Tecnología | Noticias | 22 NOV 2019

"El no tener control de los datos personales nos hace más vulnerables y manipulables"

Margrethe Vestager, Comisaria de Competencia de la UE, explicó en una conferencia de la Comisión Europea, que la protección de los datos personales es una "necesidad absoluta para construir un mundo digital con una dimensión humana".
Margrethe Vestager, Comisaria Europea de Competencia
Margrethe Vestager, comisaria europea de Competencia.
Redacción

A menudo se oye decir estos días que los datos son el nuevo petróleo. Y hay algo de verdad en eso. Ayer, la Comisión Europea se centró en ellos en una conferencia sobre la protección de la intimidad celebrada en Bruselas, en la que se le recordó el manifiesto del antiguo Supervisor de Protección de Datos de la UE, Giovanni Buttarelli, "Privacy 2030: a new vision for Europe".

El manifiesto es el resultado de las reflexiones que Buttarelli había compartido con expertos en la materia sobre los grandes retos de Europa en el campo de la digitalización, sobre cómo los datos pueden vincularse a los derechos fundamentales de los ciudadanos, creando igualdad, pero también desigualdades si se distribuyen y se pueden utilizar de forma desigual "Buttarelli argumentó que la protección de los datos significaba proteger la dignidad de las personas", explicó Margrethe Vestager, Comisaria de Competencia de la UE. "Si logramos los objetivos que Giovanni quería alcanzar, tendremos un mundo digital hecho para los seres humanos".

Hace un siglo, el petróleo transformó la economía y dio un gran poder a quienes lo poseían. Hoy, ocurre lo mismo sucede con los datos. Con el acceso a los datos correctos, se obtiene una visión y comprensión tan nueva que puede ser difícil para otros competir sin ella. "Como agentes de la competencia, estamos constantemente alertas al riesgo de que el control de los datos se convierta en una forma de excluir a la competencia" explicaban en la conferencia. 

No obstante, los datos son mucho más que una mercancía, ya que nuestros datos personales también definen quiénes somos, por lo que como indicaban en la conferencia, controlar lo que sucede con esos datos es una parte fundamental de nuestra libertad humana, y siempre lo ha sido.

"El no tener control de los datos personales nos hace más vulnerables y manipulables" indicó Vestager, quien además subrayó que la protección de los datos personales es una "necesidad absoluta para construir un mundo digital con una dimensión humana". Y en este contexto, la política de competencia puede hacer una contribución importante" porque proteger la competencia significa proteger a los consumidores contra el poder abrumador de los gigantes de la web.

Puede que tengamos nueva tecnología, pero no tenemos nuevos valores

Ocurre que vemos el mundo digital en el que vivimos con una mirada del pasado, como una versión más fácil y conveniente del viejo mundo físico. En parte, según se comentó en la conferencia, eso puede ser una suerte. "Esos valores nos dan un punto de referencia vital, para ayudarnos a mantener el rumbo, en un momento en el que los datos se están recopilando y utilizando de muchas maneras nuevas".

En Internet, los datos fluyen en ambos sentidos, por lo que la sociedad sigue compartiendo datos en línea de una manera que nunca se habría imaginado hacer en el mundo físico. "Nos encontramos sorprendidos, cada vez que una nueva historia sale a la luz, sobre la forma en que nuestros datos están siendo utilizados".

Así, luego resulta que perdemos el control de nuestros datos, y como indicaba Vestager, eso nos hace vulnerables, pues permite que las empresas y los políticos tengan nuestra información, tanto para lo bueno como para lo malo. "Esta situación ofrece nuevas oportunidades de aprender a manipularnos. Permite a las plataformas filtrar lo que vemos del mundo, para que coincida con lo que nos ha interesado antes, por lo que cada vez es más difícil tropezar con las nuevas ideas que nos ayudan a crecer. Y la inteligencia artificial que está entrenada en datos sesgados puede reproducir los prejuicios de nuestra sociedad - sólo que ahora, esos prejuicios vienen con el sentido superficial de objetividad que se obtiene cuando las decisiones son tomadas por una computadora".

 

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios