Negocio | Noticias | 17 JUL 2019

“Si a finales de 2020 no hay una solución global para una tasa digital justa, la UE debería actuar por sí sola”

La alemana Ursula von der Leyen, que acaba de ser elegida presidenta de la Comisión Europea, se ha mostrado tajante respecto a la política fiscal que pretende implantar en la UE: “Defenderé impuestos justos, ya sea para las industrias manufactureras o para las empresas digitales”.
Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea
Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea. Créditos: UE 2019.
Redacción

Ursula von der Leyen es noticia no solo por ser la primera mujer que accede al puesto de presidenta de la Comisión Europea, sino porque, a la luz de su declaración de intenciones realizada ayer mismo, pretende meter mano por fin al cambio en la política fiscal del que se lleva hablando ya tiempo en el seno de la Unión Europea para que se equilibre el pago de impuestos en esta región y los grandes gigantes digitales tributen igual que el resto de empresas que operan en los estados miembros.

Von der Leyen ha sido tajante al respecto: “No es aceptable que los gigantes de la tecnología apenas paguen impuestos porque juegan con nuestro sistema tributario. Si quieren beneficiarse de la economía social de mercado, tienen que pagar su parte justa, como cualquier propietario de tienda o panadero”. La presidenta de la Comisión subrayó que la UE debe establecer una economía al servicio de los ciudadanos. Para que esto ocurra, incidió, “todos deben compartir la carga, incluidos los gigantes tecnológicos que llevan a cabo sus negocios (y deberían seguir haciéndolo) en Europa, pero que ahora no devuelven a los ciudadanos europeos los beneficios que obtienen por su acceso al capital humano y social de la UE”.

Objetivo: 2020

Von der Leyen es consciente de que los sistemas fiscales de la UE y a nivel internacional necesitan urgentemente una reforma. “No se adaptan a las realidades de la economía global moderna y no captan los nuevos modelos de negocio del mundo digital. Me aseguraré de que sea una prioridad la fiscalidad de las grandes empresas de tecnología”.

Aunque en la actualidad se está debatiendo a nivel de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) cómo articular la política fiscal en la era digital, los avances, de momento, son pocos. Por ello, según la presidenta de la Comisión, “si a finales de 2020 no hay una solución global para una tasa digital justa, la UE debería actuar por sí sola”.

En España, tal y como anunciaba ayer mismo en el marco de un evento de DigitalES Nadia Calviño, ministra de Economía y Empresa en funciones, el Gobierno no descarta aplicar una tasa digital aunque, apuntó, “lo ideal es llegar a un acuerdo global y si no actuar a nivel nacional”.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios