Entrevista
Inteligencia artificial
IA
ENTREVISTAS
Gartner
IA generativa
Especial IA ComputerWorld 2023

Merv Adrian (exvicepresidente de Gartner): "La IA trasciende cualquier otro tema de 'software' o TI que yo haya visto"

Quien fue segundo a bordo de la reconocida consultora tecnológica durante 12 años compara el impacto que ha tenido la IA generativa en sólo tres meses con el que generó la Revolución Industrial en tres generaciones.

Merv Adrian, exVP de Gartner y fundador de IT Market Strategy.
Merv Adrian, exVP de Gartner y fundador de IT Market Strategy.

Merv Adrian ha visto de todo en el sector tecnológico. Con unas cuatro décadas trabajando en la industria, Adrian vio la llegada del primer móvil, el asentamiento de internet y la llegada del wifi, la crisis de las puntocom, el nacimiento de los grandes nombres que determinarían los próximos 20 años de la tecnología y la caída de algunos otros. Su experiencia —primero como programador en el Banco de la Reserva Federal de Nueva York y más tarde como vicepresidente de grandes firmas de consultoría y análisis como Giga Information Group (7 años), Forrester Research (5 años) y Gartner (12 años) le ha permitido presenciar toda esta evolución tecnológica desde muy cerca. Por eso sorprende cuando Adrian afirma tajantemente que el auge de la inteligencia artificial (IA) generativa “trasciende cualquier otro tema de software o TI que yo haya visto” y marca un antes y un después en el panorama tecnológico.

En entrevista con ComputerWorld en el marco del evento Cloudera Evolve 2023, el ahora fundador y analista principal de IT Market Strategy reconoce que la que acaba de hacer es una “afirmación muy extrema”, pero se explica. En los 80, cuando trabajaba para el Banco de la Reserva Federal de Nueva York, la llegada de las bases de datos supuso “un cambio muy importante en el mercado y probablemente fue el mayor que habíamos visto, hasta que llegamos a la nube”. Sin embargo, afirma que “nada es tan profundo como la IA generativa y los grandes modelos lingüísticos (LLM). Están cambiando la forma en que pensamos sobre la naturaleza del trabajo en sí”.

Así, explica que lo que antes le tomaba horas y horas de trabajo a los programadores, el que Adrian llama “trabajo de fontanería” y que correspondía al “arnés” o la infraestructura del código, hoy los LLM lo pueden hacer en minutos. “La gente utiliza ChatGPT para escribir el primer 80% de su código”, dice.

La analogía más cercana a esto es la Revolución Industrial, que cambió la forma de trabajar de las personas, las hizo más productivas, creó nuevos modelos organizativos de negocio, creó nuevos modelos financieros, creó patrones sociales diferentes. Cada una de esas cosas puede decirse también de la IA generativa. La diferencia es que algunos de esos efectos tardaron tres generaciones en sentirse en la Revolución Industrial. Nosotros los estamos viendo en tres meses, literalmente. Será extraordinariamente profundo y creo que cambiará el mundo de formas que aún no imaginamos”, sostiene el exvicepresidente de Gartner.

 

"Nada es tan profundo como la IA generativa y los grandes modelos lingüísticos. Está cambiando la forma en que pensamos sobre la naturaleza del trabajo en sí"

 

La IA y la gestión de datos en la nube

En el campo de expertise de Adrian, la economía del dato, la IA ya está mostrando sus efectos. “Automatiza muchas cosas que hoy son manuales y nos permite centrarnos en el valor de formas totalmente nuevas”, explica.

“Incluso con el trabajo que han realizado en los últimos dos o tres años los proveedores de plataformas cloud y los fabricantes de productos que se ejecutan en esas nubes para mejorar la instrumentación y el control, (estas tecnologías) siguen estando en gran medida en manos de personas, aunque la mayor parte sigue reglas muy específicas”, dice Adrian. Y lo seguirá estando, asegura, “pero la diferencia será que el 99% restante estará completamente automatizado y no necesitaremos dedicarles nuestro tiempo”. 

El analista explica que, además, los sistemas que integren la IA serán lo suficientemente inteligentes como para determinar cuándo es necesaria la intervención humana. “Y lo mejor es que sólo será necesario hacerlo una vez, porque una vez que le digamos [al sistema] lo que tiene que hacer, la próxima vez que surja ese problema ya no será una excepción”, concreta. 

 

Aún no hemos visto todos sus efectos

Según Adrian, muchos de los efectos que la IA tendrá en la sociedad y en nuestras vidas aún no han aflorado por completo. En el lado positivo, esta tecnología permitirá “ir tras problemas completamente nuevos, nos meteremos en áreas de investigación nuevas en las que no nos hemos metido, y los resultados serán inesperados”. Si bien es difícil adelantar estos cambios, el experto prevé que gracias a la IA “podremos predecir un mejor diagnóstico en medicina, pero también en los sistemas físicos, la producción de petróleo, la generación eléctrica, etc. Muchos de estos sistemas van a ser más adaptables y mucho más rentables porque los sistemas serán gestionados por otros sistemas en lugar de por personas, de forma más inteligente”.

 

"La IA permitirá ir tras problemas completamente nuevos, nos meteremos en áreas de investigación nuevas y los resultados serán inesperados"

 

Las artes también se verán transformadas por esta tecnología. “Ya lo estamos viendo, por la capacidad de generar cosas que antes requerían una artesanía y una formación extraordinarias. La pintura fotorrealista es una habilidad increíble, pero ¿por qué iba a utilizarla si puedo decirle a una máquina que haga esta parte por mí? Puedo centrarme en la sustancia, no en el proceso”, afirma.

“Pero probablemente el mayor cambio que vamos a tener que afrontar es la fiabilidad de la información”, sentencia. Según Adrian, durante muchos años el estándar para identificar a una inteligencia artificial de un humano era el llamado el Test de Turing, una serie de preguntas que revelaban la verdadera naturaleza del interlocutor. “Eso se está volviendo muy difícil ahora, no está claro hasta qué punto somos capaces de determinar si lo que estamos viendo es, efectivamente, real. Y lo que es peor, no sabemos si podemos suponer que sus motivos son buenos”, alerta. 

Así, continúa, “las noticias falsas van a ser mucho mejores de lo que son y van a ser mucho más difíciles de distinguir de las noticias reales. Eso va a tener impactos cada vez más profundos en la sociedad. Ya vemos que está pasando en muchos países hoy en día, que fundamentalmente los ciudadanos ya no creen en las autoridades. No están seguros de la ciencia, de las cifras del gobierno, y esto va a minar aún más la confianza en esas cosas. Eso es muy peligroso”.

“No creo que sepamos cuál es la respuesta” para enfrentar estos problemas, reconoce Adrian. “Los escritores siempre han escrito sobre estos futuros distópicos, puede que tengan razón. Normalmente aciertan antes que el resto de nosotros, así que puede que nos esperen tiempos realmente difíciles”, advierte.



Webinar ondemand

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 



Registro:

Eventos: