Tecnología | Noticias | 16 MAR 2020

Los usuarios optan por una actualización de Windows 10 al año

Los usuarios de Windows 10 rechazan la afirmación de Microsoft de que los sistemas operativos deben ser actualizados a un ritmo agresivo.
windows fall
Gregg Keizer

Después de que Microsoft diera a todos los clientes el control sobre cuándo actualizar Windows 10, la mayoría de los usuarios decidieron que no necesitaban una actualización dos veces al año, según muestran los datos.

De acuerdo con el proveedor de métricas AdDuplex, una vez que Microsoft dejó que los usuarios de Windows 10 Home y Windows 10 Pro determinaran la cadencia de las actualizaciones del sistema operativo y éstos actualizaron a una versión de 12 meses de antigüedad en lugar de la nueva.

Dejados a su suerte, los usuarios dejaron Windows 10 solo por un año, el tiempo máximo que Microsoft les permitió ejecutar cualquier versión individual de Windows 10 Home o Windows 10 Pro. Dada la posibilidad de elegir, los usuarios de Windows 10 rechazaron el argumento de Microsoft de que los sistemas operativos debían ser actualizados a un ritmo agresivo, dijo la firma de Redmond, para mantenerse al día con los constantes cambios tecnológicos.

Primero, un breve resumen de lo que Microsoft hizo el año pasado

Los números de AdDuplex no fueron una sorpresa. Computerworld - y muchos otros medios de comunicación, así como analistas y expertos - habían predicho que los usuarios de Windows 10 Home y Windows 10 Pro rechazarían, si tenían la oportunidad, la cadencia de actualización de dos veces al año que Microsoft había establecido.

Esa cadencia se estableció en abril de 2017 y comprometió a Microsoft a lanzar dos actualizaciones de Windows 10 cada año, una en marzo y otra en septiembre. Anteriormente, el ritmo había sido impredecible –el año anterior Microsoft entregó sólo una actualización– y los clientes empresariales lo consideraron insostenible.

Bajo ese esquema, Microsoft decidió cuándo cada PC doméstico con Windows 10 y cada PC con Windows 10 Pro no administrado se actualizaban a una nueva versión. –con no administrados nos referimos a los dispositivos no manejados por los administradores de TI–. Lus usuarios no pudieron aplazar, mucho menos rechazar, una actualización.

Sin embargo, hace 11 meses Microsoft tiró esa práctica por la ventana. En su lugar, dejó que los usuarios de Home y Pro decidieran cuándo apretar el gatillo de la actualización a través de una nueva opción de "Descargar e instalar ahora". Cada lanzamiento sería publicado, pero los usuarios elegirían cuando migrar a una nueva versión.

Había una trampa. Citando la necesidad de mantener los PCs actualizados, Microsoft anunció que cuando "los dispositivos de Windows 10 estén en, o pronto llegarán a, el fin del servicio, Windows Update continuará iniciando automáticamente una actualización de características". En algún momento, entonces, Microsoft volvería a su anterior comportamiento de descargar e instalar automáticamente una actualización de características.

Se hizo evidente que Microsoft comenzaría estas actualizaciones “forzadas” aproximadamente cuatro meses antes de que la versión en cuestión debiera salir del soporte. (A Windows 10 Home y Windows 10 Pro se les asignaron 18 meses de soporte, con el reloj comenzando en el lanzamiento). Microsoft reemplazaría la versión y luego alimentaría la PC con el más reciente lanzamiento de Windows 10. Entonces, si los usuarios no usaban a la opción "Descargar e instalar ahora", las actualizaciones obligatorias de Microsoft daban lugar a una actualización una vez al año.

Aquí hay un ejemplo: Un PC que ejecutaba Windows 10 1803, que se lanzó en abril de 2018 y recibió soporte hasta noviembre de 2019, no fue actualizado por su propietario. En su lugar, Microsoft comenzó a actualizar a la fuerza los sistemas 1803 en julio de 2019. Para entonces  la versión más reciente, la que más soporte tenía, era Windows 10 1903. Esa versión debutó en mayo de 2019 y está programada para salir del soporte en diciembre.

Cuando Windows 10 1903 se acerque a su retiro - digamos, cuatro meses antes, o alrededor de mediados de agosto - la última versión será Windows 10 2004, la actualización que saldrá al mercado en cualquier momento.

Los datos resaltan cómo ha cambiado la práctica de actualización

El patrón de aumento y disminución de las versiones cambió dramáticamente cuando Microsoft modificó sus políticas de actualización.

Windows 10 1803, por ejemplo, al igual que las actualizaciones que lo precedieron, aumentó su participación en el total a expensas de su precursor inmediato, Windows 10 1709. De noviembre de 2017 a diciembre, Windows 10 1709 aumentó del 20,4% al 53,6%. La gran mayoría de esa ganancia provino de Windows 10 1703, que cayó del 63,5% al 33,7%, lo que representa el 89% del aumento de 1709, durante el mismo tramo.

Ese había sido el marco original cuando Microsoft obligó a actualizaciones cada seis meses. Cada actualización de Windows 10 ganaba terreno canibalizando la versión anterior.

Dar a los usuarios el control del tiempo de actualización, sin embargo, hizo que la mayoría de ellos fueran perezosos: dejaron que Microsoft hiciera su actualización forzada un año después. Ejemplo: En lugar de agotar al predecesor inmediato –1903–, Windows 10 1909 debió la mayor parte de su crecimiento del año anterior a 1809.

No hay razón para pensar que la próxima actualización, Windows 10 2004, será diferente. Cuando gane usuarios, estos serán en gran parte retirados de 1903 por Microsoft, especialmente desde mediados de agosto hasta el final del año, los últimos cuatro meses de soporte de 1903.

No está claro si Microsoft anticipó este cambio cuando cambió las reglas de actualización de Windows 10 Home y Windows 10 Pro no administrado; la compañía no ha insinuado tanto sus expectativas. Es comprensible, ya que hacerlo sería reconocer que su rápido desarrollo y ritmo de lanzamiento, núcleo de su mantra de Windows como servicio para Windows 10, no ha sido completamente aceptado por los clientes.

Es cierto que las actualizaciones anuales siguen siendo aproximadamente tres veces más frecuentes que las ediciones del sistema operativo anteriores a Windows 10. Pero son solo la mitad del ritmo previsto.

–Para obtener los números de versión de Windows 10, AdDuplex extrajo datos de aplicaciones de Windows Store de terceros que usaban el SDK de la compañía lituana–.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios