Tecnología | Noticias | 16 OCT 2019

Cobol: feo, fuerte y formal

Tags: Desarrollo
En un contexto de transformación como el que vivimos, donde todo se queda obsoleto enseguida, no es nada fácil que un lenguaje de programación que se creó a mediados de la década de los 50 pueda presumir de cumplir 60 años y seguir en plena forma.
code
Cristina Cueto García

Corría el año 1959 y la tecnología y los lenguajes de programación avanzaban, pero por varios caminos. Había ordenadores de diferentes tipos, pero incompatibles entre sí y cada uno con su propio código. La necesidad de un lenguaje universal era cada vez más latente por lo que la comisión CODASYL, compuesta por fabricantes de ordenadores, usuarios y el Departamento de Defensa de Estados Unidos unió sus fuerzas para crear Cobol, acrónimo de COmmon Business-Oriented Language (Lenguaje Común Orientado a Negocios).

Entre los integrantes de esta comisión se encontraban Flow-Matic de la oficial Grace Hopper y Bob Bemer de IBM. Ambos fueron claves en el desarrollo ya que se basaron en los diseños de Flow-Matic y del IBM COMTRAN. En poco más de seis meses este nuevo lenguaje ya estaba listo y en enero de 1960 fue aprobado por la comisión. Desde entonces, ha ido evolucionando y adaptándose a los nuevos tiempos resistiéndose a morir hasta llegar a nuestros donde sigue teniendo un papel protagonista entre más de un millar de lenguajes programadores que hay en el mundo.  

Uno para todos y todos para uno

Según Derek Britton, director de marketing de producto, modernización de aplicaciones y conectividad para Micro Focus, las características originales de Cobol que le han dado un “poder de permanencia” son dobles: en primer lugar, sus elementos de diseño originales de portabilidad, centrado en el negocio y “legibilidad”, y en segundo lugar, su increíble innovación para permitirle adaptarse a los cambios constantes a lo largo de los años.

A finales de 1960 se crea la primera versión del lenguaje: Cobol-60, la cual se implementa a modo de prueba en dos ordenadores, por un lado en RCA 501 y por otro en un UNIVAC II, demostrando así la portabilidad de programas. Pese a la buena noticia, la mala es que resultaba muy lento frente a otros lenguajes de otros fabricantes. No obstante tras varias actualizaciones, en 1968 se perfeccionó hasta el punto de despertar ya un interés más que notable en el mercado.

Leopoldo Andrés, director técnico de IBM España y experto en mainframe define la tecnología Cobol como “estable, robusta, eficiente y fiable”. Este lenguaje creado hace 60 años soporta la mayoría de las  transacciones económicas. “A pesar de que la tecnología avanza muy rápidamente, el Cobol ha sabido evolucionar y adaptarse a los nuevos tiempos introduciendo funcionalidades en áreas como servicios web, XML, REST, JSON permitiendo a los programadores transformar sus aplicaciones y prepararlas para las nubes híbridas”.

Para 1970 ya era el lenguaje de programación más famoso del mundo a la vez que se continuaba trabajando en corregir sus deficiencias, depurando el código y mejorando el manejo de las funciones string. En 1972 fue adoptado por la organización de estandarización ISO.

Cobol ha mejorado constantemente durante sus 60 años de vida con millones de euros invertidos anualmente por las compañías que desarrollan y mantienen productos y soluciones Cobol, con el propósito de soportar nuevos estándares e innovaciones que lo han ayudado a mantenerse en un ecosistema de TI en constante cambio. Por ejemplo, las principales actualizaciones del estándar en 1968, 1974 y 1985, 2002, 2013, junto con varias mejoras adicionales desde entonces, han proporcionado mejoras al lenguaje en sí y su interoperabilidad con las numerosas tecnologías emergentes de terceros a lo largo de los años” explica a ComputerWorld Derek Britton.

 

Para leer el reportaje completo visita el último número de ComputerWorld



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios