Tecnología | Noticias | 19 MAR 2019

España tiene un “severo déficit cuantitativo y cualitativo de talento digital”

Según un estudio, si el nivel de talento que buscan las empresas para estos perfiles de jóvenes informáticos fuese de 100 puntos, existe actualmente un ‘gap’ equivalente a 40,3 puntos.
rdp vass
Cristina Cueto García

La demanda de profesionales cualificados en el sector TIC no para de crecer y cada vez se vuelve más dificil cubrir estos puestos con la oferta disponible. La consultora especialista en soluciones digitales Vass junto con la Universidad Autónoma de Madrid han elaborado un estudio en el que alertan del severo déficit que tiene España en cuanto al talento digital, poniendo en riesgo el papel de nuestro país en un escenario mundial que se está construyendo alrededor de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). 

El informe, denominado ‘Empleabilidad y Talento Digital 2018’ reúne a 45 empresas e instituciones relevantes, 14 universidades de todo el país y casi 1.000 estudiantes de 19 provincias distintas.

Tal y como han explicado en su presentación, "se trata del primer índice elaborado en España con el objetivo, por un lado, de establecer unos parámetros que permitan medir el talento digital de los nuevos graduados informáticos y, por otro, de poner en cifras el ‘gap’ existente entre lo que el mundo empresarial demanda y los perfiles TIC que salen, año a año, de nuestras universidades". 

Según el mismo, mientras en España el número de empresas que se dedican a la programación, consultoría y otros servicios relacionados con las TIC ha crecido un 57% en la última década, el número de egresados de Informática de las distintas universidades se ha reducido un 44%

Pero el problema no es sólo de falta de personas. Este estudio de VASS y la UAM también pone de manifiesto que existe un reto común ante la existencia de una significativa brecha de competencias, tanto técnicas como conductuales y motivacionales.

Así, si el nivel de talento que buscan las empresas para estos perfiles de jóvenes informáticos fuese de 100 puntos, existe actualmente un ‘gap’ equivalente a 40,3 puntos. Esto indica, por un lado, que en la universidad se están cultivando competencias a las que las empresas no consiguen extraerle toda su utilidad y, por otra, que las compañías se ven abocadas a costosos procesos de recualificación para los recién contratados, que pueden no estar aprovechando habilidades y conocimientos que ya poseen. 

“Nuestras carreras universitarias son exigentes y nuestras empresas muy audaces. Se trata de lubricar unos puntos de fricción muy localizados. Pero este reto no debería sólo implicar a universidades y empresas, sino también al conjunto de las Administraciones Públicas, porque si no se toman las medidas adecuadas, el tren puede perderse, y, la economía digital, que premia colosalmente a los líderes, es despiadada e impertinente con los rezagados”, alerta Antonio Rueda, director de Vass Research. 

En el ámbito de las hard skills, las empresas sólo perciben un nivel suficiente en 7 de las 19 categorías de conocimientos técnicos que este estudio ha establecido como constitutivos del talento y garantes de la empleabilidad, con una nota media de 5,7 sobre 10. Por contra, las carencias más significativas desde el punto de vista de la empresa son los conocimientos de programación avalados con una certificación, la gestión de la seguridad o el cada vez más relevante ámbito del Big Data. 

Respecto a las soft skills o las competencias conductuales, el resultado es más positivo, ya que los recién egresados reciben una puntuación media de 6,33 sobre 10. La capacidad para trabajar en equipo, la flexibilidad para adaptarse a cambios y nuevas situaciones y el expediente académico (con una media de 7,2 sobre 10) son los aspectos más valorados por las empresas. Por el contrario, la flexibilidad salarial y geográfica son las pautas motivacionales que las empresas echan principalmente de menos en los jóvenes 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios