Software
Código

La democratización del talento en el desarrollo de software

"La programación trata de aprender a resolver problemas de una manera distinta y multidisciplinar, lo que en edades tempranas es fundamental", asegura Miguel Ángel Fort, director de producto y de negocio de ISDI Coders.

desarrollo, programación, código
Créditos: Kelly Sikkema (Unsplash).

“El sector educativo tradicional está roto”. Así de rotundo se muestra Miguel Ángel Fort, director de producto y de negocio de ISDI Coders, la escuela de programación del grupo ISDI y que comenzó su andadura hace seis años bajo el nombre de Skylab Coders Academy en Barcelona. Ni siquiera valora de forma positiva el reciente anuncio del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de incluir la robótica y la codificación en los programas escolares desde la Educación Infantil hasta la Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO). “Llega tarde”, afirma. “Además, nos hacen entender la programación como si solo fuese ‘picar’ líneas de código. Pero es mucho más, se trata de aprender a resolver problemas de una manera distinta, lo que en edades tempranas es fundamental: cómo relacionas conceptos y sus consecuencias”. En consecuencia, explica, acabamos por ser superados por la tecnología. “No la dominamos, sino que ella lo hace por la sociedad”.

Que no solo hay un camino para resolver un ejercicio lo demuestra el hecho de que por el programa de la escuela pasan multitud de perfiles cuya formación anterior no tiene nada que ver con la informática; desde abogados hasta periodistas pasando por fisioterapeutas. Gente desencantada en sus sectores, dice, que ve que profesionalmente no llega a los objetivos que se había marcado, “que no cuentan con flexibilidad en su día a día y no cuenta con la remuneración merecida”. De hecho, datos de la propia organización ponen de relieve que los salarios de los perfiles junior que saltan al mercado parten de una base de 23.000 euros anuales, más de un 30% por encima de la media en la mayoría de sectores.

Por las aulas de ISDI Coders pasarán unos 200 alumnos durante este año. Una cifra que se antoja corta si la ponemos en perspectiva con la brecha de oferta y demanda actual; según DigitalES –una de las principales del sector TI y de telecomunicaciones en España–, existe una tasa de empleabilidad relevante de 40.000 vacantes en el país en cuanto al desarrollo de software. Se necesitan alrededor de 14.000 analistas y diseñadores, 12.000 programadores multimedia y 8.500 programadores informáticos, entre otros. Y es que, asevera Fort, todas las empresas, independientemente de su sendero de negocio, se encaminan hacia lo digital. “Los CEO del futuro son CTO (Chief Technology Officer, en inglés) reconvertidos. Un director general no se va a poder permitir no poder hablar el mismo idioma de la innovación. Y eso es lo que hacemos nosotros, acercar ese lenguaje”, indica un Fort que se marca, para su escuela, el siguiente objetivo: que los alumnos pasen a ser talento senior y rompan el techo de cristal de la competencia en el mercado. Esto también pasará en las pymes, prosigue, que por tamaño habían acudido a la tendencia de externalizar muchas partes de su negocio y ahora se dan cuenta de que puede ser mucho más rentable crear equipos internos.

 

Miguel Ángel Fort, director de producto y de negocio de ISDI Coders

 

¿Cómo retener el talento?

Las tasas de empleabilidad son tales en el sector que el principal problema al que se enfrenta el talento senior pasa por la competitividad y el trasvase de perfiles entre empresas y países. En esto, asegura Fort, la pandemia de la COVID-19 nos ha traído un golpe de realidad, que es la descentralización del talento. “Ya no solo se compite con empresas españolas, sino con las de todo el mundo. Y ahí países como Estados Unidos o la India que pagan grandes sumas de dinero con las que no podemos competir”. En cualquier caso, cree que los salarios se van a ir adaptando y ajustando a los niveles europeos con la llegada de fondos de inversión. Además, se adaptarán a los costes de vida dependiendo de dónde se localice al trabajador. “Para dar batalla, España tiene que hacer un ejercicio importante de evolución de condiciones fiscales, calidad de vida… Es imprescindible potenciar todo esto”, concluye.



TE PUEDE INTERESAR...

Especial Sanidad

Be Data Ready

Communications Platform for Business

transformación digital Tendencias

Partnerzones



Registro:

Eventos:

 

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research