Tendencias | Noticias | 03 FEB 2020

Europa obligará al cargador universal de dispositivos antes de julio

Los miembros del Parlamento Europeo votan a favor de que se regule por fin en el seno de la UE de forma que solo haya un único cargador para teléfonos móviles, tabletas, lectores de libros electrónicos y otros dispositivos portátiles.
cargadores
Redacción

La normativa europea que obligará por fin a que solo haya un solo modelo de cargador para los dispositivos electrónicos debería llegar, a más tardar, en julio de 2020, tal y como aprobaron los miembros del Parlamento el pasado 30 de enero en una votación en la que 582 diputados se mostraron a favor y 40 en contra. Esta legislación, que lleva exigiendo desde hace una década la mayor parte de eurodiputados, permitiría que hubiera solo un tipo de solución de carga de teléfonos móviles, tabletas, lectores de libros electrónicos y otros dispositivos portátiles.

Ahora la pelota pasa al tejado de la Comisión Europea, que deberá promover nuevas normas al respecto para satisfacer la “necesidad urgente de una acción reguladora de la UE para reducir los residuos electrónicos y capacitar a los consumidores para tomar decisiones sostenibles”, según los eurodiputados.

El Parlamento quiere que la Comisión adopte el acto delegado previsto en la Directiva de Equipos Radioeléctricos de 2014 antes de julio de 2020 o, si es necesario, presente una medida legislativa en la misma fecha, a más tardar. Sin obstaculizar la innovación, el ejecutivo de la UE debería garantizar que el marco legislativo para un cargador común sea “examinado regularmente para tener en cuenta los progresos técnicos”. Los diputados reiteran que la investigación y la innovación son vitales para mejorar las tecnologías existentes y crear otras nuevas.

Lo que solicita el Parlamento a la Comisión es que tome medidas para garantizar de la mejor manera posible la interoperabilidad de los diferentes cargadores inalámbricos con diferentes dispositivos móviles; que considere iniciativas legislativas para aumentar el volumen de cables y cargadores recogidos y reciclados en los Estados miembros de la UE; y que asegure que los consumidores ya no estén obligados a comprar nuevos cargadores con cada nuevo dispositivo. “Las estrategias para disociar la compra de cargadores de la compra de nuevos dispositivos deberían introducirse con una solución de cargador común”, dicen los diputados, subrayando, sin embargo, que “cualquier medida destinada a la disociación debería evitar precios potencialmente más altos para los consumidores”.

Según estimaciones de Naciones Unidas, se generan alrededor de 50 millones de toneladas métricas de desechos electrónicos en todo el mundo por año, con una media de más de 6 kg por persona. En Europa, el total de desechos electrónicos generados en 2016 fue de 12,3 millones de toneladas métricas, lo que equivale a una media de 16,6 kg por habitante. Los cortos ciclos de vida de algunos dispositivos también conducen a un mayor número de desechos electrónicos, señala la resolución.

Apple, en contra

La compañía Apple se mostraba en contra del cargador único hace unos días en un comunicado en el que afirma que "se preocupa profundamente por la experiencia de usuario". La tecnológica asegura que "la regulación que fuerza una conformidad en los tipos de conectores que tienen todos los smartphones ahoga la innovación en vez de favorecerla y perjudicaría al consumidor en Europa y la economía en su conjunto".

En caso de salir adelante la normativa europea, los conectores Lightning que usan muchos productos de Apple (que es un estándar propio) deberían ser sustituidos por un conector tipo puerto USB-C. "Más de mil millones de dispositivos de Apple que se han vendido utilizan un conector Lightning, además de un completo ecosistema de accesorios y fabricantes de dispositivos que utilizan Lightning para servir a nuestros clientes. Esta legislación tendría un impacto negativo directo afectando a millones de dispositivos activos y accesorios utilizados por nuestros clientes europeos, y aún más clientes de Apple alrededor del mundo, creando un volumen de basura electrónica sin precedentes y muchas molestias a los usuarios", continúa el escrito.

Desde la compañía añaden que "la industria ya se está moviendo hacia la utilización del USB-C a través de un conector o cable. Esto incluye el adaptador de red USB-C de Apple, que es compatible con todos los iPhone y iPad. Esta aproximación es más conveniente para los clientes, permite la carga para un amplio abanico de dispositivos electrónicos móviles, fomenta que la gente reutilice su cargador y permite innovar".

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios