Tecnología | Noticias | 08 NOV 2019

Tecnología: ¿la respuesta para luchar contra la España vacía?

Las nuevas tecnologías que ofrecen la posibilidad de trabajar de forma remota o la telemedicina son, a día de hoy, la única solución para poner fin al éxodo rural. Sin acceso a una buena cobertura de Internet o posibilidades de empleo, los jóvenes se ven obligados a trasladarse a las grandes urbes.
rural línea teléfono
Andrea Benito

El término “España vacía” fue acuñado por el autor Sergio del Molino en un ensayo donde lo define como el interior de España, un área absolutamente despoblada que contrasta fuertemente con las áreas urbanas. La población rural de España aumentó entre 2000 y 2010, pero desde entonces ha disminuido a aproximadamente en 9,17 millones de personas. El problema se refleja de manera tan aguda en el mapa que el 53% del territorio está habitado por solo el 5% de la población, según un estudio del Centro de Investigación sobre Despoblación y Desarrollo de Áreas Rurales (CEDDAR). 

Cada vez son más los jóvenes que abandonan sus casas en busca de una nueva oportunidad. En los últimos años el movimiento de las zonas rurales a las grandes urbes ha sido masivo, no sólo en España, sino a nivel europeo. La mitad de los municipios españoles están “en riesgo de extinción a medio o largo plazo” por tener menos de 1.000 habitantes. Además, en 1.100 de ellos no vive un solo niño menor de cuatro años, por ejemplo, hay provincias como León, que pierden 13 habitantes cada día. 

Todo ello no genera sólo un problema a las pequeñas provincias que pierden gente joven, sino también un gran problema de colapse en las grandes urbes, como Madrid o Barcelona. Los territorios despoblados son el resultado de un modelo territorial fallido y de la ausencia de políticas para favorecer que la gente de los pueblos se quede a vivir en ellos. 

En el Congreso de la Despoblación celebrado en Huesca en 2017 ya se puso de manifiesto que es necesaria una estrategia a diferentes niveles: Unión Europea, gobiernos estatales y autonómicos y que cuenten con la implicación y participación directa de la administración local. En otros países como en Francia llevan aplicando desde hace años políticas y legislación diferentes entre medio rural y urbano. 

“Desde la Diputación Provincial de Huesca venimos detectando en los últimos años que son varios los elementos sobre los que hay que trabajar para posibilitar condiciones de trabajo y vida en los pueblos, como es la vivienda”, explicó Miguel Gracia, presidente de la Diputación de Huesca. “Otro pilar que hemos constatado necesario para ofrecer a las familias, empresas o autónomos herramientas de trabajo es la conectividad, y de allí que estemos desarrollando un plan de extensión de banda ancha a más de 320 localidades de la provincia para ofrecer a los habitantes del medio rural igualdad de oportunidades con respecto a los de las grandes urbes”. 

Para leer el reportaje completo, haga click aquí.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios