Inteligencia artificial
IA
Telefónica
IA generativa

Álvarez-Pallete reflexiona sobre la necesidad de un avance humanista en materia de IA

El presidente de Telefónica se suma al freno de la inteligencia artificial con el propósito de determinar “cuáles son los derechos y obligaciones básicas de personas y máquinas en este nuevo mundo”.

pallete
José María Álvarez-Pallete en el MWC 2022 - @Arduino Vannucchi

Pienso, luego existo. Así, resucitando a Descartes, da rienda suelta José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, a una reflexión sobre la necesidad de abogar por un avance humanista en materia de inteligencia artificial (IA). “Vivimos inmersos en la mayor revolución tecnológica de la historia de la humanidad”, asegura el ejecutivo, “y acaba de comenzar”. Mediante las palabras, la correlación de hechos, transita por los últimos avances tecnológicos logrados por el hombre y descifra las claves que nos han traído hasta el escenario actual protagonizado, indiscutiblemente, por la inteligencia artificial.

 

Punto de partida

“La confluencia de una prácticamente ilimitada capacidad de procesamiento y almacenamiento de datos, unos superordenadores terrestres que complementan y superan el poder de la nube, una Web3 que rompe las reglas del juego de la Web2 y descentraliza masivamente el mundo de Internet, abonan el camino para el gran cambio que es la irrupción masiva de la inteligencia artificial. Y con ella, la posible llegada de la denominada inteligencia artificial generativa (AGI)”. Para muchos tecnólogos, dice el responsable de la telco, este es el gran punto de inflexión al que se enfrenta la humanidad. “La AGI es un sistema computacional capaz de generar nuevo conocimiento científico y de realizar cualquier tarea humana. Es imposible determinar el momento en que llegará, pero estamos cerca. Cada vez más cerca”.

 

"La tecnología siempre ha hecho avanzar a la humanidad [...] No todo lo que la tecnología es capaz de hacer es bueno o socialmente aceptable"

 

En este sentido, advierte, “la tecnología siempre ha hecho avanzar a la humanidad. La AGI tiene la capacidad de hacerlo de forma exponencial […], pero no todo lo que la tecnología es capaz de hacer es bueno o socialmente aceptable. De hecho, insiste, “una AGI descontrolada o con afán de poder supone un riesgo existencial”. Por eso, considera, ha llegado el momento de echar el freno: “Ha llegado la hora de parar y pensar como sólo los humanos somos capaces de hacerlo”. Este es el momento de la sociología, la filosofía, la antropología o el derecho. Este es el momento, sobre todo, de las Ciencias Sociales, ha asegurado el ejecutivo. “La tecnología ya está aquí, pero no debemos dejarla sola”.

 

Un nuevo contrato social

Teniendo esto en consideración, el máximo responsable de Telefónica defiende que ha llegado la hora de “redactar un nuevo contrato social” que determine “cuáles son los derechos y obligaciones básicas de personas y máquinas en este nuevo mundo”. De esta manera, a pesar de la posibilidad de que no exista un consenso actual sobre si es necesaria una moratoria o no en el avance de la AGI a nivel mundial, Álvarez-Pallete incide en dar un paso adelante. “Es una cuestión de valores. Debemos poner a las personas en el centro. Los derechos de las personas por encima de cualquier otro criterio”, algo que, dice, “no es así hoy”.

 

"Ha llegado la hora de parar y pensar como sólo los humanos somos capaces de hacerlo. Este es el momento de la sociología, la filosofía, la antropología o el derecho. Le tecnología ya está aquí, pero no debemos dejarla sola"

 

Pienso, luego existo, es una traducción del dicho latín Cogito ergo sum, aunque, para Álvarez-Pallete, la expresión más certera es: Pienso y, por tanto, soy. “Existir no es lo mismo que ser. Las máquinas puede que piensen y puede que existan. Pero el ser humano, porque puede pensar y sentir, es”. “Es el momento de pararse a pensar y a ser. Y eso solo nosotros lo podemos hacer”.



Webinar ondemand

Otros especiales

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 



Registro:

Eventos: