Entrevistas | Vídeos | 26 SEP 2019

"Un banco tiene que seguir siendo un banco"

Miguel Montes, director general del Banco Sabadell y Premio ComputerWorld al Directivo más influyente en Innovación en 2019, desgrana su visión sobre el panorama financiero en plena explosión digital y reflexiona sobre el esencial papel de la tecnología en este sector.
Miguel Montes, director general de Banco Sabadell en Premios ComputerWorld 2019Play

Miguel Montes, director general del Banco Sabadell, ha sido reconocido con el Premio ComputerWorld al Directivo más influyente en Innovación en 2019, un galardón con el que el equipo de redacción de esta publicación pretende poner en valor el esfuerzo de este experimentado profesional al frente del área de Operaciones y Tecnología en la entidad financiera, bajo cuyo paraguas se encuentran otras como Innovación Tecnológica, Recursos Humanos, Servicios Corporativos y el departamento del CIO (TIC).

Montes, máximo responsable del impulso de la modernización tecnológica en Sabadell desde que aterrizó en la compañía en el año 2001, ha realizado una inestimable labor a la hora de integrar otras entidades financieras emblemáticas en el banco, además de aportar una innovadora visión y capacidad de liderar el cambio en un sector tan dinámico como es el mundo de la banca, inmerso en un escenario disruptivo sin precedentes en el que la tecnología, tan unida a este negocio desde sus inicios, está posibilitando, con sus últimos avances, un nuevo marco de relación con el cliente y una mejora significativa de la eficiencia.

Montes fue, de hecho, uno de los primeros CIO en España que logró escalar al máximo nivel corporativo el área de Tecnología. En la actualidad muchas empresas ya son conscientes del importante papel de las TIC y lo digital, pero antes no era algo frecuente. Como explica él mismo a ComputerWorld, “la necesidad hace virtud. La tecnología ha sido crucial para poder entregar los objetivos estratégicos de un crecimiento básicamente inorgánico”. Dicha necesidad, afirma, es la que hizo que las áreas de tecnología de la entidad asumieran un papel que hoy se reivindica en la mayoría del sector bancario y que se trata de ser “precursores de las decisiones que orientaban al negocio. Esto dio al área de Tecnología un papel más central en la conversación estratégica y en el grupo de dirección”, añade.

A pesar de que el rol de la tecnología en el negocio bancario es esencial y ha supuesto un empuje claro para el crecimiento de una entidad como Sabadell y a pesar también de la fiebre generalizada que existe en torno a ‘lo digital’, Montes no duda en afirmar que “un banco tiene que seguir siendo un banco”. Esta máxima, explica, es “una cierta rebelión frente a la idea de que debemos dejar de ser lo que somos y convertirnos en fintechs o startups. No quiere decir que esto no sea meritorio y que yo no valore la aportación de estas entidades, pero el sector debe reivindicar que los bancos somos buenos por ser buenos bancos, no por hacer otra cosa. Somos buenos por ser capaces de integrar las novedades y deberíamos ser un poco mejores deshaciendo algunas cosas que realizamos tradicionalmente, pero nunca debemos dejar de ser lo que somos. Un banco es algo más que prestar servicios. Es reflejar de verdad una actividad regulada, con mucho valor social y clave para el funcionamiento de la economía”. 

"La banca es hoy mejor de lo que era y en el futuro lo será más”

El directivo es consciente del momento complejo que afronta el sector bancario con la entrada de nuevos jugadores como las fintechs o las bigtech con los que se ve, a la vez, obligado a cooperar y competir. “Veo el panorama enriquecedor. Muchas de las aproximaciones de los nuevos entrantes son muy relevantes y nos hacen pensar a los incumbentes qué tendríamos que estar haciendo desde la perspectiva de los clientes y cómo podemos encontrar los pain points que ofrecen nuevas oportunidades  para integrar en la cadena de valor. Esta mentalidad es muy enriquecedora y ya ha sido adaptada por los bancos en mayor o menos medida”.

Montes vislumbra la banca del futuro como una actividad “mejor, más simple, más enfocada a las necesidades de cada uno de los clientes, más accesible, con menos fricción… en definitiva, como ocurre en el resto de servicios que hace posible la tecnología”. El directivo cree que la transformación digital lleva ya mucho recorrido. “Si no está acabada está muy adelantada. La banca es hoy mejor de lo que era y en el futuro lo será más”, sentencia.

 
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios