Tendencias | Noticias | 25 NOV 2020

La digitalización fuerza a las compañías a un entorno 'omnicloud' complejo de gestionar

La digitalización que han asumido las organizaciones como consecuencia de la COVID-19 ha favorecido que la nube continúe su avance. La realidad impuesta por la pandemia ha dibujado un escenario 'omnicloud' repleto de complejidad al que hay que dar respuesta.
evento cloud fernando
Natalia Mosquera

Con este objetivo, arrancó ayer el evento virtual organizado por IDG en colaboración con Commvault, Dell Technologies, Devoteam, IPM, Okta, Uniway, Tableau y VMware. Más de tres horas de jornada en la que especialistas del sector intentaron arrojar luz sobre cómo gestionar toda esta complejidad y en la que directivos de empresas como Amavir, Mazars, Ribera Salud y Sareb compartieron sus experiencias

La orquestación y gestión integrada es uno de los principales retos, tal y como manifiesta el 75% de las empresas de un estudio de IDG Research, seguido de la interoperabilidad, que preocupa a más del 58%. Según Alberto Bellé, analista principal de IDG Research, “las organizaciones buscan un entorno en el que el dato se mueva con libertad y donde los elementos se integren y no funcionen como algo separado”. En este sentido, José Miguel Prada, director de ventas del área de modernización y data warehouse de Devoteam, habló de la importancia de “una estrategia clara desde el top management y la necesidad de hacer un cambio hacia una cultura orientada al dato que evite los silos, facilite la integración y permita explotar todo el potencial”. Según Jesús Goya, ejecutivo de cuentas de Tableau, “es fundamental tener una gestión integral del dato y ayudar a las personas a ver y entender los datos de forma que éstos se conviertan en un elemento clave en todas las decisiones”. Para ello, apuesta, entre otras cosas, por “eliminar las barreras tecnológicas de forma que los usuarios del negocio no sólo consuman información sino que interactúen con la misma”.

 

 

Con el dato como principal activo de la organizaciones, el control y la seguridad de los mismos se convierten en una prioridad máxime en un momento como el actual, en el que el perímetro físico de las organizaciones ha desaparecido. Esto exige, en palabras de Raúl Coria, responsable de producto cloud & workplace de IPM, “abordar la seguridad de forma holística e intrínseca en cualquier servicio del negocio” y “considerar la identidad el usuario como nuevo perímetro de seguridad”, añade Samir Zerizar, Channel Account Manager de Okta para el sur de EMEA. Sobre esta premisa, Zerizar señaló “la necesidad de proteger los accesos para proteger los datos de la empresa, pero siempre desde la experiencia de uso, lo que significa saber balancear entre seguridad y facilidad de uso de modo que el acceso se realice sin fricciones y de forma fácil”. 

 

 

El impulso normativo

La nube demanda todo un nuevo marco normativo, en el que los actores de la industria participan activamente. Jorge Villarino, director de regulación de Vinces, considera positiva esta contribución “cuando las tecnologías evolucionan tan rápidamente” y porque cree que “son los que más pueden aportar para que las normas se hagan bien”. Villarino puso como ejemplo los códigos de conducta, en marcha desde el verano pasado, y destaca el esfuerzo que se está haciendo desde la Unión Europea con “la alianza sobre datos industriales y la nube, en la que uno de los pilares es tener un marco normativo único de la cloud, y el esquema de certificación de ciberseguridad en la nube impulsado por la ENISA que va más allá de las ISO”.

 


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios