Tecnología | Noticias | 03 OCT 2018

'Cloud computing': retos y soluciones para su éxito en el sector empresarial

El polvo del marketing que durante años ha distorsionado la situación en la que se encontraba el paradigma de computación en la nube se ha retirado y ha dejado la cruda realidad, que presenta dos caras bien diferenciadas: por un lado, nos encontramos la gran oportunidad que supone la nube para dinamizar la transformación digital de las empresas y, por el otro, los grandes retos que se plantean ante este paradigma.
cloud
Marco Rabanal e Iñaki Molina (Deloitte)

Dentro de los beneficios que aporta cloud, más de un 65% de los CIO sigue considerando la nube como una palanca de ahorro. No obstante, esta gran ventaja económica se produce cuando el ahorro viene motivado por la capacidad de la empresa para hacer un uso eficiente de la nube, y no porque esta tenga necesariamente un bajo coste. En este sentido, uno de los principales retos a los que se enfrentan las empresas es seleccionar qué aplicativos y cargas se deben subir a la nube para conseguir los ahorros esperados.

La realidad es que pocas aplicaciones están diseñadas para ser eficientes aprovechando la gran capacidad de cloud, básicamente porque existían antes de que nacieran estos servicios. Por tanto, para aprovechar los atributos de facilidad de provisión, automatización y ahorro de costes que proporcionan los servicios cloud, muchas de las aplicaciones de las empresas tienen que sufrir cierta transformación. La dificultad estriba en que, probablemente, haya que hacer una inversión para adaptar las aplicaciones, que sean eficientes en esta tecnología para, con ello, obtener un ahorro en el futuro y encontrar perfiles en el mercado que sepan transformar dichas aplicaciones para aprovechar las capacidades de los servicios cloud.

Adicionalmente, una vez identificadas las aplicaciones que, por sus necesidades de computación, son claras candidatas a subirse a la nube, y que además tienen una arquitectura que pueda beneficiarse del cloud, llega el momento de seleccionar el proveedor adecuado para esta tecnología. Ante la pregunta de si todos estos proveedores son iguales, hay que responder que todos tienen un catálogo de servicios estándar similar, pero cada uno tiene sus fortalezas y debilidades. Por ello, dependiendo de lo que busquemos será mejor poner las cargas de trabajo en una u otra cloud. Esto es lo que denominamos multicloud y, aunque resulta mucho más eficiente, genera una complejidad de gestión y supone un reto para muchas organizaciones. En este sentido, una gran mayoría de empresas se decantan por seleccionar un proveedor de cloud de referencia y luego, excepcionalmente, utilizar otros proveedores cloud para necesidades específicas.

Otro aspecto común a muchas empresas, en particular en sectores altamente regulados como, por ejemplo, el sector bancario es que estas se enfrentan a un gran obstáculo cuando plantean a sus unidades internas de cumplimiento la subida y gestión de datos productivos en cloud pública. De hecho, asumiendo que se solventa el problema de privacidad de datos y se selecciona información no sensible, suele ocurrir que las salvaguardas y mecanismos de control que deben establecerse para asegurar el cumplimiento con la regulación genera un sobrecoste que hace inviable el caso de negocio de cloud. Por tanto, es fundamental que, en paralelo con el análisis de aplicaciones, se inicien las revisiones con el departamento interno de cumplimiento normativo para analizar las limitaciones reales que deben considerarse.

La seguridad, por otra parte, de tener los sistemas y los datos en una nube pública es la preocupación más relevante para los CIO de las empresas. La realidad es que las medidas de seguridad de empresas como Amazon, Google o Microsoft igualan o superan tanto en capacidades como en nivel de inversión a la de cualquier multinacional, fundamentalmente porque estos proveedores tienen un tamaño tal, que concentran cientos de miles de servidores y, por tanto, son objeto constante de ataques. Adicionalmente, los proveedores de cloud invierten tanto en medidas de seguridad como en homologarse con las autoridades y entidades certificadoras de seguridad.

Todos estos puntos abordados contribuyen al éxito de cloud en un entorno empresarial. Esta tecnología ya es una realidad, por lo que las organizaciones tienen que estudiar de manera detallada cómo beneficiarse de ella, identificando su situación actual y su evolución, realizando casos de negocio realistas y generando planes de adopción que tengan en cuenta todas las problemáticas y las afronten de manera completamente honesta.

 

Los autores de este artículo son Marco Rabanal, socio de Estrategia Tecnológica y Arquitectura de Deloitte, e Iñaki Molina, senior manager de Estrategia Tecnológica y Arquitectura de la compañía.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios