Negocio | Noticias | 09 OCT 2019

Pesos pesados del automóvil y la informática une fuerzas para impulsar el coche autónomo

Nace Autonomous Vehicle Computing Consortium (AVCC), una iniciativa auspiciada por Arm, Bosch, Continental, Denso, General Motors, NVIDIA, NXP Semiconductors y Toyota cuyo objetivo es desarrollar una plataforma informática común para vehículos autónomos.
software de coche autónomo de nvidia
Software de coche autónomo de Nvidia.
Redacción

Acelerar la llegada al mercado de coches autónomos más seguros y asequibles a gran escala. Con este fin acaba de ver la luz el consorcio AVCC, impulsado por un grupo de pesos pesados del mundo de la automoción y la tecnología, como las compañías Arm, Bosch, Continental, Denso, General Motors, NVIDIA, NXP Semiconductors y Toyota.

El consorcio abordará en primer lugar el desarrollo de un conjunto de recomendaciones con el fin de crear una arquitectura de sistemas y una plataforma informática que permita promover el despliegue escalable de vehículos automatizados y autónomos. Gracias a estas recomendaciones, aseguran sus promotores, el mercado de vehículos autónomos pasará de estar creando prototipos a realizar un despliegue a gran escala.

Bajo el paraguas de AVCC se crearán diversos grupos de trabajo en los que expertos de primera línea compartirán ideas y estudiarán los retos tecnológicos de este mercado, además de facilitar la colaboración entre industrias para ayudar a la industria del automóvil a trabajar en equipo.

En palabras de Dipti Vachani, vicepresidente senior y director general de Automoción e IoT en Arm, “el futuro de la movilidad y el despliegue seguro y escalable de sistemas avanzados de asistencia al conductor en vehículos totalmente autónomos requiere una colaboración industrial sin precedentes para la producción en serie. La AVCC reúne a líderes de todo el panorama de la industria automotriz para abordar los complejos retos tecnológicos e informáticos fundamentales y acelerar nuestro camino hacia un futuro verdaderamente autónomo".

Para Michael Meier, director de ingeniería y gestión de productos de Asistencia al Conductor y Conducción Automatizada de Bosch, “además del desarrollo de hardware, se requiere una gran y sofisticada cantidad de software autónomo para vehículos”. En este sentido, su compañía ayudará a desarrollar recomendaciones para API de software para cada bloque de construcción en un sistema autónomo.

Otro de los socios de este consorcio es NVIDIA, experta en informática de inteligencia artificial, que está trabajando ya estrechamente con compañías innovadoras en transporte para abordar las complejidades del desarrollo y despliegue de vehículos autónomos seguros a gran escala. Como recuerda Gary Hicok, vicepresidente senior de sistemas de hardware y software para el sector del automóvil de NVIDIA, “los requisitos de hardware y software de los vehículos autónomos son enormes y requieren una plataforma de IA de alto rendimiento y bajo consumo energético para procesar los datos de los sensores y alcanzar los más altos niveles de seguridad”.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios