrategia ‘multicloud’ alienta el negocio de VMware en España

María José Talavera, directora general de VMware Iberia, confía en que la compañía cierre en España un año “espectacular” con un crecimiento a un “doble dígito bonito, es decir, mucho más que un 10%”. Un incremento que, según la ejecutiva, responde al acierto de la compañía por apostar por una estrategia multinube.
VMware - María José Talavera
Esther Macías

VMware cierra su actual ejercicio fiscal el próximo mes de enero y lo hará de forma “espectacular”, según las palabras textuales de su máxima responsable para Iberia, María José Talavera, en un encuentro con la prensa en el que repasó los logros obtenidos por la compañía este ejercicio.

Talavera destacó, además, las expectativas de negocio que tiene su equipo para España, donde se prevé un crecimiento a un “doble dígito bonito, es decir, mucho más que un 10%”. Y eso a pesar del impacto de la actual situación política: “Con cuatro elecciones generales en cuatro años el escenario en España no es el más apropiado para el desarrollo del negocio”, apostilló la ejecutiva, que expresó la necesidad de “estabilidad política” y de “tener un proyecto de futuro de país”.

Aun así, añadió, “y aunque la Administración central se sigue resintiendo, sí van surgiendo más proyectos en la autonómica, donde hay mayor estabilidad. En VMware hemos profundizado nuestra relación con algunas comunidades como el País Vasco con la que tenemos contratos relevantes”. Según Talavera, el sector privado sí se ha mostrado mucho más activo, destacando proyectos como los que tiene la compañía con Caixabank.

 

Apuesta por ‘multicloud’ y el mundo de los contenedores

Esta buena marcha de la compañía se debe, sobre todo, a la apuesta por la estrategia multinube. “2019 y 2020 son los años en los que las grandes organizaciones en España están apostando de lleno por el modelo cloud. De hecho, gran parte de nuestro éxito se debe, precisamente, a nuestra estrategia multicloud”, aseveró la directiva, apuntando que los acuerdos realizados por la empresa con los grandes proveedores de nube pública han generado más confianza entre los clientes. No obstante, desde VMware apuntan que el camino más accesible hacia cloud es el modelo híbrido.

La compañía está trabajando para transformar a los partners y ayudarles a adaptarse al nuevo mundo cloud, “todo un reto”, según Margarita Sanz, directora de canal y alianzas de VMware, quien recalcó la necesidad que tienen estas empresas de “formarse y evolucionar  para ser capaces de dar servicios que vayan más allá de la integración”. Sanz subrayó que los partners “no pueden pensar en vender licencias de forma perpetua sino dar el salto a los servicios gestionados de cloud”.

Los partners deben adaptarse al modelo de suscripción y de pago por uso”, añadió. Una opción que VMware entiende como un modelo que también exige un compromiso al usuario. “El modelo de tarjeta de Amazon no vale. Es preciso que los acuerdos con el cliente incluyan un compromiso tanto en el plazo de uso de la tecnología como en el gasto a realizar. Afortunadamente las empresas sí quieren comprometerse porque no hay nada que importe más a sus comités de dirección que tener una predictibilidad de costes”, añadió Talavera. “Por ello, los clientes buscan modelos a largo plazo y de gran volumen con sus proveedores de cloud”.

Talavera destacó, además, la apuesta tecnológica de la empresa por el mundo de los contenedores. “Hace unos años no éramos una referencia en contenedores: hoy sí. Somos la empresa que más invierte en esta tecnología hoy”. “El mercado español está totalmente implicado y activo con Kubernetes”, afirmó por su parte Moisés Navarro, responsable de Estrategia de VMware Iberia, que apuntó que su compañía también lo está, pero esto requiere “una orientación pragmática y un importante esfuerzo en operaciones y seguridad. La infraestructura aporta valor”.

 

Fomento del talento

Este año, España ha abierto un centro de venta digital para EMEA en Barcelona, un proyecto que implica una inversión de más de 100 millones de dólares a cinco años vista. El centro ha supuesto la creación de 120 puestos de trabajo que se incrementarán hasta los 250 como resultado de la estrategia de crecimiento de VMware para desarrollar y fomentar el talento tecnológico en Europa, Oriente Medio y África (EMEA).

Nuestra preocupación por atraer y fomentar el talento es máxima”, según Talavera, para quien la transformación del workplace es vital. “Las compañías se enfrentan al reto de la barrera de los horarios y del presencialismo. Urge cambiar culturalmente porque tecnológicamente ya es posible”, añadió la directiva, recalcando lo importante que es incorporar a mujeres en el sector tecnológico.

 

Adquisiciones

Talavera también destacó que 2019 ha sido un año importante para VMware a nivel de adquisiciones. Una de las más destacadas ha sido la de la startup sevillana Bitnami, que permitirá a la compañía contar con contenido de aplicaciones que pueda ser fácilmente implementadas a través de cualquier nube, ya sea pública o híbrida, y en una gran cantidad de entornos, como máquinas virtuales o Kubernetes. Para la directiva, esta es una “adquisición estratégica que nos abre las puertas a una gran comunidad de desarrolladores. VMware es uno de los mayores proveedores de infraestructura en la nube, pero el desarrollo no era un entorno natural para nosotros”.

La empresa también ha comprado este año Carbon Black por 2.100 millones de dólares, una operación cuyo foco es mejorar la seguridad cloud y proteger cargas de trabajo y clientes gracias al big data, la analítica de conducta y la inteligencia artificial. “La seguridad debe ser algo intrínseco a la conectividad, por ello, esta adquisición se integrará en la nueva unidad de seguridad y networking de VMware”.

 

 

 

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios