Estudios
IDC
Edge computing

El gasto en 'edge computing' llegará a 24.000 millones de dólares en Europa este año

La mayor parte de este gasto, según IDC, se producirá en servicios que giran en torno a esta tecnología. La industria manufacturera y el comercio minorista son los sectores que más están impulsando la adopción de esta tecnología.

inversión

Buenos tiempos para las tecnologías que propician el llamado ‘edge computing’, la próxima gran tendencia en informática que posibilita ubicar la infraestructura y las aplicaciones cerca de donde se generan y consumen los datos con la consiguiente mejora de la agilidad de los negocios y la posibilidad de generar nuevas experiencias para los clientes. En Europa, según los últimos datos proporcionados por la firma de análisis IDC, esta ola está creciendo de forma exponencial, a doble dígito. Este año 2021, la consultora espera que el gasto que se realice en este tipo de tecnología alcance los 24.000 millones de dólares. El montante, asevera la entidad, seguirá experimentando un sólido crecimiento al menos hasta 2025. “Las empresas reconocen cada vez más el concepto de edge para ofrecer productos y servicios rápidos, seguros, escalables y fiables a sus clientes”, reza el informe de IDC.

La mayor parte de este gasto en tecnologías edge en Europa se producirá en la categoría de servicios, que se verá impulsada por la conectividad y los servicios profesionales para IoT, robótica, drones, inteligencia artificial y despliegues de realidad aumentada y virtual. El gasto en hardware, que se verá aupado por las plataformas edge utilizadas para realizar tareas informáticas más pesadas, será casi igual al realizado en software, sobre todo al vinculado con la seguridad, que se usa para garantizar la integridad de los datos, los puntos finales y la infraestructura.

En los próximos años, vaticina la consultora, el grueso del gasto de las empresas europeas en el edge seguirá vinculado al mundo del IoT, aunque la contribución de otros, como la inteligencia artificial y la realidad aumentada y virtual, seguirá aumentando. Por ejemplo, los casos de uso de inteligencia y prevención de amenazas automatizadas aprovecharán los sistemas de inteligencia artificial para conectar los puntos entre diferentes piezas de información e identificar posibles amenazas a las bases de datos y sistemas en las industrias financieras, gubernamentales o de servicios públicos, mientras que la realidad aumentada y la realidad virtual pueden ayudar a las organizaciones del ámbito industrial y manufacturero y a los servicios públicos a mejorar los procesos de mantenimiento, reparación y operaciones. Además de a tecnologías como IoT, IA, realidad aumentada y virtual, robótica y drones, el edge seguirá estando fuertemente conectado a otros mercados tecnológicos como el de impresión 3D, blockchain, autonomía y wearables.

 

Qué sectores invertirán en el ‘edge’

El sector que más dinero desembolsará en tecnología edge será la industria manufacturera, sobre todo en proyectos relacionados con IoT y robótica. La tecnología de internet de las cosas puede ayudar a las fábricas a funcionar de forma autónoma, al basarse en una multitud de datos recogidos a través de sensores y analizados a través de diversos sistemas de informática cognitiva, así como utilizando sensores IoT para supervisar los sistemas y equipos de producción para comprobar automáticamente la calidad y el cumplimiento del producto final o detectar y anticipar posibles fallos en la producción. En este escenario, los robots pueden ayudar a las fábricas a lograr la automatización total asistiendo en los procesos de ensamblaje, inspección, pintura o soldadura.

El segundo vertical que más está invirtiendo en el edge es el comercio minorista. IoT es clave para mejorar las estrategias multicanal y proporcionar una óptima experiencia al consumidor a través de cualquier canal de compra y permitiendo la compra interactiva mediante la captura de flujos continuos de datos en tiempo real desde varios dispositivos. La mejora de la experiencia del cliente será cada vez más importante para los comercios minoristas, por lo que aprovecharán la inteligencia artificial para entender las necesidades del cliente y hacer recomendaciones de compra. Otros casos de uso se centrarán en ayudar a los minoristas a mejorar sus pérdidas en la tienda y optimizar la reposición de existencias mediante el análisis de vídeo en tiempo real.

Alexandra Rotaru, analista de IDC en Europa, recuerda que la pandemia ha impulsado el ‘todo a distancia’ y el acceso instantáneo a los datos y a la información para habilitar procesos y cargas de trabajo en ubicaciones distintas de los centros de datos centrales habituales. “Estas tendencias probablemente marcarán el futuro incluso después de que termine la pandemia. El edge computing es una gran oportunidad para abordar estas nuevas demandas, yendo más allá de los enfoques tradicionales de TI y ampliando e innovando sobre las capacidades que se encuentran en los centros de datos centrales”.

 



Revista Digital

Revista Digital CW julio/agosto

Webinar Ondemand

Modern Data Experience

Communications Platform for Business

Marketing digital Tendencias
Partnerzones IDG
Especiales IDG:


Revistas Digitales IDG

ComputerWorld Digital

CSO España Digital

DealerWorld Digital

IDG Research

 

Registro IDG España:

Eventos IDG:

 

Ya disponible en IDG Research: