Robot
Elon Musk

Elon Musk presenta Optimus, el robot humanoide de Tesla que te ayudará con las tareas domésticas

El multimillonario dio a conocer el prototipo de su nuevo proyecto, un robot que cuenta con inteligencia artificial y un sistema de navegación similar al de sus coches autónomos que pretende vender por menos de 20.000 dólares.

robot tesla optimus
Optimus, el robot humanoide de Tesla.

Los asistentes del evento Tesla's AI Day, que se llevó a cabo la semana pasada en la sede de Palo Alto de la compañía de automóviles, iban con altas expectativas respecto al nuevo proyecto anunciado por el CEO de la empresa, Elon Musk: su robot humanoide Optimus. No obstante, el público se encontró con que el futuro no es tan futurista como lo imaginaba. Optimus, lejos de ser una máquina estilizada parecida a un ser humano, es un robot repleto de cables de movimientos torpes y mecanizados.

Con 57 kilos de peso y una altura de 1,73 metros, Optimus apareció en el escenario caminando (apenas) y saludando con la mano. “El robot puede hacer mucho más de lo que os acabamos de mostrar. No queríamos que se cayera de bruces. Así que ahora os mostraremos algunos videos del robot haciendo un montón de otras cosas”, comentó Musk, quien aseguró que hacer que un robot camine sin caerse es más complicado de lo que parece. “Todavía queda mucho trabajo por hacer para perfeccionar Optimus y probarlo”, admitió.

En el vídeo, se mostraba a Optimus regando plantas, cogiendo piezas en una fábrica y transportando paquetes en un almacén. De esta forma se muestra de cierta forma los usos que Musk tiene pensado para su robot, la de un trabajador que será capaz de realizar labores de forma autónoma o incluso, como comentó el multimillonario, la de un “amigo y compañero”.

Pero aunque Optimus no parezca la encarnación de un robot humanoide como los de la ciencia ficción y no cuente con las capacidades y agilidad de otros prototipos que han presentado compañías como Toyota y Honda, Tesla se ha enfocado en hacer del suyo más “inteligente”. Optimus tiene una placa central con inteligencia artificial y un sistema de navegación similar al que utilizan los coches autónomos de la compañía. Además, cuenta con una batería en el pecho y conectividad inalámbrica, visores y sensores incorporados y puntos de transmisión de fuerza que le permiten levantar objetos y moverlos.

Musk señaló que “se han visto demostraciones de robots humanoides muy impresionantes. Y eso es genial, pero, ¿qué les falta? Les falta un cerebro, no tienen la inteligencia para navegar por el mundo por sí mismos, y también son muy caros y se fabrican en bajo volumen. Mientras que Optimus está diseñado para ser un robot extremadamente capaz, pero hecho en un volumen muy alto, probablemente, en última instancia, millones de unidades y se espera que cueste mucho menos que un coche. Así que yo diría que probablemente menos de 20.000 dólares sería mi conjetura”.

“Con el tiempo podemos tener un tipo de androide como los de las películas de ciencia ficción como Star Trek The Next Generation. Podríamos programar el robot para ser menos robótico, más amigable, para aprender a emular a los seres humanos y sentirse muy natural. Así que a medida que la inteligencia artificial en general mejore, podemos añadir eso al robot y obviamente debería ser capaz de obedecer instrucciones simples, o incluso intuir qué es lo que quieres”, añadió. 

Sin embargo, cuando la realidad se acerca tanto a la ficción, es importante tener resguardos. Musk incluye en Optimus la posibilidad de apagarlo y actualizar su sistema operativo, y así evitar una eventual rebelión de las máquinas al más puro estilo de Terminator o 2001: Una odisea del espacio.



TE PUEDE INTERESAR...

Especial Sanidad

Communications Platform for Business

Gamificación Soluciones

Acelera tu Transformación Digital

Be Data Ready

Metallic

Partnerzones



Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Registro:

Eventos: